25 jul. 2010

Tiempo de...


Imagen: by_monislawa

Sentís como la proximidad del tiempo te empieza a atar nuevamente a un sucedo que ya transcurrió, que no tiene retroceso, y por sobre todo, que permite destrozarlo una y otra vez... 
Simplemente una fotografía te puede arrastrar a no poder encontrar la razón de una lágrima.

Noches enteras recordando tu voz en la inmensidad de la locura de esta cabeza que aún no descansa en paz,
sueños que parecen tan reales que siento que estás acá conmigo,
juegos mentales en lo que apuesto a todo ... 
Pequeños sentimientos que son... algo que nunca sentí, como un niño con su primer juguete, y aunque cierre los ojos y borre absolutamente todo...
Siguen ahí, puedo buscar cualquier escapatoria, hasta la más perfecta, y no existe.
Simplemente no existe...
He tratado de encontrar una solución a esto que siento, a esto que me carcome con todo su dolor, y corre lentamente por cada vena de mi cuerpo.
Trato de encontrar una respiración lo suficientemente dulce para borrar la agonía de un día alejado de vos...
Aquella noche estaba sentada en el comedor de mi casa, 
leyendo un cuaderno... Viendo la televisión, y no sé que fue lo que específicamente me hizo cerrar los ojos, y retroceder el tiempo...

07:30 hs 1995

Toca la puerta, y sé que es ella, aparece con sus polleras, y sus bolsas. 
Trae facturas para desayunar con nosotras, mi mamá se va a trabajar, y yo me levanto para estar con ella, para reírnos y para sentir como el tiempo se va deteniendo minuto a minuto.
Tan lento que parece retroceder realmente.

18:30 hs 2007

La perspectiva es demasiado diferente, estoy sentada en la camioneta de mi abuelo y mi tío me dice que cuando la vea tenga la fuerza necesaria para no llorar frente a ella, yo realmente no lo escuchaba, pero sabía lo que tenía que hacer...
Subimos las escaleras, fuimos hasta el piso de terapia intensiva, y ahí estaba... 
Acostada con miles de cables y ondas por todo el cuerpo.
Me acerqué por el largo espacio que nos separaba, y me vio, sonrió tiernamente y me dijo... Viniste a verme... 
Es lo que había estado esperando... 
Es lo que precisaba para calmar la aguda cicatriz que se estaba formando concientemente en mi corazón.
Le tomé la mano, le di un beso en su carita, y me senté a su lado.
Mi interior luchaba por no llorar, y por creer que todo pasaría. Que simplemente sería un sueño... un sueño que se había convertido en pesadilla.
Un instante que parecía tan eterno como un siglo sin fin, es lo que se reproducio en mi mente.
Salí y recuerdo como las lágrimas empaparon mi campera, y como mis ojos se convertían un sol rojo.


Me acerqué hasta el retrato de su fotografía, la vi... su rostro en un papel de color.
Cerré los ojos...
Y sentí como su brazo se desplazaba por mi hombro.
Llevé mis manos hasta mi cara, y las apreté fuertemente para evitar llorar, pero no pude...
Y sin mentir...
Juro que la sentí...

Pero es tiempo de que la deje ir...
porque el dolor tiene un corazón humano.

10 comentarios:

  1. Me recordaste a lo que escribi hace poco..."es tiempo de dejarte m orir y es tiempo de que yo me permita vivir"
    Es así...
    No necesitás decir que juras haberla sentido, porque simplemente fue asi, y nada de lo que digas o pase hara que eso que sentiste deje de existir.
    Dolor ante una foto y un recuerdo que nos traslada a momentos mejores, sentimientos fuertes ante cada día que pasa para darnos cuenta de que nada es lo mismo.
    Solo el profundo amor que vive y late en cada fibra de tu cuerpo.
    Muy lindo texto...

    Besos amiga!

    ResponderEliminar
  2. O: tu relato me hizo replantarme si realmnete estoy siendo buena hija-dentro de lo que cabe- con mi madre. Es muy bello como logras transmitir emociones a través de palabras.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Es increible como un pedazo de papel con colores puede producir tantas y tan diversas emociones. Como ayudan al pasado a volver al presente. Triste entrada pero realmente linda(:

    ResponderEliminar
  4. la imagen de ella llena de sondas, me dejo un poco !chof!

    manteniendo el liston tan alto como siempre, totalmente lleno de sentimientos el blog...

    ResponderEliminar
  5. Marina...como llegan tus palabras....sabes casi caen lagrimas en mi....son tus sentimientos de forma pura...
    a mi mas q las fotos las canciones me transportan....
    tal ves sea necesario q la dejes ir....= las personas q amamos nunca la olvidamosss
    ojala superes pronto estas trsitezas
    un abrazo grnade!!!
    David.V.

    ResponderEliminar
  6. Que triste me llego hasta el alma... ojala pudiera evitar pasar por aquel sufrimiento tan funesto.

    Un beso grande!

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Es la perfecta afirmación de que los seres humanos cambiamos o de que las cosas que eran no deben de seguir siendo de la manera que eran antes....

    Yo pensaba que las tristezas del corazón, no eran para nada superables, pero no es así, con un poquito de empeño, ese dolor se vuelve un recuerdo más... y nos ayuda a reabrir las puertas del alma para dejar entrar cosas nuevas y hermosas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Tal vez solo es tiempo de dejar ir el dolor, el sunto es ¿como?...
    Un besaso y que buena historia...

    ResponderEliminar
  10. A veces nuestros sentimientos no dejan que esa persona tan especial para nosotros se marche. Es algo realmente duro. Pero al menos, podemos pensar que tarde o temprano la volveremos a ver.
    Besitos.

    ResponderEliminar