23 jul. 2010

Es momento...


Imagen: by_shapovalov

- ¿Hace cuánto que no sabes nada de tus hermanos?
_Puff... muchísimo hace tanto que no los veo que apenas tengo un recuerdo vago de sus rostros. Sé que nadie conoce lo que pasa por mi cuerpo y mente, y mucho menos deseo que alguien sepa que sucede con mis sentimientos.
- Pero... que alguien conozca tus sentimientos no hace que sea menos de lo que nunca fuiste... Sencillamente, serías un acertijo sin resolución
_ Yo no lo veo así, sé que mis hijas quieren conocerme, sé que solamente conozco a una de ellas en su profundidad, y a pesar de que yo amo a mis otras hijas, no puedo representar el papel de padre en toda su extensión, y eso es lo que más me duele.
- Todos como padres cometemos errores, y de ellos debemos aprender, porque nuestros hijos van a representar lo que nosotros les inculcamos. ¿Te gustaría que el día de mañana tus hijas sean como vos? ... A que ellas quizás con tu ejemplo lo tomen como algo normal... ¿Y tengan los mismos problemas que vos?
_ Eso es lo que más me dolería que ellas no pueden representar su papel como les corresponde, y me lastima en lo más profundo. Porque detrás de cada actitud, hay una historia... Y esta es la mia.
Cuándo mi mamá me dio a luz estaban viviendo en Chile con mi papá, el día del parto mi mamá murió. Mi papá tomó la iniciativa de dejar esas tierras para comenzar de nuevo.
Luego de varios años instalados en Argentina... Mi papá se casó con la hermana de mi mamá, y a pesar de que nunca nos llevamos bien, decidí que lo mejor que podría hacer era... abandonar mi hogar y tomar un rumbo que no conocía, que no deparaba absolutamente nada.
Lo más triste de todo es que en ese momento tenía 11 años...
Recorrí la mayor parte de Argentina, acenté mis primarios conocimientos en sistemas poco reproductivos, pero que me dieron un aliento de vida. 
Tuve una vida lo suficientemente dura para entender el fin de una familia que no existía, donde el amor de mi madre, y de mi padre apenas correspondían, y donde tuve que luchar para afrontar la realidad de la vida.
La crueldad de no conocer a mi madre, ni siquiera, por una fotografía. 
Lo única que mi mente puede reproducir es una imagen que quizás ni se aproxime a lo que fue mi madre. 
A los 32 años conocí a la madre de mis hijas, y fue un cambio rotundo en mi vida. Pero sigo pensando en cada error repetitivo que ocasioné las actitudes de mis hijas, tan similares a las mías...
- Lamento que no nunca hayas conocido a tu mamá, realmente lo lamento muchísimo. ¿Sabés que haría yo?
Simplemente las escucharía, sabemos que a veces las peleas superan cualquier cálculo, pero en lo profundo de tu corazón sabes que una charla profunda y sincera con vos misma, y con ellas, podrán acomodar alguna que otra pieza del rompecabezas. 
No pretendas que una charla sea un disparador para su relación, lleva tiempo, y paciencia.
_ ¿Sabes cuál es mi mayor miedo? No poder expresar cada cosa que tenga en mente, y creo que eso también lo demuestro tanto que una de ellas es tan parecida a mi , que lo más lamentoso es que va a sufrir... tanto o peor que yo...
- Si vos sos consciente de que el paso tiene que darse, que aceptaste cada uno de tus errores, es cuestión de que realmente lo quieras...



Independientemente de las respuestas que pueda tener a lo largo del tiempo, no siempre el momento es el indicado, 
no siempre el dolor es comprendido por los demás, 
no todo lo que se aparenta es realmente así...
Y por sobre todo... Siempre tuve la necesidad de abrazarla... 
Y nunca pude hacerlo.


Quizás este sea el momento...

15 comentarios:

  1. Desgarrador y escalofriante. Me recuerda a pasajes de mi vida familiar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Tiste pero hermoso. La vida de todos no llega a ser facil, no todo llega a ser lindo, y en ciertos momentos sufrimos por nuestros seres queridos.
    Hermoso.
    Besos...

    ResponderEliminar
  3. Vaya, que triste... Por suerte yo no he tenido demasiados problemas familiares, y parece que no, pero eso marcá en tu personalidad, porque tengo amigos que si, y...

    Las ultimas palabras...en efecto, siempre habrá un posible momento para hacer cualquier cosa, y hay que aprovecharlo, porque puede que despues no lo vuelva a haber.

    Sigue así con tus entradas ;D
    Saludos desde mi mundillo jajaja

    ResponderEliminar
  4. Eso es lo que mas miedo me da a mi de la historia de tener hijos, que imiten mi actitud sea como sea... Un texto maravilloso, Marina:)

    Muaaak!

    ResponderEliminar
  5. Un texto precioso, triste pero precioso, se ve reflejado el miedo de muchas personas, de que sus hijos padescan el mismo sufriemiento.
    Me ha encantado esta frase: o siempre el dolor es comprendido por los demás...
    un bss enorme!
    cuidate amiguis!^^

    ResponderEliminar
  6. Quién no ha dicho cuando yo tenga mis hijos no les haré eso.. pero nadie sabe lo que va a pasar.. ser padres o hijo no es ni de cerca una tarea fácil..
    Besitos preciosa, un texto muy lindo!

    ResponderEliminar
  7. Éste es el momento :)

    Me encantaría que subieras fragmentos de otros títulos. De Nicholas Sparks solamente he leído "El cuaderno de Noah", pero he visto algunas de las adaptaciones cinematográficas que han hecho de sus libros como "Mensaje en una botella", "Un paseo para recordar" o "Noches de tormenta".

    Un besito color púrpura

    ResponderEliminar
  8. igualmente el momento lo crea uno..

    ResponderEliminar
  9. Prohíben la entrada a menores de 16 al festival del Xacobeo, en el que va a actuar MUSE y otros 5 grupos más.

    ¿Estás dispuesto a permitirlo? ¿Que antepongan la venta de alcohol en un concierto (al que, si no me equivoco, vas a escuchar y ver música, no a beber) al disfrute de menores de 16 de sus grupos favoritos? Por favor! Hasta dónde vamos a llegar? y no podemos asistir al festival ni acompañados por nuestros padres, a parte de que ya tenemos la entrada comprada.

    Deja tu comentario aquí:
    http://entrepaginasdepapel.blogspot.com/2010/07/el-xacobeo-prohibe-que-los-menores-de.html

    Firmado: Una menor de edad que lucha por sus derechos.

    ResponderEliminar
  10. Siento muchisisisisimo llevar tanto tiempo sin pasarme por aquí... Intentare hacerlo mas a menudo, pero lo tengo dificil.
    Sobre tu texto es conmovedor. Pero hay que aprender a superar tus propios miedos, que nunca haya tenido un ejemplo a seguir no quiere decir q no sepa hacerlo. Pienso que solo con sentarse con ellas y ser totalmente sincero (como lo es con quien habla) todo sería más fácil.
    Un beso enorme :)

    ResponderEliminar
  11. Sin duda: este es el momento.

    ¡Gracias por tan bello latido en mi Blog! Es un honor que me leas. Yo también aquí me quedo.

    Mucha luz :)

    ResponderEliminar
  12. Se sabe cuando es el momento justo para un abrazo?...
    Es tan dificil encontrar la exactitud de un sentimiento y que esto finalmente coincida con la necesidad de quien tenemos enfrente, que no simpre se puede.
    Hay tantas historias que no conocemos detras de ellos que de saberlas a todas, quizas, cambiemos las ideas que tenemos sobre esas personas que, por momentos, con totalmente desconocidas para nuestros ojos.

    Pd: la foto es muy linda, y me hizo acordar a la pelicula El juego del miedo 1, el lugar donde el protagonista esta encerrado...

    Besos Mar!

    ResponderEliminar
  13. Volví porque me olvidé de decirte que me encanta el nuevo banner y los cambios en el blog! Yo sigo buscando la manera de poder poner las plantillas viejas...

    Besos!

    ResponderEliminar
  14. Que triste!
    Mi papá si tuvo una infancia dificil, fueron tres hermanos, su papá y su mamá se peleaban mucho y no tenían mucha plata. Así, su papá se separo de su mamá y se fue a vivir a su lugar de origen: Polonia, y se quedó su mamá con mi papá y mis actuales tíos luchando contra la vida. Mi abuela ( su mamá) tampoco conoció a su madre, porque la abandonó.
    Y si sigo, sería mucho mas largo.
    A veces esas situaciones se reflejan ahora, en el presente. Y otras quizás, contandotelas, dan lástima por aquellos que estan vivos todavía, como mi abuela. Pero nada borra las cicatrices del presente. "Hay que saber leerlas" :P
    Un besote
    Muy buena entrada

    ResponderEliminar