14 jul. 2010

La ilusión de rebeca...


Sábado por la tarde:
¿Mamá, vamos a ir a ver a nuestra abuela no?
Si hija, es lo que hacemos todos los sábados. ¿No? Nos cambiamos y vamos caminando despacito bajo el sol para que los rayos del sol toquen tu carita blanca. ¿Querés?
Que lindo, tenemos que esperar a que el sol salga, porque, veo muchas nubes en el cielo, y si hay nubes en el cielo, no creo que los rayitos del sol, puedan tocar mi carita
Pero igual ma, si no sale el sol, vamos igual, porque tengo muchas ganas de ver a mi abue.
¿La extrañaste mucho no?
Si muchísimo, quiero ir y ver la bailarina. 
Me parece que vos querés ir por la bailarina de vestido verde nada más.
Noooo! yo quiero ir por eso, pero también por mi abuela.

Toma sus manos, y arropa lentamente su peluche, junto con los brazos de su mamá, el camino no es tan pesado, el recuerdo se aproximó a su mente, y a pesar de que ha pasado tanto tiempo. 
Sigue creyendo en sus palabras.


Abuelaaaaaaaaaaaa! te extrañé mucho! ¿Nos estabas esperando? 
Si, salí hace un ratito a la esquina para ver si a lo lejos las podía ver, pero nada. Me ganaron. 
Te preparé algo.
¿Qué me preparaste?
Torta fritas, con leche bien calentita, como te gusta a vos.
¿Abuela puedo ir a tu pieza? Quiero ver la bailarina. (Dio cuerda y empezó a escuchar su cálida melodía, mientras tanto, su abuela, en la cocina, empezaba a preguntarse si podría ser capaz de decirle lo que por tanto tiempo, había querido).

 Se acercó lentamente hasta su habitación, corrió lentamente la puerta hacia el costado, sin que su nieta se percatara, y ahí la vio sentada en su cama, mirando fijamente a su bailarina, con lágrimas en los ojos entró y se sentó a su lado. 
La miró fijamente a los ojos, y con un tierno gesto la abrazó.

¿Abue me prometes que siempre vas a estar conmigo?¿Y que nunca me vas a dejar?
 Porque yo te quiero mucho, y siempre pero siempre te extraño.
Sabes que después de mucho, pero mucho tiempo... ¿Yo ya no voy a estar con vos?
¿Y a donde te vas a ir? ¿Yo puedo ir con vos?
Me voy a ir a un lugar muy bonito que también vas a conocer, pero no ahora, dentro de mucho tiempo.
Aaaa. ¿Y cómo es ese lugar?
Es muy grande, muy esponjoso, hay muchísimos colores. Y por sobre todo mucha tranquilidad.
¿Pero entonces no vas a estar conmigo para siempre?
Hagamos otra promesa.
Si!
Nuestra promesa va a ser que siempre vamos a estar unidas por nuestros corazones.
Y si alguna vez no estoy con vos para poder abrazarte, o para decirte lo mucho que te quiero, siempre pero siempre, voy a estar en tu corazón.

15 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  4. *o*
    Me ha puesto los pelos de punta, ha provocado que una lágrima salga de mis ojos.
    Es una pedazo de entrada, que creo que lucirá entre las mejores que he podido leer :)

    Un besazo Parisino(h)

    ResponderEliminar
  5. No me ha gustado, pq me ha recordado mucho a mi...

    y me ha invadido un sentimiento de tristeza...

    Me pasa igual que al primer parrafo de "Nada más importa..."

    Aunque hay que reconocer, que el texto es genial...

    ResponderEliminar
  6. Admito, se me cayo una lagrima...
    excelente!

    ResponderEliminar
  7. buahhhhh!! sniffff!! es lindísimo y tristísimooooo, voy a acabar con mocos!! es preciosoooo

    ResponderEliminar
  8. MUY TIERNO! Y MUY PARECIDO A LAS HISTORIAS DE LA ABUELA, DE UNA TARDE DE LLUVIA.

    UN BESO GRANDE, TENÉS UN BLOG MUY LINDO! TE ESPERO EN EL MÍO, http://malatendida.blogspot.com :)

    ResponderEliminar
  9. pero que precioso!! me ha encantado, en serio!! es que no se que ponerte para que me entiendas!!
    tienes un talento increible para hacer sentir a las personas como quieres!!
    lo adore, hay la abuelita que tierna, y la nena!! que bonita queriendo estar siempre con la abue...
    estuvo precioso!!
    besotees. miles como siempre

    ResponderEliminar
  10. Creo que no existen palabras para decir lo hermoso que he leido *-*
    La verdad amo lo que escribes y en especial esta historia.
    un beso y mucha suerte! :)

    ResponderEliminar
  11. Que bello lo que escribiste, me hizo recordar que yo le hice prometer a mi abuela que siempre tiene que estar conmigo porq sino esta no puedo continuar.Es verdad que todos tenemos un final pero es cuando comenzamos a crecer que poco a poco comprendemos esa partida.
    creo que la bailarina también las hara estar cerca :)
    beso grande!

    ResponderEliminar
  12. He hecho millones de promesas del tipo "¿Me prometes que siempre vas a estar conmigo y que nunca me vas a dejar?". Pero todo tiene un fin.

    El texto me ha encantado, me ha tocado la fibra sensible ;)

    Un beso enorme!

    ResponderEliminar
  13. Es muy difícil aceptar que nuestros abuelos se van, sobre todo cuando estamos muy unidos a ellos. Utilizamos el argumento de "son ya mayores" o "es mejor que descanse, debido a su enfermedad" :( pero aún así es difícil...

    Genial :)

    besos!

    ResponderEliminar
  14. Es realmente duro asumir que, pese a tenerlos siempre presentes en el recuerdo, las personas que mas queremos siempre se acaban marchando.
    No importa como, no importa cuando.

    Me han emocionado las ultimas palabras de la abuela. Una promesa que ambas podran cumplir:)

    Muaak!

    ResponderEliminar