11 jun. 2010

Hipocresía...


Se conocieron hace más de dos años, dos años llenos de soledad, y dolor.
Él decía quererla, la miraba de esa manera escalofriante que le provocaba que su piel lo desee continuamente.
Ella una chica devastada por el amor, por la desesperación, y con el tiempo. Había dejado de creer en el amor, aquel que rompa su barrera, y su odio hacia él.
El primer beso, fue un beso sin amor (por parte de ella), porque sabía muy en el fondo de su corazón que todo lo que decía, respondía a un hilo de desconfianza, que nunca había sentido. Pero que debía responder.
Ella dejó de hablarle, sabía que todo lo que decían era verdad. Sabía que él, no podía estar solamente con una sola mujer. Le gustaba romper corazones, y mentir hasta el cansancio.

Han pasado dos años desde la última vez que se miraron a los ojos, ha pasado casi el tiempo suficiente como para olvidarlo, y para contar lo que siempre mantuvo en secreto.
Una tarde como la de hoy, ella entró en su habitación para dejar sus cosas, escuchó que una de sus hermanas estaba hablando por el celular, sin decir ni una sola palabra, entró silenciosamente, y acomodo todo en su lugar. 
Se sentó en la cama, y empezó a darse cuenta que esa voz que escuchaba a lo lejos, era MUY similar a la de él. 
Instantáneamente, supo que todo lo que habían pasado, todas las pequeñas risas ... Ya se habían olvidado.

Hace más de dos semanas, quizás casi un mes. Se volvieron a ver, sus cuerpos se empezaron a conocer, sin rozar el límite de lo prohibido, y supo en ese momento que quizás... Él diría la verdad.
Dijo muchas veces que la quería en voz baja rozando su oído, 
dijo muchas veces que el tiempo no le alcanzaba, porque quería pasar mucho más tiempo con ella. 
Le preguntó si quería ser la novia, y ella no supo que decir. Había algo que no tenía sentido, algo que faltaba.


Mientras el sol empezaba a nacer por su ventana, mientras empezaba a recordar aquel sueño que le decía que él sólo era un espejismo de lo que él demostraba supo que todo había terminado. 
Volvió a sentir como su corazón se partía en mil pedazos. 
Supo que unas fotos, unos mensajes de texto, le bastaron para comprender un engaño que supo deslisarze pero no esconderse de los ojos de ella. 


Supo en ese momento que todo lo que había soñado, no era más que un sólo sentimiento. El amor de ella por él.

Y aunque él lo destrozo, aún cree en el amor.



Pd: Estuve desaparecida por varios días, pero he vuelto de nuevo, le pido perdón a todas aquellas personas que dejan su comentario en mi blog y por no responder a ello, pero ya me pondré a día. Espero que ustedes anden muy bien!

13 comentarios:

  1. Lo bueno es que aún apuesta por ese mismo sentimiento que en otro momento la destrozó.
    Y eso, es tener esperanza...
    El resto es un dolor que quedara siempre en la mente, recuerdos que golpearan las puertas del pensamiento cada vez que lo desee...

    Estuve a punto de escribirte un mail, porque ya me preocupaba que no aparecieras tantos días, y al final, esta tarde me fui y no hice tiempo.
    Suerte que volviste.
    También estoy medio alejada de esto...y por momentos quiero dejarlo...
    Pero bueno...
    Es la vida que todos los dias me golpea con algo nuevo...

    Besos!

    ResponderEliminar
  2. tu relato tiene mucho ritmo, al menos, a mí me lo parece :) qué bien que volviste! yo he estado agotándome toda la tarde preparando unas oposiciones que me han dejado el cerebro plano (y no solo el cerebro) pero espero que sea, y lo será, algo puntual :) un beso grande grandísimoooo :))) y feliz findeee :)))

    ResponderEliminar
  3. guau! no lo puedo creer.
    es la primera vez que leo o escucho a alguien decir o pensar lo mismo que pienso yo.
    si ella realmente lo amo como dice el texto, y el la defraudo, no implica que el amor no existe, al contrario, el amor existe y esta dentro de ella. es ella la que tiene esa docilidad de regalar todo ese cariño y pasion a otra persona. el no fue el indicado, en todo caso fallo la punteria, pero no el amor. esta ahi, intecacto, en su naturaleza.

    Un saludo desde la lejania.

    ResponderEliminar
  4. Amiga, no todo el mundo saber ir con la verdad por delante.


    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hay que creer en el amor a pesar de todo, porque no sabes cuando te va a llegar

    ResponderEliminar
  6. Ay Marina, siempre me llega dentro lo que escribes. Creo que tú y yo hemos pasado por situaciones parecidas en la vida, en cuanto al amor, me refiero.
    Lo importante es no dejar nunca de creer en esa magia,a la magia del amor.

    ResponderEliminar
  7. Mientras el sol empezaba a nacer por su ventana, mientras empezaba a recordar aquel sueño que le decía que él sólo era un espejismo de lo que él demostraba supo que todo había terminado.
    Volvió a sentir como su corazón se partía en mil pedazos.
    Supo que unas fotos, unos mensajes de texto, le bastaron para comprender un engaño que supo deslisarze pero no esconderse de los ojos de ella.

    Adoro esta parte :)

    Precioso!

    ResponderEliminar
  8. marina..aun cree en el amor???
    me hice un nuevo blogs..estas invitada a mi nueva casa…..la temática es similar solo un nuevo nombre…el otro blogs no existe mas…kariños David.V.

    ResponderEliminar
  9. Muy lindo... lo mejor es que aun creas en el amor, que a pesar de las experiencias vividas, puedas seguir creyendo en que algo nuevo llegara que ilumine tu vida, que no te hundas en un abismo pensando que las cosas ya no tienen remedio. Yo sigo creyendo en el amor, el problema es que solo creo en el amor que puedo sentir por el en vez de un nuevo amor.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Nunca hay que dejar de creer en el amor :)

    Un muá color púrpura

    ResponderEliminar
  11. El amor llega en el momento mas inesperado, si lo dejas pasar quien sabe si lo vuelvas a encontrar.
    Me encanto como siempre jejeje

    ResponderEliminar
  12. I like your blog !!
    do not miss my goods , they are very beautiful !!
    Fashion watches
    Discount watches
    Antique pocket watches

    ResponderEliminar