15 jun. 2010

Instantes perdidos



Un instante perdido en la inmensidad de la profundidad de su mentira.
Vió que se fue de su lado, ella sin decir ni una sola palabra tomó su cartera, se levantó lentamente de la silla, y se dirigió en camino contrario a la salida.
El día era sumamente lluvioso, los amaneceres tristes como una lágrima perdida en el sufrimiento de la debastación,
como un invierno sin frio... Y como un cuerpo sin corazón.
Caminó hasta darse cuenta que no sabía donde estaba, se encontraba perdida, tan perdida que no supo que hacer.
Se secó las pocas lágrimas que rozaron sus mejillas y supo en ese momento, que todo lo que quería... se le había escapado de las manos, suepo que todo lo que tenía lo había perdido...

Recuperar el tiempo, es como querer recuperar el aliento en el último minuto... Un minuto que no se recupera.
Recuperar las sonrisas, es como querer recuperar la sensación de sentirte plena, cuándo no lo és...
Recuperar el tiempo perdido, es como retroceder algo que nunca se hará realidad...
Recuperar las horas perdidas, es como morir en el intento...
Recuperar las palabras olvidadas cuándo una memoria apenas puede saber como se llama, es como estar hundida en el mar, tratando siempre de sobrevivir en una última respiración desesperada...
Recuperar las palabras olvidadas, es como sentirte perdida en uno mismo,
recuperar el sol que ilumina cada día, es como recuperar sus ojos.
Recuperar un instante perdido, es como recuperar algo que se tuvo, se pierde, y nunca más se recupera.


En ese momento, su paso... era muy lento, tan lento, que se derrumbó en medio de la plaza, la lluvia empapó su cara junto con sus lágrimas, sus rodillas tocaron el piso rocoso del fuerte impacto que provocó su caida, lentamente miró a su alrededor. 
No vió a nadie más que a ella misma, no vió un alma caminante en medio de semejante tormenta.
Llevó sus manos a su cara, intentó frenar de cualquier manera sus lágrimas, pero no pudo.
Intentó mentirse una vez más... Pero supo que todo lo que había escondido, se resumió a ese instante perdido.


Lo había perdido. Había perdido el amor de su padre.

15 comentarios:

  1. Qué triste.. como duele cuando eso pasa.. linda entrada!

    ResponderEliminar
  2. muchas gracias por tu cariño :)) te lo agradezco muchomucho :)) un abrazo enoooormeeee :)) triste y bonita a un tiempo tu texto! me ha recordado a una escena preciosa de la película de el piano :))

    ResponderEliminar
  3. texto muy bello pero triste, Siempre terminamos perdiendo todo

    ResponderEliminar
  4. Marina...holas es triste tu entrada logras transmitir la profundidad de tu sentimiento en estas palabras..es la eterna lucha por el amor de tu padre...
    un beso grandeee
    David.V.

    ResponderEliminar
  5. Como me identifica cada letra de tu escrito...
    Es asi, tal cual describis cada uno de los sentimientos, cada desilusion perdida y todos los momentos olvidados...
    En el instante donde la verdad se entiende, es cuando finalmente se acepta lo que es el presente.
    Se puede escapar a infinidad de cosas, menos a cada una de las cosas que hemos perdido.
    Eso, nos acompaña por y para siempre...


    Pd: no he podido conectarme estos dias, pero mañana casi seguro que puedo...
    Para que hablemos...

    Ya extrañana demasiado leerte...

    Felicitaciones por tus 300 seguidores!

    Un beso enorme!

    ResponderEliminar
  6. Qué triste sentimiento Marina.. Logras transmitir todo, absolutamente todo el sentimiento. Lo haces genial!
    Un besito..

    ResponderEliminar
  7. Quizás es mejor empezar de nuevo que recuperar del pasado :)

    Un besito color púrpura y gracias

    * Siempre hay que empezar de nuevo :)

    ResponderEliminar
  8. Que triste entrada, es mejor empezar todo de vuelta... pero es tan cierto, cuando perdés algo a veces tenes chances de volver atras... y otras... ya está, lo perdiste..
    Un besito

    ResponderEliminar
  9. Pero, pero...¿volverá a recuperarlo? :(

    ResponderEliminar
  10. El amor de un padre siempre está ahí aunque no se vea...

    ResponderEliminar
  11. Jolin es precioso pero super triste a la vez :'(
    Un beso muy grande!

    ResponderEliminar
  12. Es tristísmo, como debe ser la pérdida de seres queridos, el padre, la madre, los hermanos, los buenos amigos, etc.. Para ser honesta, en la primera parte me acordé de Gustavo Seratti, en su pérdida de instantes, en lo que me enoja que seres creativos pasen por eso, siento que es una pérdida grande.

    Linda foto y rica reflexión.

    ResponderEliminar
  13. hola!!bueno, sin palabras!!!
    bueno, si dos:
    ME ENCANTO!!!!
    muy bonito, con mucho sentimiento...
    besitos

    ResponderEliminar