8 may. 2010

Un camino



¿Qué podría ocultar esa mirada?
¿Qué sentimiento se perfora en el alma?
¿Qué dolor impregnó el corazón?
¿Nunca sentistes como las cuchillas tocaban lentamente tu corazón (metafóricamente), y despertaste preguntándote que estabas haciendo con tu vida?



Ese es el punto. El punto por el que debemos comenzar a hondear en las profundidades de la mente, el corazón y el alma. 
Son presagios que se ocultan a los ojos de los demás, sentimientos que se compenetran con las palabras, con los hechos, y por sobre todo... Con nosotros mismos, somos los que forjamos nuestros propios sentimientos, somos los que impulsamos nuestro paso acelerado, y a veces lento.
Pero no somos, los culpables de nuestras lágrimas, quizás lo sean los otros. Pero echar la culpa es fácil, hasta que te das cuenta que la culpa parte de nuestro ser, de nuestra forma de actuar.
Nadie es perfecto, nadie está preparado para perder a alguien para toda tu vida, 
sabiendo que no hay marcha a atrás...
¿Cómo pudieras ser el retroceso si no existe?


¿Cuántas veces quisimos retroceder el reloj?
Yo... Más de una vez... 
¿Cuántas veces te sentistes perdida en un callejón sin salida?
¿Cuántas veces sentistes que te faltaba el aire?
¿Cuántas veces sentistes un nudo en la garganta?
¿Cuántas veces llorastes escondida y en silencio para que nadie te escuchara?


Si hay una cosa que nunca he conocido no sé que será, tampoco quiero reconocerlo.
Hay un miedo dentro de mi misma, que no me deja descansar en paz y no encuentro el porqué... 
Y tampoco lo entiendo, es como estar perdida sin estarlo. Es como encontrarse en un camino sin reconocerlo. 
Es como la vida, no sabemos lo que nos espera, pero sí sabemos cuál es nuestro camino.






¿Vos sabes cuál es el tuyo?

18 comentarios:

  1. Yo prefiero no saberlo, las sorpresas las llevo mejor que los planes. Muás.

    ResponderEliminar
  2. Creo que tampoco lo sé. Creo que hay que caminar, el camino lo hacés caminando.

    Me gusta como escribís, tenés una manera de llegar, que hizo que sintiera muchas de esas emociones que nombras.

    Un beso, y un placer leerte.

    ResponderEliminar
  3. Yo creo que uno no sigue un camino, sino que forma el suyo poco a poco :)

    ResponderEliminar
  4. Mi camino no esta trazado como yo quisiera pero si se a donde me dirijo y se hasta donde deseo llegar... El pasado muerto esta y es mejor no remover sentimientos!!

    besos linda:)

    ResponderEliminar
  5. no sé cual será el camino, pero sí con quien quiero caminar :) un biquiño muy grandeee :))) muásssssss!!!

    ResponderEliminar
  6. Yo también estoy perdida sin estarlo. Ojalá alguien me prestara un mapa...

    Un besito de ensueño =)

    ResponderEliminar
  7. No, aún no... y cómo cuesta saber dónde buscar
    Y sí, he querido muchas veces devolver el reloj, pero al final te das cuenta de que por algo pasan las cosas...
    :)

    Cariñoss!

    ResponderEliminar
  8. Yo no busco un camino qué seguir. No me gusta la incertidumbre esa de observar cómo todo se va construyendo y yo no puedo hacer nada para acelerar, detener o impedir el proceso.
    Prefiero ser artífice, motivo y razón misma que me lleve a crear mi propio camino. Despacio, para que no se me atragante nada.

    Los sentimientos que nos arropan a veces sólo consiguen arañarnos la piel. Y a veces la culpa es sólo nuestra, por darles demasiada importancia o por restarles toda la que tienen.
    Y sí, luego echamos la culpa, lo que no nos hace sentir mejor, precisamente.

    Yo no me entiendo. No sé responder a las preguntas que me planteo y eso es frustrante, pero soy totalmente consciente de que nadie las responderá por mi. Que mi camino es mío y que nadie va a ir enlosándomelo para que no me duelan las plantas de los pies si piso alguna piedra.

    No sé cuál será mi camino... si sé que depende de mi ^^

    Gracias por tu gran comentario ^^ y no te disculpes, me gustan más cuando llevan contenido.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. alguna vez escribi en un texto, la respuesta creo yo, a tu pregunta.
    "aunque no tengo marcha atras, llevo el retovisor igual"
    a pesar de no poder volver el tiempo atras, somos lo que vivimos. ese paquete de gomitas surtidas, de recuerdos abollados, es lo que hoy nos tiñe el pelo, no expresa la mirada.

    un saludo en la lejania.

    ResponderEliminar
  10. Simplemente las cosas pasan porque tienen que pasar. Si no cometemos errores no aprenderiamos el valor de las cosas, de la vida.

    :)

    ResponderEliminar
  11. Desconozco mi camino, Marina. Pero sé que lo trazaré yo misma :) he respondido que sí a todas tus preguntas, he sentido todo eso. Yo creo que nuestras lágrimas no vienen sólo por culpa de otros, ni nuestra. Creo que esla combinación entre los demás y nuestro propio ser.

    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  12. Date la vuelta y verás las pisadas y todo lo que caminaste.

    ResponderEliminar
  13. Mi camino es un secreto hasta para mí. Y eso lo hace emocionante y aterrador a la vez.

    Sólo sé que me iré. No pienso vivir mucho tiempo en un mismo lugar, ni aunque pierda el corazón.

    ResponderEliminar
  14. ¿Cuántas veces quisimos retroceder el reloj?
    Yo... Más de una vez... (y yo unas tantas como tu, amiga...)

    ¿Cuántas veces te sentistes perdida en un callejón sin salida? (demasiadas que hasta perdi la cuenta)

    ¿Cuántas veces sentistes que te faltaba el aire? (cuando todo se derrumbaba a mi alrededor)

    ¿Cuántas veces sentistes un nudo en la garganta? (cuando dejé que mis gritos se silenciaran)

    ¿Cuántas veces llorastes escondida y en silencio para que nadie te escuchara? (he construido un mar con esas lagrimas, imagina entonces cuantas!)

    Como ves con mis respuestas, No tengo certeza alguna de cual es mi camino... Y lo poco transitado no ha sido muy bonito.

    Pero no me rindo. Sigo caminando, aun sin rumbo, sigo luchando por mi misma =)
    haz lo mismo que yo y verás que te gratificará el sentimiento que eso produce!


    Por cierto, gracias por el premio...lo que no he comprendido ( y por eso aun no lo subo en una entrada) es que si son los 4 que aparecen en tu entrada o alguno en particular...
    Me avisas cuando puedas!


    Besos =)

    ResponderEliminar
  15. La vida es un camino lleno de sorpresas,
    reflexivo y buen texto, la imagen muy bonita,
    ha sido un placer pasar a leerte.
    que tengas una feliz semana.

    ResponderEliminar
  16. La vida está hecha para vivirla, no para pensar "¿y si...?" no podemos pasarnos los días pensando en que ojalá pudiéramos retroceder el tiempo y modificar nuestros errores, porque sino, no aprenderíamos de ellos.
    Saber cual es tu camino ya es un primer paso, ahora solo toca seguirlo :)

    ¡un beso!

    ResponderEliminar
  17. Es el camino quien hace al caminante o el caminante elige su camino? Los calzados pueden cambiarse, el empedrado puede variar entre adoquines bien formados o ripio desacomodado. La existencia fuerza a la realidad, a la consecuencia. Y cuando llegamos a ese punto interno, a la verdadera esencia es cuando podemos darnos por satisfecho. Ya nada puede dudarse. Nada queda fuera de contemplación. Somos parte de un gran todo, y somos tan importante como cada parte de ese todo. Ese todo que esta en constante movimiento, en constante dirección circular. Si actuamos con benevolencia, si sembramos bondad, debemos estar seguros que a la vuelta nos nutre enriquecida.
    Gracias por le escrito…

    ResponderEliminar
  18. No, la verdad que no.
    Y no creo que eso algun dia, pueda cambiar...

    Besos amiga!

    ResponderEliminar