6 may. 2010

Se puede decir...




¿Cómo podría empezar a describir todo lo que he sentido estos últimos días?
¿Con verdades o con la mismísima mentira?
Se puede empezar a describir sentimientos enredando palabras coherentes con palabras sin sentido.
Se puede empezar a describir una cosa en particular, y terminar con algo muy distinto (aunque nadie se percate de eso).
Se puede decir que algún día llorastes de la emoción (cuando en realidad lo hicistes por la absurda e incoherente tristeza).
Podría decir miles de cosas, pero solamente me interesa una…
¿Por qué volvió?
Para mí ya se había terminado absolutamente todo. Y creía que para él también (me equivoqué).
Me pregunta constantemente si lo quiero más que antes, y no puedo contestarle con la verdad…
Me reprocha constantemente mi forma de ser, lógicamente algo de mí le molesta, pero no tiene el valor de decirlo… Y ahora no comprendo el porqué o el qué de la molestia.
Lo asfixia constantemente y llegué a entender que la soledad de mis palabras y la falta de verdad y coordinación entre ellas, lo detienen…
No cree que aún lo sigo “queriendo”.
¿Es ilógico no?
¿Incoherente?
¿O real?
¿Cómo se tiene el valor de decirle a alguien que no lo querés como el día de ayer?
Soy una gran contractura de hilos conductores que conllevan un doble sentido en todos los aspectos, trato de llegar al punto máximo, osea, a hacerlo enojar, (aunque sepa que dentro de unos días reciba un mensaje de texto), y trato de entender porque vuelve…
Hay dos alternativas:
Se siente solo, y no puede estar en plena soledad. (Algo muy común de los hombres).
O realmente me quiere… (Cosa que dudo completamente).
Entre tristes palabras que escucho constantemente,
Entre tantos recuerdos que parecen quitarme el aliento
Entre tantas cosas que tendría que haber dicho,
Entre tantas palabras cordialmente mentirosas…
Sólo una es verdadera…
Este minuto que ya pasó mientras mis manos me permiten escribir estas palabras que salen de mi mente, ya es reconocido como pasado…
Este preciso momento… Es presente…
Y mañana no sé que pasará.


Es posible entender algo así?
Para mi no lo es…
¿Por qué?
Porque sigo esperando inconcientemente que aparezca por mi puerta, que me abrase, y que me diga que todo lo que pasó sólo fue un mal sueño…

Pero no volverá, no volverá. ¿Y quién mi quita este dolor? Nadie. 





Somos más que un simple recuerdo, somos más que sentimientos, somos más que un par de momentos...
Somos personas comunes y corrientes, que lo único que quieren es encontrar el verdadero amor, aquel que logre paralizar el momento, la circunstancia, el dolor, y olvidar el recuerdo que habita en la estación del olvido...

15 comentarios:

  1. Si, al final no somos más que eso.
    Personas.
    Se busca el amor como el sentimiento en si?
    Como una manera de conocernos a nosotros mismo?
    O como la manera de entender las verdades de la vida de otra manera?

    Creo que lo buscamos por el solo hecho de que es absolutamente necesario.
    Es una sensacion de libertad inmensa.
    Una sinceridad extrema.
    Una forma de saber que somos aceptados y que representamos algo importante para otra persona.
    A veces, llega despues de sufiri mucho, otras, cuando menos lo esperamos.
    Pero lo seguro es que llega.
    Aún nsin saber cuando.
    Y tal vez, eso sea lo que lo haga tan especial y unico.

    Un beso enorme!

    Pd: lo que escribiste n mi blog, de que la foto tambien hace al ecrito, te digo que coincido totalmente!

    ResponderEliminar
  2. qué hermoso lo que has escrito :) yo quiero creer que te quiere, un beso muy fuerte!!! :)

    ResponderEliminar
  3. Sueña tal vez como el amor, el mar que mece los restos de maderos, donde los náufragos encuentran el ultimo suspiro de agónica salvación. Los sentimientos amorosos no se llevan muy bien con los miedos, que ponen barrera a las libertades, que despiertan a los que con los sueños juegan. Y el tiempo es el arma principal de esos miedos, que confunden con disparos de pasados y futuros, dando muerte al verdadero ahora. A modo de consejo, no mires los antes ni desees los luegos, dedícate profundamente al infinito de tu presente, para nutrirlo de alegría y contagiar con ello. Seguramente el amor será cómplice y se unirá pleno, sin dudas ni desconsuelos.
    Tarea difícil, pero digna de intento. Gracias por el escrito.

    ResponderEliminar
  4. Un texto simplemente precioso, nunca se puede saber si se ama de verdad, eso solo se sabe con el paso del tiempo, aunq a veces el tiempo resulta doloroso.
    me a encantado la frase de la letra mas pequeña

    ResponderEliminar
  5. El amor verdadero es lo más buscado en las tiendas hoy en dia, pero, aunque nos cueste reconocerlo, ultimamente, es lo más escaso =S

    Besos desde Francia!

    ResponderEliminar
  6. El pasado remoto y el pasado reciente. Las cosas que vuelven de uno y de otro atentan contra nuestra volátil percepción y nuestras raídas ganas de olvidar.
    Cada segundo es pasado, el presente, va pasando tan rápido que en un simple parpadeo todo puede haber cambiado... El problema es que no va así, y apenas somos conscientes de que puede pasar cuando pasa realmente.

    Igual el amor. Va y viene, con sus recuerdos y sus lastimeros momentos, pasados, presentes y futuros. Y nos exige fuerza, paciencia y tiempo... mucho tiempo. Que pasará sin que ocurra nada o pasando de todo. Incoherente. Todo en sí. Parece no tener relación... pero alguna habrá, o eso pretendo creer.

    Si sus palabras te hieren, vuelve el rostro. Si tu corazón no quiere irse, abraza un sentimiento nuevo, no te limites sólo a aferrarte al que recuerdas... todo cambia, siempre. Poco o mucho. Lo hace. Renovarlo es bueno, así araña menos al sacarlo.

    Las personas comunes a veces son las más complejas ^^ Aquellos que buscan el amor y se pierden de camino... ellos aprenden a ser fuertes antes de los que dan vueltas rezando porque no venga nunca...

    Eres como una canción. Recuerda que el tono de la melodía depende del oyente y que al oírte a ti misma puede difuminarse la voz real. Recuerda todo lo que vales.

    Me emocionaste de nuevo ^^

    Un beso grande, muy grande

    ResponderEliminar
  7. Me gustó mucho tu entrada.
    La gente es egoísta por naturaleza, y siempre quiere lo que es mñas difícil de conseguir sin darse cuenta, o en el peor de los casos sin que le importe, que pueda hacer daño a su alrededor.
    No pienses si las cosas son lógicas o no. A veces, la única respuesta a algunas preguntas es, precisamente, que no tiene respuesta.

    Un besito de ensueño =)

    ResponderEliminar
  8. El final es completamnte cierto,desde la letra negrita a la chiquita.
    Solo queremos sentirnos amados para olvidar el dolor y volver a desepcionarnos.
    Un beso
    Suerte :)

    ResponderEliminar
  9. supongo q nadie quita el dolor, nadie quita la duda, ni la confusión...

    al final acabamos aceptado q el pasado siempre sera pasado...

    ResponderEliminar
  10. Siempre me gustó tu manera de contar las cosas, con tanto sentimiento, con todos los pies en la tierra!
    No sabría decirte cual es la razón por la cual ha vuelto, vienen van vuelven y se van, toda la vida y siempre será así!
    Besitoos!

    ResponderEliminar
  11. ¿Realmente crees que no volverá? No lo creas. Cuando menos te lo esperas aparece de nuevo. Quizás deberías creerle.. no sé. Yo solo te digo que mi historia acabó hace dos años y él todavía vuelve..
    Suerte!

    ResponderEliminar
  12. Es la realidad cuando se termina todo! Buena entrada :) me gusta leerte cada vez mas...te invito a mi blog.

    ResponderEliminar
  13. Decir que estará ahí, a la vuelta de la esquina, no es algo que pueda hacer, porque soy la primera en pensar que ese tipo de cosas no suceden.

    Pero, ¿sabes? a veces me equivoco.

    ResponderEliminar
  14. La soledad es una patada en la boca del estómago.

    Saludos y un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  15. Marina, muchas muchísimas gracias! :) no he podido entrar al blog en toda la semana y me he perdido muchas historias tuyas! voy a leérmelas todas! gracias otra vez! un beso muy grande!

    ResponderEliminar