10 may. 2010

Impotencia


 Imagen: by_aimeelikestotakepics

¿Cuánto dolor ocultan tus ojos?
Porque a pesar de ese sentimiento siempre el dolor se impone sobre la "felicidad".
Porque cuando la equilibración se encuentra en pleno desarrollo un punto débil se rompe y estalla en mil pedazos.
Y no fui capaz de secar mis lágrimas ni mucho menos fui capaz de decirle que siempre fue así y nunca se dió cuenta del daño que ocasionan sus actitudes...
¿Cómo se hace para ocultar este dolor?
Mi vida NO se resume a tener las mejores ropas ni adquirir la mayor cantidad de dinero, pasa por otra cosa.
Siempre tuvo como eje central a su hija predilecta y yo... fui una más del montón.
Como dijo él... No somos sus hijas...
Pero... ¿Sabes que es lo que más me duele?



Que todo el odio que me transportó a la realidad segui tan intacta como ayer...
Y ayer es igual que hoy...

15 comentarios:

  1. NO se si el texto es autobiografico o no... pero mucho animo, y bueno, supongo q es bueno q traspases el daño a espacios en blanco como este... desahoga...

    Muakssssssssssssssssssss de los grandes!

    ResponderEliminar
  2. ocultar el dolor lleva a una vida que pareciera ser perfecta, hasta que inesperadamente y sin nadie comprender por que, uno se da la cabeza contra la pared, explota todos los globos, apaga las luces y da por terminada la fiesta.
    muy buena la imagen.
    un saludo desde la lejania.

    ResponderEliminar
  3. Aunque estes en el cuadrito de seguidores tus comentarios los aprecio mucho y tu blog es una de mis rincones favoritos. Me parecio rarisimo cuando puse las fotitos la marina que me sigue y siempre pense que eras vos, no tenia tu fotito, y tarde en entender que pasaba. Me sorprendio mucho. Que raro que no te deje, probamos mañana en todo caso.
    Un gran saludo en la lejania, amiga.

    ResponderEliminar
  4. el odio no nos sirve para nada, pero la tristeza hay que intentar vencerla, pero de otra forma, no con odio, si no, se volvería en algo peor :) yo recuerdo un día hace ya años que hacía muchísimo que no llovía, y cuando descargó la primera tormenta, todos íbamos felices por la calle sonriendo y pensando, diciendo, sintiendo, sonriendo... llueve :) un biquiño muy grande :)))
    ...muy triste lo que cuentas, muacssss!

    ResponderEliminar
  5. tienes razón, el dolor siempre domina sobre la felicidad, porq la felicidad nos hace debiles, en esos pequeños efimeros moemntos q dura
    un texto muy triste!
    Fuerza, q aunq la distancia nos separe, q sepas q tienes una amiga!
    un bss!*

    ResponderEliminar
  6. La impotencia nos hace crecer o reducir nuestro estómago al tamaño de un guisante.
    Depende de la persona, de las fuerzas, y de las ganas.

    El dolor ayuda o te mata. Ayuda a que reconozcas la felicidad antes que nadie. También de hace ser más exigente.
    Las sonrisas son más sinceras, eso sí, cuando aprendes a sonreír.
    Las palabras hirientes se clavan como chinchetas, lo sé, lo he sentido.

    No ocultes el dolor. No dejes que te domine. ¿Sabes cuál es la diferencia? Tu fuerza es distinta. Tus palabras tienen fuerza y sentimientos.
    Haces sentir y pensar, y creer, y soñar y darse cuenta de la realidad que otros viven.

    Y mientras que muchos no podrán cambiar ni su ayer ni su ahora, tú sí.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. impotencia... buf debe ser de las peores sensaciones...
    pues esa peli que me dices me suena si, creo que si la vi, la verdad que muchas de ese estilo así que no me extraña que las confunda xD
    tu foto me gusta, transmite tranquilidad, quizá es eso lo que necesitas, dejar de pensar en todo aunque sea por un momento, salir a tomar aire y empezar otra vez :)

    ResponderEliminar
  8. Empezó a perder la estabilidad de su cuerpo, por el gran consumo de drogas.
    En un momento ella misma se vio tirada en el piso, con los ojos negros por el efecto del maquillaje corrido.
    Alzó su vista y gritó frente al espejo... Esto no es a causa del consumo de drogas. ¿No te das cuenta que no aguanto más esta situación?
    Se levantó lentamente, se miró por última vez al espejo, tomó la fuerza necesaria y suficiente para destrozarlo de un golpe.

    Salió corriendo de su habitación instantáneamente con las manos ensangrentadas, respiro por última vez… Y escribió en un papel.

    “Es lo mejor para los dos, no soporto tu muerte, y no tengo porqué soportarlo, hay una salida rápida para esta situación, escapar…”

    Porque estando aquí, todo me recuerda a ti, y eso es lo que precisamente no quiero…



    Perdón…



    Historias perdidas

    en el tiempo.

    ResponderEliminar
  9. Justamente hace unos dias tambien escribi un texto y lo titule como el tuyo...
    Osea que es un sentimiento que conozco, y que esta dentro de mi todo el tiempo...


    Pd: la nueva historia me gusta mucho. Es distinta a la anterior, pero el cambio es muy bueno.
    Me encanto!

    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Marina..q triste son tus palabras....el mejor deseo, un abrazo creo q seria lo mejor aunque es virtual..
    gracias por tus consejos...
    David.V.

    ResponderEliminar
  11. No sé si describes una situación personal (me da la sensación siempre de que sí) pero si es así muchísimo ánimo, y como tu dijiste ayer: Un abrazo de oso!! :)

    ResponderEliminar
  12. El dolor duele más si se oculta. Pero no vamos a permitirle a nadie creer que somos débiles por sufrir.

    Porque, en realidad, somos valientes por sufrir.

    ResponderEliminar
  13. Cuando la impotencia y el dolor se alian... malo.
    Con la impotencia solo queda gritar, llorar de rabia, e intentar soportarlo lo mejor posible. El dolor es distinto. Intenta sacarlo fuera de ti y alejarlo lo máximo posible, que sufra él! :)

    Un beso enorme

    ResponderEliminar