29 sept. 2009

Mis últimas palabras

Ella confió en palabras absurdas dichas al azar,
creyó que su corazón no le mentía,
que al final del camino todas las palabras dichas... Se sumergirían en mentes olvidadas.
Pude pronunciar mis últimas palabras
y haber creído que todo sería olvidado.
Pero no lo olvido, y jamás lo haré.
Los sueños no son dominados, y nunca lo dominaré.

Se convirtió en un momento perdido.

4 comentarios:

  1. No se puede dominar los sueños, pero sí aprender de todos ellos. Muás!

    ResponderEliminar
  2. Los sueños dominar no se puede, pero como bien dice Hollie A. Deschanel sí se puede aprender de ellos.


    cuidate :D

    ResponderEliminar
  3. La palabra dio origen a un abismo donde la realidad
    Los anhelos y las esperanzas se perdieron en
    Un montón de letras que carecen de sentido
    Las letras en un montón de símbolos que no significan nada
    Y los sentimientos quedaron refugiados en la nada
    Momentos en que quiero desaparecer
    Momentos en que seria mejor perderte
    En ese laberinto de letras que deja
    Siempre agotado…
    (hay días que siento el deseo de
    lee más que de escribir)
    imagino tu postura al escribir demasiado cómoda
    demasiado lejos y la pluma demasiado inclinada

    ResponderEliminar
  4. Las palabras, esas enemigas eternas que nos unen a las personas y que nos hacen gritar rabia cuando no tenemos nada que decir... de que hablamos?. Sin palabras.... quizás, sarcasmo. :)

    ResponderEliminar