27 sept. 2009


Y si yo solía decir que nada me importaba. Era mentira,
cuándo lo veía alejarse en esas calles sucias, llena de piedras, árboles que sobraban, y él se escondia con su paso detrás de ellos.
Era verdad, mi mentira era verdad. Sólo quería estar sola, él no me entendía, no lo necesitaba.
Cuándo regresó me engaño, lo extrañé, lo olvidé, lo necesité. Y no le importó.
Hoy esa misma niña, camina por las calles, observando, creyendo que él volverá, que su promesa era verdadera, que todo lo que dijo así lo sintió.
Ella creyó tener control sobre la situación, y nunca lo tuvo...
Ella creyó que sería capaz de esperarlo...
Han pasado 1 año y 9 meses, de aquel día que él le juro que volvería a ver sus lindos ojos, su linda sonrisa, sus lindas anécdotas, sus linda forma de hablar (que sólo lo fue junto a él). Se cansó de esperarlo...
Los miles de kilómetros apagaron sus sueños del ayer,
sus cartas escritas, para cuándo él pisara suelo marplatense...
Para cuándo él la viera...
Para decir lo que nunca se dijo...[...]

Los amores de verano que aún pertenercen a un presente y un futuro incierto...

7 comentarios:

  1. visitar tu blog es un gusto casi sexual, tus palabras llenas de cotidianidad pero con la poca premura de parecérsele las hace inigualables

    ResponderEliminar
  2. Hola querida Marina:
    Muchas gracias por tu comentario, de verdad, aunque creo que me queda un poco grande. Siento haber tardado tanto en comentarte, pero el instituto me tiene absorvido.
    Me encantan tus relatos, pues son a la vez sentimentales y frescos y muy concisos.
    Me gusta como escribes, espero leerte pronto. Un beso:
    DCAC

    ResponderEliminar
  3. ola marina gracias por los ánimos tu siempre tan linda jeje... espero que tu te encuentres bien y quiero hacerte una pregunta espero y me puedas ayudar como siempre... si te has dado cuenta en mi blog en las imagenes que he subido tienen un como tachesito del lado derecho tu sabes como suedo hacer para que no se vean a si? espero y me puedas ayudar grax y de nuevo tu tmb suerte..*

    ResponderEliminar
  4. ¿Cuánta pasión más puedes derrochar?
    ¿Cuántas lagrimas faltan por caer?
    Si cuando entro a tu blog el mundo deja de girar
    Y las cosas que me rodean se convierten en secundarias
    Solo una ventana que habla de ti
    (Papel que abandonó su lugar)
    Anheló de felicidad que estalla y aflora con fuerza
    que se pierde en la oscuridad
    Fantasías y sueños vertidos a fuerza de reflexionar…

    Hoy camino por la calle mirando la tarde
    Que esta por convertirse en noche
    Deseando encontrar un lugar que me permita
    Pensar, marioneta que se canso de
    Bailar, se sienta a ver otra obra
    Se sienta a escuchar….

    ResponderEliminar
  5. aveces el tiempo no es un aliado gratificante y es cuando debemos empezar a considerar al olvido como un nuevo amigo.

    un abrazo de muchos colores (:

    ResponderEliminar
  6. lo bueno es que seguis esperando mas....tenes q seguir con tu camino....vos sos la q importa...y nadie mas!


    Bsos!

    ResponderEliminar