19 ago. 2009


Al final... Nunca lo voy a terminar de entender...
No sé porque espere que me diga algo, que nunca ha pronunciado.
Que nunca ha sentido.
Sólo era un juego, uno más...
Los sentimientos, no cuentan...
Le diría todo lo que le tengo que decir,
pero ... ¿Para qué?.
Si cuando le dije que lo extrañaba, que nunca lo abandonaría...
Me dijo que me quería mucho, que soy importante para él.
Pero hoy, no me conoce, no me reconoce, no le intereso.
Lo lamento, me cansé de todo...
Este día estuve esperando... Que me escriba, quería verlo, necesito verlo...
Se ha vuelto hasta una obseción.
Le dije, todo va a cambiar... Y es exactamente lo que esta pasando.
Tengo miedo de que nunca más vuelva a ver sus ojos,
tengo miedo de no volver a abrazarlo.

Se ha convertido... En un deseo imposible.

2 comentarios:

  1. u.u me paso lo mismo hace un tiempo, pero en fin, hay gente qe no vale la pena :)
    cuidate mucho

    ResponderEliminar
  2. La vida duele a veces pero es mejor pensar en que además de lo que lastima hay momentos,maneras y personas que permiten escapar del sentimiento de pesar.Tu arte es un ejemplo,estoy seguro.Un abrazo del tamaño adecuado y muchas gracias por pasar por el blog!

    ResponderEliminar