26 jul. 2009




Simpre soñé ser la dueña de tus sueños, aquellos que sólo contigo, podrían ser reales.
Cuando aquello que tanto había querido, despareció.
Él murió, en mis tontos sueños, que esperan verlo llegar.
Aquel circo que me hicistes vivir.
No se volverá a repetir.



Donde los sueños se hacen realidad.
Donde las fantasías, comienzan a cumplirse...
Donde los sentimientos, son únicos.
Donde las sensaciones, no mueren.
Donde los pensamientos, son solo eso... Pensamientos.
Donde los recuerdos, mueren en mi maleta.

1 comentario: