22 ene. 2012


Podría recordar cada pequeña arruga de su rostro, puedo sentir el calor de sus manos en las mías, y rememoro casi con lágrimas en los ojos nuestra última charla.
Aún así, quisiera hablar de ella sin llorar, pero no puedo. 
Hoy, temprano me levanté con la sensación de estar perdida en mis pensamientos, calculando el tiempo adecuado para llegar a aquel lugar tranquilo en el que está, y al llegar a ese lugar, puedo sentir como mi corazón se empieza a paralizarse, y las lágrimas sucumben al sentimiento.
Dentro de un mes, maso menos se van a cumplir cinco años, y en este momento me tiembla todo el cuerpo, mis ojos comienzan a llenarse de lágrimas, pero no lo puedo evitar.
No te voy a olvidar nunca, pero necesito ayuda
Necesito sentirme querida, necesito pensar en algo más, necesito hacer algo por MÍ, necesito que alguien confié en mí.

La tristeza mira hacia atras...
La preocupación mira alrededor...
La depresión mira hacia abajo... Pero la FE ... La fe mira hacia arriba.


6 comentarios:

  1. Mucho animo pequeña escritora!
    Perder a alguien duele pero no olvides que nunca estas sola que ella sigue ahi aunque de manera diferente!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Estoy segura de que estará súper orgulloso/a de ti :)

    ResponderEliminar
  3. Puedo imaginar tu tristeza y digo "imaginar" por que ni el mas cercano a ti sentirá nunca lo mismo que tu,
    Pero también miro que tienes mucha fortaleza y eso te bastara para estar bien :)

    Hay algo que me encanto y creo que recordare estas palabras:
    La tristeza mira hacia atras...
    La preocupación mira alrededor...
    La depresión mira hacia abajo... Pero la FE ... La fe mira hacia arriba.

    Y recuerda que siempre estará contigo mientras la mantengas en tu corazon, donde menos esperes encontraras eso que tanto anhelas, te deseo lo mejor:)

    ResponderEliminar
  4. Estuve leyendo tus antiguas entradas y me pareces muy sensible, de verdad que sabes expresarte con mucho sentimiento. Te sigo. :)
    Me encuentras en http//desvariosdelmasaca.blogspot.com/ Recién estoy empezando.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. ... Mira hacia adentro de tu cuerpo, siéntelo como late más allá de todo pensamiento, preocupación, tristeza. Haz caso omiso a tu mente, y a los reflejos ilusorios que salen de ella queriendo arrastrarte a los lugares más densos de la creación. Deja ya de alimentarte del pasado, no lo alimentes más, pensando y demás. Presencia el milagro y la vida de estar viva. Siente, precenciando la magía de los movimientos únicos: tus dedos cuando escribes, cuando te desplazas por la tierra sintiendo las plantas de los pies en contacto con el suelo; cuando veas todo y respires los olores del día, de la mañana, de los atardeceres y de los semejantes que se están cruzando y se crucen en tu vida, y escucha los sonidos de tu alrededor... Siente tu cuerpo y nada más. Sin pensar en nada, con la atención presente en la presencia de tu cuerpo y del momento.

    No mires hacia arriba ni hacia abajo, ni hacia atrás, ni hacia a tu alrededor...
    El "cielo" de mil colores está en la gracia de la vida, de estar vivos, de ser vida. No está en la tristeza, ni en el recuerdo. ¡Tú sabes donde está!
    La Fe es vida, y la vida es presente...
    Y la Vida mira ahora en éste instante que terminas de leer...

    ResponderEliminar
  6. (,y cuando escuches los sonidos a tu alrededor) por (,y escucha los sonidos de tu alrededor)

    ResponderEliminar