10 abr. 2011

Cenizas.

Ayer mientras las horas nos acompañaban en el trabajo revivió muchas historias que yo desconocía. 
A veces lo más importante está en las pequeñas cosas.
"Todos los veranos nos íbamos a Loberia con tu mamá, la casa de tu bisabuela es como la que vemos en las películas, enorme, con grandes ventanales donde la luz no escapa de nuestra mirada. 
Todas las mañanas nos levantábamos con tu bisabuelo, y nos íbamos a la panadería, como a tu bisabuela le molestaba el desorden, nos sentábamos en una plaza, recuerdo específicamente un tobogán naranja donde me sentaba a comer una torta negra con él.
Las historias de amor terminan por muchas cosas, pero su historia de amor, fue como una escena tomada de una obra de teatro dramática, donde el protagonista después de la muerte de su hijo, toma la pistola y termina con su vida...
Sus ojos se comenzaron a empañar, sus palabras apenas las podía escuchar, reconocía el sabor de la amargura en sus labios. 
Y sin decir ni una sola palabra, supo que las heridas son complejas, que no se borran...
Se pregunta por jaló el gatillo."


Nunca podré sentir su aroma al abrazarlo,sus manos rozando las mías al tomarlas para caminar juntos. 
No existe mayor amor que el le demostró a ella, en cada pequeño detalle, en cada palabra, en cada gesto... Y en su manera infinita al observarla, conservando la esencia de aquella primera vez que se vieron...
Lo único que te pido, es una pequeña cosa, no permitas que los recuerdos se borren, porque eso es algo que no soportaría.


Todo gran amor deja secuelas, como las cenizas de aquel amor que murió el 30 de julio.

20 comentarios:

  1. que triste :| lamentablemente todo siempre llega a su final U.U pero mientras aun perdura, prefiero no pensar en eso...

    ResponderEliminar
  2. Muchisimas gracias por tu estupendo comentario. Me alegro mucho que te haya gustado el relato, sinceramente, ha sido el que mas me ha costado escribir... Un besazo!

    ResponderEliminar
  3. Hermoso! realmente hermoso y triste a la vez!
    asi es, no olvides jamas los recuerdos, porque cada vez que vengan a tu memoria reviviras lo mas bello que puedas recordar, entonces pasara las veces que lo necesites.!
    Cariños

    ResponderEliminar
  4. Trsite el final, pero hermosa historia. El amor perdurará. Que andes bien! saludos ;) te sigo.

    ResponderEliminar
  5. Increíble!!!

    Las simples cosas
    Los pequeños detalles
    Lo es todo...
    Lo que nos hace sentir
    Tan grandes acariciándonos el Alma
    Demostrándonos a cada instante
    Que vale la pena el Amor...

    Te envío mi abrazo.
    Dani..

    ResponderEliminar
  6. Creo -y sólo creo-, que puedo garantizarle -después de tantos años de vida- que los recuerdos no se borran, por más que uno haga por no traerlos a la mente, y que todo gran amor, deja secuelas.

    El Profesor

    ResponderEliminar
  7. Hermoso pero como han dicho trsite, real a la vez muy dramatico... Me encanta la forma en la que describes cada situacion...FeLicidadesssss !!! : )

    Besos!!

    ResponderEliminar
  8. Hola guapa, un placer regresar a tu hermosa casa, un lujazo estar aquí, muy agradecido, buen lunes lunero, gracias, besos de salero..

    ResponderEliminar
  9. Increíble. Y por qué no me sale ninguna palabra que añadir. Hay sentimientos que no se pueden describir, como tu texto :)

    ResponderEliminar
  10. vaya historia,triste final,pero siempre vivira en el recuerdo ahi no muere...feliz semana!

    ResponderEliminar
  11. Boita historia amiga, pero al final el tiempo es capaz de borrarlo todo, hasta lo que no debería!! Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  12. Me encantó, un poco triste, pero bastante cierto!

    ResponderEliminar
  13. que lindo ♥
    cambie el url del blog, ahora es: smileforthephoto.blogspot.com
    un beso ♥

    ResponderEliminar
  14. Buenos y apreciados recuerdos aunque no suelan aparentar lo mismo.

    ResponderEliminar
  15. sencillamente.. GENIAL!
    es tan sumamente cierto.. que hasta me ha dado escalofrios.. !
    un besazoo cariñooo!

    ResponderEliminar
  16. Y todo el que ha amado tiene una cicatriz ...
    Qué cierto y qué bonito aunque triste.
    Un besito

    ResponderEliminar
  17. Muy nostálgico y triste, pero hermoso!

    ResponderEliminar
  18. la vida hecha es la memoria de cosas bellas y tristes,no recordarlas es como negar nuestra huella.
    Hay historias que no terminan bien pero siempre desues del tiempo nos dejan un dulce sabor en la boca.

    Un abrazo

    ResponderEliminar