8 ago. 2010

Como una película. Cap 1



Imagen: by_ninish

Suelo ser un tanto asquerosa cuándo me conocen, 
un tanto... Fribola, y disfruto de ello. Todos dicen que mi forma de actuar tiene un sentido común. Nunca me enamoré y es en lo único que acertaron, pero no tienen derecho de hablar de mí, no me conocen, y por lo tanto, el derecho queda sentenciado.
¿Cuándo ocurrió todo?
¿Cuándo cambié de esta manera?
Aún lo tengo escrito en cada parte de mi cuerpo, aunque cada noche lloro al apoyar lentamente mi cabeza en la almohada, llevo mis manos hacia mi cara y trato de secar rápidamente mis lágrimas para que no dejen rastro alguno de lo sucedido.
Me tapo lentamente y revivo una y otra vez todo lo que sucedió.




Un mediodía ordinario como todos, una circunstancia que la mayoría desearía vivir, y yo con la maldita costumbre de llegar tarde al primer día de Jardín, si... Soy residente del Jardín 917 de la cuidad de Mar del plata, tenía unos 30 minutos de viaje en colectivo, pero sin deseo de comprender porque me tendría que estar ocurriendo esto. Terminó por suceder.
Bastaban un par de minutos para llegar a la puerta del Jardín y se pueden imaginar los nervios normales del primer día, tantos años destinados al estudio, y se resume en mi residencia; y el incansable sermón de tener una buena relación con la maestra de la sala, con los directivos,  y mi vestimenta (todo un tema).
Estaba a dos cuadras del establecimiento, y de re ojo veo que atrás mio venía caminando al mismo ritmo que yo un hombre de unos 30 años por su voz (con el celular pegado al pecho), fumaba demasiado; seguí atenta a la lista de reproducción de mi celular, necesitaba escuchar un tema en particular, uno que terminara de amortiguar mis nervios incontrolables... Nightwish: The phantom of opera live.
Faltaba un metro exacto para que me mano toque el timbre del jardín, y siento un terrible golpe en mis piernas...
Segundos después: Este mismo hombre que venía tras de mí, estaba arriba mio, mirándome sin poder quitar sus ojos de mi cara.
¡Te podés quitar de encima mio, por favor! Realmente sos un desubicado mira como estoy, toda sucia por tu maldito celular, seguramente no estabas atento a que estaba adelante tuyo, y me llevaste por delante. Y más encima mi primer día de Jardín mira como me dejaste; mas vale que vayas moviendo tu cuerpo de encima del mio antes de que te golpee la cara.
- Tranquilízate un poco, ya mismo te ayudo a levantarte.
No necesito nada de vos. ¡Idiota! No te quiero ver ni un sólo minuto más acá. Seguí tu camino, y para la próxima trata de poner más atención ¿Si? Porque no sos el único en este mundo. ¡ Imbécil!
-¿Sabes una cosa? Por más que me estés maltratando de esta manera, me encanta tu carácter. Dice mucho de vos. Es lo que me gusta en una mujer, y aunque hayas quedado de esa manera por culpa mia, estas hermosa. Espero que no vuelva a ocurrir esto.
No va a volver a ocurrir, porque no nos vamos a volver a a ver... ¡POR SUERTE!
-Estás equivocada. 
Soy el director del Jardín, y quieras o no, me vas a tener que ver, durante... dos meses casi... ¿No? 
Un gusto Débora, soy Aaron. 

18 comentarios:

  1. Quien pudiera imaginarlo, ojala continue la historia me ha dejado atrapada.
    Un Beso.
    Suerte.

    ResponderEliminar
  2. Jajajajaja :)
    Tengo ganas de seguir leyendo ;)
    Me encantó!

    ResponderEliminar
  3. Es un placer pasar a leer tus excelentes textos.

    Deseo tengas una feliz semana.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Que nombre? Mar del que? quizas estemos cerca, yo soy de una ciudad llamada Santa María de los Buenos Aires, te suena? Tambien le baten Ciudad Autonoma de Buenos Aires, jeje.

    ResponderEliminar
  5. Noooooooo... buenisimo!!!!! quiero capitulo 2 ya!!!!!

    ResponderEliminar
  6. Suelo ser igual de bríbola que tú o quizás peor... pero no siempre me pasa, es sólo con algunas personas sin embargo siempre termino cediendo.
    Cariños

    ResponderEliminar
  7. WOW y resultó ser el director, que coincidencia. Me sentí un poquito identificada con su descripción por así decirlo. Y sí, nadie tiene el derecho de juzgarte sin conocerte, pero el mundo es así. Espero leer el próximo capítulo ^^

    Oh, puse de nuevo los seguidores, ya puedes seguirme si quieres :)

    ResponderEliminar
  8. Jajajaja que linda historia!
    Me identifico con la reaccion de Debora!
    Pero bueno, tendra que acostumbrarse, ya que va a tener que seguir viendolo.

    Por lo que veo te decidiste por el cambio en el blog y quedo muy lindo! Desde la plantilla hasta el resto de los cambios en los textos. Me gusta!
    Yo todavia no me deciddo, le cambie el fondo por el negro, pero sigue sin gustarme...
    Mucha suerte en tus finales y cuando nos encontremos seguro tendre novedades sobre un libro que estoy tratando de conseguir y del cual quiero contarte porque se que seguro te va a gustar...

    Besos!

    ResponderEliminar
  9. me ha fasinado el tema de la historia
    seguire complacido leyendo :B

    saludos

    ResponderEliminar
  10. Muy bueno!
    ya quiero ver el cap 2 :D
    Un beso Marina, mucha suerte!!

    ResponderEliminar
  11. Oh dios! xD
    No imaginé que fuera él en todo el relato..!!

    ResponderEliminar
  12. Jaja me había imaginado que era el director o algo por el estilo!

    me gusta me gusta :)

    ResponderEliminar
  13. Madre mía, que corte le tuvo que dar a Débora. xD
    Me gusta la historia ;)
    Un saludo.
    (http://estaesmividaaceptala.blogspot.com)

    ResponderEliminar
  14. Que bueno, me encanta, espero que publiques más capitulos!
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  15. Uff, vaya comienzo! Y más con el director... Aunque algo me dice que esto va a dar un giro algo inesperado ;) Tengo ganas de seguir leyendo!
    Me identifico con la reacción de Débora.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  16. hola, gracias por compartir esta belleza,te encontré en un blogg común, si te gusta la poesía te invito al mio,será un placer, es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    muchas gracias, buena tarde, besos

    ResponderEliminar