11 jul. 2010

Enfermedades del alma...

Imagen: by_Khomenko

Sentís como el tiempo se va apoderando de cada segundo que transita lentamente en cada rincón de tu habitación.
A pesar de que siempre permanezcas en la misma posición de no contar o decir absolutamente nada, sé que es lo que te sucede. Sé cuáles son las cosas que pasan por tu mente. Y si nunca dije nada, es porque necesito que te des cuenta, que todo lo que sucede es para que crezcas, madures, y sepas que siempre te voy a querer...
3 años atrás...

Todo lo que ha pasado desde que tengo memoria, no es nada hermoso, ni mucho menos, alegre. Siendo tan pequeñita ya comprendía cuáles eran los dolores más fuertes del alma.
Llegué a inundarme en mis propias lágrimas, y aunque supe que nunca lograría lo que realmente quería, todo se redujo a la nada misma, a esa sensación de compenetrar el tiempo pasado con el tiempo presente. Y saber que entre esas dos combinaciones no existe nada. 
Mis días eran sumamente tristes, me la pasaba con los ojos hinchados de tanto llorar. 
Recordaba y sentía como las palabras me iban abandonando, no podía decir nada. 
La lluvia mojó mi cara y acompañadas con lágrimas fue una combinación  casi falta, las calles desoladas, las caras de extraños, perdidos en la inmensidad de la cuidad.
A pesar de que hay cosas que se me escapan de las manos, no todo lo malo me derrumbó me hizo más fuerte.
Perdí tiempo en personas que no lo merecían, 
deambulaba sola sin saber a donde iba,
perdí lo que más quería,
sentí como los demás de burlaban de mí, 
cómo nunca mis palabras fueron escuchadas.
Hasta que sin esperarlo, algo en mí cambió, pude ver que a pesar de todo, las enfermedades del alma no son tan fuertes, porque yo soy más fuerte que ellas, y aunque no sepa si volveré a caer.
Aprendí a saber caer, de qué manera caer, y cómo levantarme.

Sé que mi hija es fuerte y aunque nunca supo todo lo que pensaba hoy lo sabe, sé que cada vez que lloraba era porque no soportaba las cargas que llevaba en su espalda.
Nunca fui una persona que pudiera expresar mis sentimientos, crecí en una familia armada por conceptos no acertados, a los 11 años tuve que trabajar para mantener esa familia, que hoy me dio la espalda.
Hoy somos grandes y no pretendo justificarme, solamente sé que sos mi hija, y a pesar de que no cumplí bien mi rol de padre, sé que me queres, de una manera muy distinta a la que esperábamos, no todo es lo que pensamos, aprendí que cada error que cometemos no es más que un miedo mayor del que debemos aprender sin miedo al perdón.
Y por sobre todo a comprender que todo lo que pasa, es para aprender del otro, y para ser lo que nunca debemos pasar...
Sé que no somos los mejores amigos, sé que no podemos conocer de la manera que pretendemos, pero el tiempo ayudará a que todo pase para que podamos reanudar nuestro verdadero vínculo,ese que se rompió, pero que hoy... 
Se reanuda para no volver a romperse.


Quiero pensar que es lo que siente...

11 comentarios:

  1. mi hizo llorar ;(
    Disculpa por entrometerme.. pero, hey! porque no escribes quien eres ahora? :)
    aqui hay mucho del ayer, de seguro es dificil, pero creo que aun esa puerta esta abierta y el hoy solo se asoma por la ventana :/
    Un beso y chica mucha suerte!!

    ResponderEliminar
  2. MUY BUENO LO QUE ESCIBISTE...
    Y TE RE LLEGA...
    SUERTE Y BESITOS!! :)

    ResponderEliminar
  3. :) qué hermoso texto!! Pensar que todo nos ayuda a crecer es positivo, lo complicaooo al menos para mí es sentirlo:) pero también me gusta pensar así:) a mí también me gustan las sidecar, aunque las motos y la velocidad sin la seguridad de tres o cinco puertas no sé no sé:)) pero son muy chulas:)) un besoteeee enorme!! Y feliz comienzo de semana:)))

    ResponderEliminar
  4. y si, se debe sentir lindo que un padre te hable asi, despues de tantas cosas.
    algunos ya sabemos que estas palabras jamas nos llegaran. no porque ya no este entre nosotros, sino porque el eligio apartarse.

    Este texto me toca distinto a todos los demas.

    un saludo desde la lejania mar!

    ResponderEliminar
  5. Es mejor aprender estas cosas tarde que nunca...
    Realmente me gusta tu manera de transmitir tus pensamientos.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Tu blog esta siempre tan lleno de sentimientos, sentimientos desnudos y eso me gusta.

    Preciosas disculpas de un padre.

    ResponderEliminar
  7. Gracias por comentar a pesar de mi ausencia :)
    Ha sido muy buena idea ponerte en su lugar, e intentar comprender.. sobre todo si eso te devuelve la esperanza :)

    besos!

    ResponderEliminar
  8. El paso del tiempo nos maneja y mueve de mil formas distintas.
    Unos abandonan sus habituales caminos y avanzan por senderos pobremente iluminados de dudas y de errores que no sabemos cómo reparar.
    Otros deciden intentar sanar heridas antiguas, cambiar y fortalecer los vínculos que lograron deshacerse...

    Pero todos aprendemos a levantarnos tras cada caída. Tardemos más o menos, precisemos o no de ayuda... todos lo acabamos entendiendo: la vida es subir y bajar. Equivocarse e intentar arreglarlo. Caer e intentar aferrarnos a lo que tenemos o nos queda para elevarnos de nuevo.

    Se me escurrieron las lágrimas... Yo también deambulaba sin saber qué camino escoger.
    Me equivoqué. Y ahora, oscuridad.

    Gracias Marina ^^
    Un beso y hermosas líneas

    ResponderEliminar
  9. Ojalá consigan reanudar la relación :(

    Un besito color púrpura

    ResponderEliminar
  10. Nunca sabrás que es lo que siente, solo podrás imaginarlo y a partir de eso armarte una imagen sobre él.
    Nunca llegamos a conocerlo como es en realidad, y no se el porque. Solo que se arman armaduras al rededor nuestro y no las podemos traspasar. Es como algun tipo de escudo que interponemos para que nunca lleguemos hasta la profundidad.
    No es como lo que podemos conocer de un amigo o de alguien que conocemos de diferente forma, porque las relaciones son muy distintas.
    Pero hay que tratar de mirarlos bien, para sabe quien y como es el, y de que manera nos ve a nosotros.
    Muy dificil, pero yo lo creo asi.

    Besos amiga!

    ResponderEliminar