20 may. 2010

Dont cry


 Imagen: by_ godinc

¿Cuándo terminarás por darte cuenta que la realidad está frente a ti que nada se modifica, solo transcurre?
Si es así, es como un camino labrado de mil razones que pretenden ser... Pero no lo son, son sensaciones que perduran con el tiempo, es una oración que transcurre del corazón escrita por una mano que transcribe lo que la mente dicta
Son momentos que se volvieron inolvidables, son circunstancias que son escritas, y tienen un final inesperado. Un final que desconocemos.
¿La vida es así?
Mmm, a veces creo que los caminos los labramos nosotros mismos, o otras veces creo que ese camino ya estaba hecho para ser recorridos por nosotros mismos, nosotros somos los que nos topamos con ese trayecto. O más bien... El camino nos eligió a nosotros.
Es así como yo lo conocí, es como conocí el dolor, y llego a creer que el dolor me buscó me encontró y me hundió.
Más allá de los resultados y de la culminación del latido de su corazón. 
Todo se redujo a la nada misma. Esa nada que a veces no entendía hoy no es más que un silencio rotundo y temedor... 
¿Cómo podes recordar sin sentir dolor?
¿Cómo se logra escapar del sentimiento de soledad?
¿Cómo le explicas al corazón que no la vas a volver a ver?
¿Cómo te explicas a vos misma que todo acabó?
¿Cómo?
Fueron tantas las preguntas que recorrieron mi mente en ese momento, que no podía coordinar ninguna palabra, no podía dejar de llorar, me derrumbé sin pensarlo, y fue en ese momento en que me di cuenta que no había marcha a atrás, no fui consciente de que no volvería a abrir sus ojos,
no volvería a verme a través de mis ojos.
No la volvería a escuchar NUNCA MÁS.
Esa palabra mortificó mi alma en vida y no sé si HOY la sigue mortificando...

3 Años atrás:
La respiración era muy agitada, se podía palpar como el corazón se paraba milésimas de segundos; la tenía frente a sus ojos, la miraba insensantemente: No quería olvidar sus ojos. Creía que con los años su imagen mental no volvería a existir... Sólo las fotografías serían un recuerdo vivo de lo que fue.
Las horas transcurridas dentro de la clínica parecían años. 
Sus ojos eran tristes, tan tristes como una noche sin estrellas y sin luna. Una noche sin sentimiento, una noche de desolación. 
Su caminar era muy lento, su sonrisa de había desdibujado de su cara, sus palabras no tenían sentido, su mente... No quería aceptar la realidad (que creía lejana).
Hasta que ella despertó, y supo en ese momento que se estaba despidiendo... Tan solo lo sintió muy adentro, aunque nunca lo quiso aceptar...
Una parte de su corazón murió cuándo escucho esas palabras que no puede decir, y que nunca dirá.
Tan sólo el recuerdo sigue vivo en su corazón.
Tan vivo, que a veces siente volver a tenerla frente a si misma.


Hoy:
El sol parece más firme, la luna parece más grande, el cielo parece más vivo. Pero mi corazón sigue tan muerto como ayer... Y aunque quisiera mentir, no puedo, no quiero, y no debo.
Ese dolor es insoportable, y aunque llore cada vez que la recuerdo, sé que buscar una solución no es la respuesta.
Yo la tengo...



Gracias por no dejarme caer, y por cuidarme. Te quiero muchísimo, y te extraño de una manera insensante
Sólo te pido una cosa, dejame llorar...










El concurso sigue su trayecto! Todavía estás a tiempo de mandar tu escrito. Bases del concurso

13 comentarios:

  1. Cuando alguien se va el dolor es insoportable, pero seguro que está en un buen lugar, y no querrá verte llorar, es lógico.. pero seguro que lo entiende.
    Mucho ánimo!!

    ResponderEliminar
  2. La ultima frase...Me encanta!

    Besazos!

    ResponderEliminar
  3. Cuánta tristeza la del relato! A veces llorar es bueno, pero mucho mucho no conduce a ninguna parte, aunque bueno, si se llora, lo que menos importa es ir a algún sitio:) yo creo que también le diría que no llorase:) besos y sonrisas, además de los abrazos son milagrosos para las lágrimas:)
    sí me anima mucho participar en tu concurso y como aun hay días, lo haré, estoy un poco liada con trabajos y no trabajos:)) estos días, pero la semana que viene, el relato y la programación de las opos son mis objetivos:)) moitos biquiñosssss:))))

    ResponderEliminar
  4. cuanta fuerza que hay en este blog!
    se escribe desde el corazon, sin dudas. Menudo desahogo.
    Un calido saludo desde la lejania.

    ResponderEliminar
  5. marina...son muy tristes tus palabras pero con muchisimo sentimiento... llora siempre q sea necesario...pero no te olvides de vivir y seguir tu camino..
    un Beso
    David.V.

    ResponderEliminar
  6. Recorde mi despedida...
    La que aun no llega, o mas bien, la que se perdio en el precios momento en que debia presentarse...
    Me quedo con una parte que me hizo llorar...
    dijiste "su caminar era lento..."
    Y recorde que desde quese lo llevaron por ultima vez a la clinica...no lo vi caminar nunca más...

    Pero es como vos tambien decis...
    de la manera que puede, siguen con nosotros...


    Un beso enorme!

    Pd: si!!! ya habías leído algo commo eso al blog!!! Y tengo otro que me hizo llorar mucho cuando lo escribía... Ya lo voy a subir!!

    ResponderEliminar
  7. Las depedidas siempre causan dolor, auqnue no me convence el por qué se llora; sólo se´que todas las personas tarde o temprano se irán y nos quedaremos solos, completamente solos. Un abrazo y está bien lo que dijo algún comentarista llora todo lo necesario pero no te olvides de vivir.

    ResponderEliminar
  8. Increible... creo que al igual soy de las personas que creen que el destino esta hecho pero a veces prefiero creer que lo dominamos nosotros mismos.
    A veces el tiempo pasa y los sentimientos siguen igual que antes...
    Me encanta como escribes...

    Un beso enorme!

    ResponderEliminar
  9. Yo pienso que el camino, lo labramos nosotros, pero claro eso por lo menos yo no lo sabre.
    Marina me ha encantado la entrada espero seguir leyendote por mucho tiempo.
    besos

    ResponderEliminar
  10. Bonito escribes...

    Con tu permiso iré pasando por aquí.
    Un abrazo.
    Dani..

    ResponderEliminar
  11. Nosotros construimos nuestro propio destino! me gusta tu blog...siempre te lo digo jijiji

    ResponderEliminar
  12. Siempre, hoy, el sol parce más firme. Es más... lo debe ser.


    Saludos y un abrazo enorme.

    ResponderEliminar