25 abr. 2010

Los... si existen...


¿Qué tan difícil podría ser... decir... Te he olvidado?


Tomé todas esos recuerdos que me hicieron sentir feliz en ese momento, en esa circunstancia, y no vuelvo a tener esa alegría después de 2 años, no sé que es lo que me pasó, no sé porque no siento lo que sentía en el pasado.
Odio decir que recuerdo cada detalle que me hará acordarme de él hasta mis últimos días. No sé que es lo que me hace recordarlo, mantener su rostro intacto en mi mente. 
Cuándo supe que ya estaba en camino a su cuidad, ya la distancia era suficiente como para no alejarme de la realidad. Ya estaba alejado sin que me haya percatado de algo así.
Y aunque nunca lo hubiese deseado. Hoy sigue teniendo esa pisca de sinceridad, de alegría (que me faltaba), y a pesar de que no nos conocíamos, me sentía como si lo conociera de hace años...¿Qué sensación más extraña no?
Nunca me había pasado, y me sentía estúpida y a la vez... 
Estaba tratando de olvidar los recuerdos que me pertubaban, y que no me dejaban en paz.
Cómo una vida anterior reproduciéndoce en mi cabeza un sin fin de veces, tratando de recordar cada aspecto negativo. 
¡Pero yo no quería recordar eso!
Lo más doloroso de todo, era que en cierto punto me estaba permitiendo sonreír después de tanto tiempo, y me sentía culpable por eso. 
Me sentía culpable porque era como que estaba "festejando" que me sentía "feliz" por así decirlo, después de todo lo que pasó. Pero no era así, cuándo estaba en frente de él, y me miraba, y su voz pronunciaba palabras a veces con sentido, y a veces no. Mi mente estaba en otro lado, estaba pendiente de que si estaba o no haciendo lo mejor.
¿Qué irónico no?...

¿Pero como se hace para luchar con dos sentimientos que dominan tu cuerpo en mente y alma?
¿Cómo se hace para estar en un preciso momento y disfrutarlo realmente?
¿Cómo sos realmente consciente de que si eso... es realmente lo que se percata en ese instante?
¿Cómo?


Todo eso, me pasaba por la cabeza, me sentía en deuda, y él creo que en algún punto se dio cuenta... Lo digo por las converzaciones siguientes, muchos saben que cada día que iba a la facultad, mi mirada estaba perdida, y parecía que lo hacían apropósito... 
Una profesora preguntó... ¿Qué es lo más importante que tienen en la vida? Y una voz respondió... Mi abuelo...
Empecé a sentir como se me cerraba la garganta, mis ojos se empezaron a llenar de lágrimas, y salí corriendo del aula... 
Seguramente nadie entendía nada, y muchos menos tenía que dar explicaciones, no era necesario...
Me fui corriendo hasta el baño, y me encerré ahí adentro... A llorar desconsoladamente, podía percibir que alguien me seguía...
Creo que fue el único momento en mi vida, que lloré delante de alguien, de esa manera tan desolada, nadie encontraba que decirme, ni que hacer... Tampoco sabía que era lo que quería... Lo único que me acuerdo, era que le decía, que lo único que quería, era verla de nuevo, aunque sea un minuto, solo un interminable minuto. No pedía nada extraordinario. Sólo eso.
Después de eso, llegan a mi memoria, retazos de situaciones, charlas, risas, pero después otra vez... ESO.



Pero concientemente sabía que eso, que estaba viviendo con él, lo tenía que disfrutar. Yo no lo había forzado,y mucho menos él.


También me acuerdo de acostarme sin comer, y sin sueño, para sólo llorar en mi almohada sin entender porqué había pasado eso. 
Luego, después de unas semanas, me levanté temprano, y me fui a dejarle unas flores... 
Recuerdo ese día con un sol realmente impactante, tanto que los rayos de sol empezaban a calentar mis manos en pleno invierno...
A veces, creo sólo un milagro se necesitaba para que salga de ese pozo, que muchos desconocen, pero que muchos en cierto punto no le dirigen la mirada, por miedo a caer. Nadie sabe si después de las caídas se pueden levantar. Pero acá estoy, esperando a que el tiempo borre lo justo y necesario, y reciba lo que tanto he pedido... 
Un milagro...




1 año y medio después...


Miro lo que escribí hace tanto tiempo, la hoja del cuaderno tiene un rastro un tanto avejentado, que podría romperse en cualquier momento...
Como un cristal a punto de estallar contra el piso. Tan delicado como una flor en pleno invierno. Cómo un corazón a punto de quebrarse. 
Remomoro todo lo que escribí, y podría asegurar que tengo ese mismo sentimiento de hace un año atrás...
Soy otra persona no sé si para bien o para mal. 
Me estoy permitiendo pensar un poquito más en mí, en sentir cosas que dejé de lado. También tengo que aceptar que alguna lágrima ha llegado a rozar mis ojos, y no sólo por recuerdos que llegan a mi mente, si no por cosas que hemos vivido las dos.
Recuerdos que no podía traer a mi memoria, por alguna circusntancia que desconozco.
Recuerdos realmente maravillosos. Recuerdos que hacen que mi corazón vuelva a latir. 
Recuerdos que me hacen llorar de alegría.
¿Qué más podría pedir? Lo conseguí... Saben a que me refiero...

21 comentarios:

  1. "También me acuerdo de acostarme sin comer, y sin sueño, para sólo llorar en mi almohada sin entender porqué había pasado eso."
    Muchas veces me siento así, y me quedo atascada en los recuerdos, hasta que vuelvo a darme cuenta de que debo seguir andando, que no quiero perderme nada... a mi misma tampoco.

    Me siento identificada, porque al mirar las páginas que escribí en esas noches tortuosas, no puedo sentirme libre, sino impregnada de sus oscuras soledades.
    Y me frustra saber que no se puede escapar de ello.


    Me gusta mucho ^^

    ResponderEliminar
  2. Muchas cosas para decir...
    Primero, la foto es preciosa!
    Segundo, escribi hoy, porque tuvimos un cumpleaños en un camping y recien llegamos y aquel tomo...algo bastante...Y me dio el auto a manejar a mi, y ni bien llego se acosto y anda a saber cuando se levanta.. Asi que aproveche y me vine a escribir un rato.
    Tercero, tu texto es muy diferente viste? ayer a hoy... A veces pasa eso, y si no los leemos de vez en cuando, ni nos damos cuenta...Pero me gusta lo que dijiste..."lo conseguí"...
    Cuarto, no sabes lo que me paso con el libro, Maldicion! Mi novio me dijo, dale imprimilo, que yo esta tarde te lo encuaderno asi ya lo tenes listo.. y empece...PERO EL MALDITO CARTUCHO QUE ESTABA CASI LLENO SE ME TERMINO EN LA PAGINA 33!!!
    Asi que mañana voy a comprar otro asi termino...una bronca!!! lpm! Imaginate...

    Asi que tendre que esperar...
    AH!!!!!!!!!!!!!!
    ME BAJE LA PELI!!!!!!!!!!
    La consegui en el torrent, asi que ya me baño y la veo...mañana te cuento!
    Estoy desesperada por verla! jajaj

    Besos amiga!


    Pd: te hable en msn pero no estabas

    ResponderEliminar
  3. que bueno tener recuerdos que llenen el corazon de alegria.

    "Soy otra persona no sé si para bien o para mal." ES inevitavle el cambio

    besos

    ResponderEliminar
  4. Es muy fácil decir que vamos a olvidar algo o a alguien pero de ahí a hacerlo hay muchas dificultades,claro no es imposible pero cuesta demasiado...
    Cuidate Mari ♥

    ResponderEliminar
  5. es tan dificil poder decir: NO MAS ! se acabooo no te recuerdo mas .... como si fuera lo mas simpleee :/ aun asi siempre esta la esperanza de que algo o alguien te llegue el hueco vacio :D
    cuidatte Besiitos
    La Chica Del Caffé

    ResponderEliminar
  6. A una persona amada no se le puede olvidar facilmente... lo descrubrí al recordar siempre :)


    Los cambios son buenos, más cuando te hacen sonreír! un beso Mari! :*

    ResponderEliminar
  7. No creo que alguna ves podamos olvidar las cosas, tan solo lo hacemos a un lado, pero en algun momento vuelve...
    Es sorprendento lo que se puede cambiar en un periodo de tiempo.
    Amo la foto, es hermosa...

    Gracias por pasarte por mi blog y tomarte el tiempo de dejar tu comentario jajaja a veces esto no te deja poner los comentarios jaja=)

    ResponderEliminar
  8. Gracias por tu comentario:) te leí ayer pero no sé si acabo de entender a qué te refieres con lo del milagro, aunque ser, son estupendos:) un beso muyfuerte y muymuy feliz semana:)

    ResponderEliminar
  9. Entrada cargada de sentimientos.
    Mi abuela es una de las personas más importantes de mi vida.. y seguramente si en mi aula preguntaran eso.. no sé si saldría corriendo, pero lo que sí sé es que se me llenarían los ojos de lágrimas.

    ResponderEliminar
  10. No te encuentro en el Facebook.
    Dime tu nombre que te agrego :)
    ¡Un beso enorme!

    ResponderEliminar
  11. Que lindo todo eso, por dios! Re linda entrada.
    En cuanto a olvidar, yo creo que hay personas que no se olvidan... Si no que se aprende a vivir sin ellas {como decía un grupo de Facebook}.
    Un besito!

    ResponderEliminar
  12. Hola Marina! como siempre linda entrada
    el olvido es un tema recurrente en tu blog
    yo creo que el olvido en si no existe, solo se recuerda de otra forma, como me pasó...recordar menos y de otra manera...el tiempo todo lo puede

    Saludos =)

    ResponderEliminar
  13. Excelente! como siempre tan identificada... ya extrañaba leer estos textos... me ausente un poco pero ya regrese, espero volver a tener tiempo de leerte.

    Un beso grande!

    ResponderEliminar
  14. hoy me di cuenta de que no te estoy siguiendo.
    dispuesto a enmendar mi error, te sigo! genial texto.
    un saludo en la lejania.

    ResponderEliminar
  15. Me encanta. Simplemente. Perdón por este comentario tan malo, pero no tengo mucho tiempo, lo sientoT^T

    Sigue así.

    ResponderEliminar
  16. Hacia algo de tiempo que yo tampoco me pasaba por aqui entre tantas cosas que me han estado pasando. Ni con inspiración cuento...
    Pero leer tus entradas siempre me otorgan algo de animo. Suena irónico quizas, pero me refiero a que tu forma de escribir me encanta desde el primer instante en el que entré!.

    Saludos

    ResponderEliminar
  17. todo se puede... con el tiempo
    me alegra que lo hayas conseguido :)
    :*!

    ResponderEliminar
  18. Cuando los seres queridos se sientan a esperarnos en los recuerdos del alma, maravillosamente la distancia del tiempo nos acerca a esos pasados gratos alejando el desafío de la tristeza, que fluye como energía buena.
    Somos estructura de los recuerdos, que los buenos formen la nuestra. Saludo tierno…

    ResponderEliminar
  19. Sabes... me gustaría muchisimo poder recordar sin que mi cuerpo se me desgrane y caiga al suelo con tanta violencia.
    Supongo que todavía el tiempo no me ha dado la fortaleza de poder sonreir ante algo tan hermoso como lo son los recuerdos...
    Marina, ojalá que puedas vivir con eso mucho más. Sonreir cuando pispeas esa ventanita del pasado.

    Besos enormes.

    ResponderEliminar