5 abr. 2010

Lo que nunca pude decir...



Querido papá:

Antes de empezar a decirte todo lo que por tanto tiempo he escondido, quiero que entiendas, que nada de todo lo que escriba es en contra tuyo. 
Quizás sea tarde, pero no lo creo.
Y también creo que vos en cierto punto eras conciente pero no eras capaz de decirlo. Nos parecemos mucho, en algunos puntos pero es lo de menos.
No se por donde empezar, no creas que es fácil escribirlo.
En cierto punto creo que me he vuelto incapaz de transcribir mis palabras a mi boca, y por eso es que decidí hacerte esta carta, quizás algún día, cuándo sea capaz de dartela, pero sé muy dentro mío que este es un paso muy importante.
Yo lo único que quiero, es tener una relación normal, normal me refiero a que sepas que cosas son las que me gustan en su profundidad, que sepas que me alegro con todo el alma, de que hayamos formado la familia que formamos.
Pero para seguir con esto, es preciso que te describa lo que sentí cada vez que me decías, o hacías cosas que me dolían. Quizás lo creas extremista pero no lo es... Y si al finalizar la carta no lograstes comprender lo que realmente quería decirte, y si después de la que leas, cambien un poco las cosas, y después con el tiempo, vuelva a pasar lo que ahora voy a describir. Yo voy a estar tranquila con que intenté acercarme no sé si de la mejor manera, pero es la única que encontré.
Me encantaría tener un recuerdo bonito de cuándo era chica, pero no lo tengo en cambio de mamá si lo tengo. Pero me da pena no tener uno tuyo, los recuerdos son una fuente de energía inagotable, quizás lo tomes a este como muy literario, y poco llevadero.
Esa es otra cosa que nunca te pude confesar, que la mayoría de mi tiempo, escribo. Porque he descubierto que amo con toda mi alma, la escritura, y creo que también vas a entender porque amo gastar mi dinero en libros, aunque me falten por leer.
Quizás en algún punto de tu vida te preguntastes. ¿Por qué no tengo una converzación sincera y acojedora con todas mis hijas?
¿Cómo podría llegar a lograrlo? O sencillamente, no se te ocurrió, o más bien no te percatastes de algo así.
Aveces sencillamente necesitaba un abrazo, y no tengo recuerdo de haberte o haberme abrazado alguna vez. O simplemente te quiero hija, o simplemente, estoy orgulloso de lo que vas logrando, encontrastes lo que realmente amas, y es ser docente. 
Cuándo empecé la carrera, no sabía con que me podía encontrar, no sabía si eso era lo que realmente quería hacer por el resto de mi vida, y hoy que estoy a pocos pasos de recibirme, no puedo sentirme más orgullosa de haber elegido esa carrera, es algo que tenía muy escondido en el fondo del corazón, pero sabía que resultaría.
Creo que nunca te lo dije, pero cuándo entro a una salita, realmente me llena el alma, saber que esas pequeñas, pero grandes personas, van a recibir algo de lo que les voy a enseñar, y eso para mí es más que suficiente. Y quiero que lo sepas, quizás, es algo que tendría que haberte comentado aunque sea en alguna charla distante.
Ahora voy a lo que realmente te quiero decir, muchas de nosotras te decimos que haces diferencia, y sé con toda certeza que es así, te vas a enojar, pero muy en el fondo sabes que es así. Y la verdad no me molesta, antes quizás sí, pero hoy no... Eso es lo que más me dolió, ver como podías "cumplirle" cosas a las demás, y yo seguía esperando inquietante para que se acordaran de mí, muchas veces me sentía que no era parte de ustedes, que simplemente pertenecía a otro lado. Y por eso me refugié en las letras, creo que muchas veces cuando te oía criticarme por cosas que realmente no tenían sentido, sentía muy en el fondo que las "suspuestas" cosas que hacía mal, no era nada comparado con las que cosas que podrían llegar a suceder. Y sucedieron, pero lo que me partió el alma, es que en cierto punto me sentía como el punto medio al que todos atacaban. Sé que no soy nadie para criticar las cosas que hicieron las demás, pero me daba BRONCA saber que yo recibí más castigo, quizás, esperaba algo más de vos, o yo soy demasiado egoísta, pero por algo suceden las cosas.
Quiero llegar a conocerte como conozco a mi mamá, quiero que nuestros días, no sean distantes, no quiero peleas, no quiero llorar sin esperar que algún dia, me abrazes para que calme mi llanto. 
Creo que la mayoría de las veces que he llorado jamás te percatastes, o simplemente lo sentistes como algo sin sentido.
Siempre pero siempre, minimizas las cosas, cosa que odio hasta el día de hoy.
Quiero que abras los ojos, que nos mires a todas, y que te des cuenta, que con sólo una de tus hijas, mantenes esa relación que yo quisiera tener. Esa que anhelo. 
Hoy, puedo decirte sólo esto, quizás más adelante sea capaz de decirte lo que guardo en el corazón. 
Pero nada va a cambiar el amor que te tengo como hija, aunque nunca te lo haya hecho notar, y mucho menos. Jamás he pronunciado que te quiero a pesar de todo. (hasta el día de hoy no lo dije).
Sólo quisiera que lo valores... Nada más, no pido cambios, ni mucho menos respuestas, sólo quiero que sepas lo que he sentido. 
No sé que es lo que vendrá. Ya no depende de mí...

Marina.

14 comentarios:

  1. hay cosas que no dependen de nosotras..
    echare de menos tus textos y es cierto que quizas en el mundo del fotolog la gente copie más,pero bueno... ya volveré si veo que no lo aguanto más.
    un beso!

    ResponderEliminar
  2. Bueno...
    Lo hiciste.

    Las palabras que tanto te mataban por dentro ahora, transformadas en líneas escritas.
    Y, si, ahora ya no depende de vos.
    Si algún dia lo lee, finalmente sabras si ha llegado el momento de enlezar los perdones y empezar de nuevo.

    Un beso enorme!

    ResponderEliminar
  3. Es una opinión subjetiva, pero para mí, es una de las cartas más bellas que he leído :) un beso muy fuerteeeeeee!!! :D

    ResponderEliminar
  4. Cierto! es una de las cartas mas bellas que yo tambien he leido, creo que es por el sentimiento que pusistes en cada una de esas lineas o tal vez sea triste por lo mucho que te falto en obras el amor de tu padre, debes saber que el si te ama de eso estoy segura, pero a veces muchos de nosotros sentimos miedo de demostrarlo, ya sea por algo que se interpuso en nuestro pasado y nos haga sentir miedo o simplemente el hecho de no saber como demostrarlo.. bueno disculpa por tomarme el atrevimiento, pues no soy nadie para decir eso, pero es lo que piendo.
    Suerte te deseo lo mejor! Te aseguro que aunque sea el ultimo dia sabras lo mucho que te amo, o te ama tu padre.. Besos!!

    ResponderEliminar
  5. Hay situaciones y cosas que escapan de nuestro control, y lo peor es la impotencia de no poder hacer nada por evitarlo.

    ResponderEliminar
  6. Siempre nos dijeron que los padres nos quieren a los hijos a todos por igual: NO ES CIERTO y hay una parábola de Jesús que dice qué pastor teniendo 100 ovejas no deja a las 99 para uscar a la extraviada y cuando la encuentra hace una fiesta, así los padres también actúan, cuando somos pequeños vemos a los padres como dioses cuando son sólo personas llenas de defectos. Mi madre por ejemplo sólo curso hasta tercero de primaria no ¿qué puedo esperar de ella? sólo lo que me dió ejemplo de trabajo constante, jamás le sacó la vuelta a mi padre , un inválido desde los 26 años que se casaron y había que hacerle cola para que tome un vaso de cerveza. Por eso la amo, aunque nunca estuvo cerca mío para darme cariño. Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  7. El esfuerzo y el amor debe ser recíproco, más aún entre padre e hija... yo creo que él en el fondo te quiere, pero muchas veces las personas, sus acciones y sus sentimientos se vuelven contradictorios... mucha suerte Mari, que todo mejore :)

    ResponderEliminar
  8. Ultimamente mi relacion con mi padre ha decaido casi hasta llegar al fondo de los sueeelos.
    Y me es complicado poder entender las raices que implican esa concecuencia...
    Aunque se que las respuestas a mis preguntas estan ahí. Solo que quizás, me es más facil culpar, ¿No?.
    A quien le gusta la verdad?, cuando esta implica saber que ya sos tan responsable de quien sos, y de quien vas a hacer...
    ¿A quien le podrás seguir hechando la culpoa, cuando no te puedas escusar?..
    Muchas preguntas.. mmm.
    Esa carta me ha hecho lagrimear Marina querida. Eso.. es bastante bueno!

    Besotes!

    ResponderEliminar
  9. Lo que haz escrito me removió el corazón y porqué no decirlo, me ha sacado un par de lágrimas (que tuve que contener pues estoy rodeada de gente y luego me preguntan que me pasa y la historia se complica :S).
    Me gustó mucho, no sé que decirte, para mí esa relación es importantísima y ojalá tu puedas algún día arreglar la tuya, aunque claro, ya no depende sólo de tí, pero como te dije, tu tienes que hacer todo lo posible, no te sientes a esperar.

    Un beso gigante!

    ResponderEliminar
  10. Me has dejado sin palabras, Marina.
    Ahora puedo comprender lo complicada que debió ser tu infancia y lo dura que era para ti la vida en casa :(
    Las personas somos variopintas, diferentes y a veces, incomprensibles.
    Pero estoy segura de que tu padre, tras esta carta, se acercará algo más a ti, como nos has acercado a tu persona a todos tus lectores. También me ha gustado saber que sientes debilidad por la docencia :) estás llena de cosas buenas que transmitir y enseñar a los demás, digan lo que digan. Seguro que todos esos niños son muy afortunados, sigue así.

    Un beso, y un abrazo :)

    ResponderEliminar
  11. Tarde o temprano todo mejorará, y él se dará cuenta de lo maravillosa que eres y dirá con lágrimas en los ojos, esa es mi hija... Has dado un paso muy grande y eres valiente por hacerlo! Mucha suerte con todo y haz siempre lo que tu quieras :)
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Puede que hiciese falta un primer paso como todo lo que has escrito, a veces las personas que queremos no se dan cuenta de que nos hacen sentir mal, o inseguras, que necesitamos un poquito de la atención que nos puedan brindar.
    Quizás, si tu padre sabe cómo te sientes, logréis tener la relación que buscas.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  13. oye marina, que carta tan profunda, me hizo recapacitar en la relacion que yo tengo con mi padre, solo tengo hermanas y siento que el verdaderamente no sabe quien soy en realidad, pero bueno asi es la vida....

    ResponderEliminar