12 abr. 2010

¿Esconder la realidad de las lágrimas?



 Imagen: by_ByLaauraa.

Puedo volver el tiempo a atrás, y puedo recordar algo que marcó un deselance casi imperdonable.
He tratado de encontrar aquellos hilos conductores de los que nunca quise hablar, a los que les tenía MIEDO, a los que jamás quise enfrentar. Creo que con una vez es suficiente y necesario. NO se necesitan varias enfrentaciones, si no una... Que ya marca un camino casi imposible de transitar.


Cierro los ojos lentamente, estoy en medio de una calle rodeada de árboles. 
Miro hacia todos lados y no veo a nadie, puedo obsevar casas realmente hermosas, y yo en medio caminando no sé a que lado. ¿Extraño no?
Estoy con varios cuadernos en las manos, quizás, esas hojas escritas develan sucesos que no puedo recordar con exactitud, y temo abrirlos. Veo que alguien se aproxima a mí.
¿Estás perdida? 
No. Sólo busco algo, algo que me falta.

Ese sueño lo tengo hace mucho tiempo, y me pregunto constantemente que es lo que me falta... Más allá de las cosas elementales, creo que me refiero específicamente a la confianza, el amor, la misericordía, la sinceridad... 
Creo que aveces ni yo soy conciente de lo que realmente creo. O de lo que quiero para mí, es como estar en un mar inmensamente infinito. 
Sé que me puedo encontrar con miles de cosas, pero hay varias de las que no quiero hablar, a las que les temo.
Anoche intenté escribirlo en una carta, y aunque para sanar esas heridas que están abiertas, se necesita recordar ese sufrimiento que inunda el pecho provocándote un dolor demasiado insoportable... Sé que es necesario, y aunque las palabras acompañen las memorias que fingen (in) felicidad, es por mí. Y por nadie más...


Fragmento de la carta:

He oído por ahí que para sanar viejas heridas es necesario sacar a relucir lo que quedó "olvidado" en el pasado. Y es por eso es que decidí escribirte, que fue necesario sin que yo me percatara de algo así. Siempre quise tener una madre como la que tenían los demás, una que te abrazara en vez de darte un golpe en la cabeza, o otras tantas cosas. Ahora que termino de leer esta frase que hasta hace un momento fue pasado, es lamentoso mirar el pasado. Y si tengo lágrimas en los ojos [...] No es necesario explicar las razones...

14 comentarios:

  1. :) van hacia ahí en vuelo veloz un ciento de sonrisas para alegrar tu corazón :)) ...es que así, rima :)) y se aproxima bastante a lo que quería decir :) me has recordado a una escena de la peli de lo que el viento se llevó :) moitos biquiñossss y sonrisas contagiosas!!

    ResponderEliminar
  2. qee hermoso teexto, no es bueno mirar con lagrimas en los ojs. :/ un abraazo!

    ResponderEliminar
  3. Quizás no debas mirar hacia el pasado, sino hacia todo el camino que te queda por delante.
    No puedes cambiar el pasado, pero puedes determinar tu futuro.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Y es dificil decir algo.
    Para responder al titulo, yo digo que si. Porque demasiadas veces ante la intermitencia del llanto y la constante indiferencia de quienes nos rodean es absolutamente necesario, esconder la realidad de las lágrimas.

    Por otro lado, ,en estos precisos momentos estoy teniendo problemas con mis sueños.
    Antes no soñaba nunca, ahora por el contrario, lo hago diariamente.
    Y no es algo que me guste, sino mas bien algo que me atormente.
    Ya que todos son crueles, duros y demasiado tristes...

    Ojala sepas por fin que es lo que te falta.
    Y ni aun asi creo que se pueda descifrar tod.
    Mas bien creo que el entendimiento complato pasa por otro lado.

    Un beso enorme amiga!

    ResponderEliminar
  5. Siempre consigues que se me ponga la piel chinita con tus entradas.

    Espero que todo te vaya bien, un beso! :)

    ResponderEliminar
  6. Si pudiera atrasar el reloj ....

    excelente texto

    besos y gracias por tus palabras en mi flog

    ResponderEliminar
  7. Que el miedo a hacerte daño no te impida disfrutar de las cosas buenas, preciosa.
    Como diría mi abuela: no hay mal que por bien no venga;]

    muaaaaak!

    ResponderEliminar
  8. Olvidar para sanar heridas...
    Hay heridas que no pueden cerrarse, otras a las que arrojamos sal constantemente para probar lo fuertes que nos volvimos.
    Y nos cansamos rápido. Es un no acabar-se nunca.
    Estar perdida no es el problema, es perderse sin haberse encontrado a una. Tú contigo, es algo más que estar sola enfrente de todo ese dolor que asalta.
    El temor, lejos de ser malo, resulta inexplicablemente valioso, es una brecha que saltar para encontrar lo que realmente crees en ese océano de dudas tan inmenso.
    Sin pasado no hay futuro, pero mirar a uno de esos dos, es inútil y frustrante, sonríe en tu presente y las heridas estarán cicatrizadas en el futuro ^^

    Espero que espléndido para ti

    ResponderEliminar
  9. En ese caso lo mejor es siempre mirar hacia adelante. Para qué recordar un pasado así? No merece la pena!

    ResponderEliminar
  10. comprendo esa sensacion. yo hace años que tengo bloqueada una parte de mi pasado, evado el tema, me convenso a mi mismo.
    no creo que haya que esforzarse y presionarse para traer recuerdos que a uno le hacen mal, cada cosa tiene su tiempo, en algun momento fluira naturalmente, o claro tambien explote.
    no puedo ser objetivo en este asunto. lo que si estoy seguro es que uno habra superado situcaion cuando acepte el pasado y pueda convivir con el.
    un saludo en la lejania.

    ResponderEliminar