8 abr. 2010

El silencio de las palabras




Seguís sin poder sacartelo de la cabeza. Y por más que me digas que no lo extrañas... Lo extrañas muy en el fondo. 
Pero es tan fuerte el poder que te hace convercer que no es para vos, que te rendís fácilmente...
¿Cómo se hace para recordar algo que ha pasado hace más de dos años? Estamos demasiado lejos, sé que realmente me importa, que algún día, lo extraño, que me encantaría volver a verlo. No te voy a mentir que me encantaría volver a escuchar su voz. Pero sabemos muy bien que la distancia, hasta el día de hoy, no se ha acortado. 
Y quién te dice que él se enamore por primera vez... Y no me sentiré mal. ¿Por qué debería de estarlo? 
Parece que te estás resignando a él. Y eso no es precisamente lo que esperaba de vos.
Y cómo se hace para dejar de sentir que el aire de queda suspendido en un minuto, cada vez que recuerdo esa semana que estuvimos juntos. Parece que no es fácil.
Obviamente no lo és, pero se te nota en la cara que te encantaría volver a verlo. Y eso creo que cambiarían mucho las cosas.
Quizás cambien, pero no sé si se va a dar ese reencuentro. Tengo que ser consciente, volver a verlo me va a remover miles de sentimientos que creo que están muertos. 
Aunque estén muertos, dudo que queden así, si es que lo llegas a ver.
No quiero volver a verlo partir, no quiero que se quite a la fuerza su recuerdo de mi mente, no quiero sentirme como me he sentido. Sólo quiero que sea un bonito recuerdo, de esos que parecen soñados, pero que los he vivido, de una manera que jamás imaginé.
Seguramente tu mente está en otro lado, en otras cosas, en otros sentimientos que quizás no se refieren precisamente a el amor. Si no a otras cosas, que son realmente dolorosas para vos, que no te diga nada, no significa que no me dé cuenta de lo que está pasando en ese corazón que late sin ser oído.
Me conocés de toda la vida, y sabes que siempre hay algo más, que siempre hay algo porqué preocuparse, por el cuál hay siempre alguna que otra caida, se cae sin deciarlo, y aunque no lo quiera, las desiciones son las que marcan muchas cosas. 
Muchos están notando los cambios que estoy haciendo, y eso me llena el alma, pero a la vez me da miedo, porque reconocerán que hay o hubo algo que me pertubó. Y si es así, empezarán a conocer lo que yo no quiero; el silencio de las palabras es el mejor que he conocido. 
Una maleta llena de recuerdos, una fotografía. Con esas dos cosas, seguramente descubrirían todo. Y es lo que menos quiero.
Simplemente quiero que se llenen de mi mirada fría, para que no me hieran los recuerdos.
Borrar las despidas, las muertes, los llantos, los GOLPES, los maltratos, las palabras, su desconfianza, su rencor, su odio. 
Si te digo que todo lo que estuvistes escondiendo todo este tiempo, como parte de tu gran coraza, lo conozco realmente. ¿Qué me vas a decir?
Nada, solo acompañame al silencio de las palabras.
¿Lo conoces no? 

13 comentarios:

  1. Esos sentimientos no están muertos, solo llenos de telarañas. Yo no creo en el olvido, ¿y tú?

    ResponderEliminar
  2. Si.
    Y demasiado bien.

    Me encanto la forma en que entrelazaste sentimientos que tienen que ver con distintas cosas de la vida.

    Un beso amiga!


    Pd: hoy empece el taller que te habia contado y la verdad me encanto!!!

    ResponderEliminar
  3. los recuerdos nos persiguen allí donde vamos, sin remedio, sin que podamos impedrilos la mayoría de las veces.
    Yo intento dejarlos encerrados dentro de mi, de alguna caja de zapatos perdida en el armario de mi mente, pero a veces acuden a mi presente, llenándolo todo.

    Congelarse es una manera de que no hieran, pero no la única... hay que pensar en qué pasará cuando luego quieras volver a descongelarte.
    No debe preocuparte que lo reconozcan: nadie sabrá sentirlo como tú.

    Un saludo ^^

    ResponderEliminar
  4. Muy bonito lo que has escrito, me ha encantado y la imagen también! :)

    ResponderEliminar
  5. Lo conozco, si... pero eso no quita que duela el corazón...

    saludos y un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  6. Qué bonito! Me gusta mucho tu blog, te sigo la pista :)

    ResponderEliminar
  7. me gusto mucho la frase de "el silencio de las palabras"..
    Gracias por la recomendacion de los libros de Nicholas Sparks, cuando pueda comprare un libro de el...
    muy lindo el escrito. Gracias x la visita.
    Besos!*

    ResponderEliminar
  8. a vece suno se guarda cosas tan adentro que cuesta, y mucho, volver a mensionarlas. uno las esconde hasta de uno mismo. y a veces pareciese que el silencio no deja de hablar de ellas. temas que se prefiere no hablar, no poner en discucion, no remover. pero ahi esta, adentro tuyo. nada es tan facil. o si.
    un saludo en la lejania.

    ResponderEliminar
  9. El silencio de las palabras dice todo lo que éstas no pueden :) Esa persona que te conoce, te conoce de verdad, y debes creerla cuando te dice que lo sabe todo. Quizá haya cosas que ni tú misma sepas, cosas maravillosas :)
    Los recuerdos siguen doliendo y apretando aún en la distancia, verdad?

    Un gran beso de cristal

    ResponderEliminar