22 nov. 2009

Recuerdos invisibles



Describir exactamente todo lo que sentí en ese preciso momento es algo que no se puede describir en palabras.
Me han hecho vivir en mi adolescencia las peores cosas que nadie se merece...
Y se creían que les mentía, que los juzgaba por todo... Que solo pensaba en estar con miles de personas a la vez...
Y lo único que quería es que se dieran cuenta que todo lo malo conlleva algo bueno, algo que no se limitaron a conocer, algo que hoy les hace falta... Amor propio...
Me lo merecía... Esa es la conclusión...
Les encantó verme sufrir durante tanto tiempo, por culpa de ellos solamente... 
Me cansé de recordar y de ver como mis hermanas le hacen peores cosas, y ella, se calla la boca, no hace nada para pararlas, creyendo que todo lo que están haciendo es sólo un juego de pequeñas niñas...
Pero yo tuve que llevarme todos los malos tratos por culpa de ellas, por sentir que nada valía la pena, llegué a odiar mi casa, a mi entorno... A llorar desgarradamente, y sentir continuamente las risas contagiantes por verme así...
Preguntándose porque lloraba si no había pasado nada...
El día apenas acaba de comenzar, puedo oler el pasto recién cortado, y logro ver en la inmensidad de te oscuro cielo un remolino de ideas que aún permanecen en silencio. Están esperando ser el único protagonista de esta triste historia del ayer...
El silencio se ha llevado mis pensamientos, mis secretos... Y aún así, estoy esperando que este estúpido circo acabe porque no soporto sus palabras, no soporto su ausencia... 
Y quiero olvidarme YA, de todo lo que mi mente proyecta de manera obsesiva sin piedad...

1 comentario:

  1. Que puedo decir, el circulo se hace más y más estrecho y por momentos tiendo a recordar que la vida también tuene sus pequeñas preocupaciones y esas también deben ser atendidas

    ResponderEliminar