27 jul. 2009

Recuerdos

Mis palabras motivan a mi pobre corazón. Mis sentidos, me dicen que todo aún no esta perdido.

Me dice, que me extraña, me dice que quiera verme, me dice tantas cosas, que prefiero no recordarlas.

Me dice… si lo he olvidado, y aunque sea, que lo vea como un amigo más.

No puedo, me rehuso a verlo como un amigo, cuando por él, siento o sentí, algo que muy pocas veces se siente.

Maldigo el momento, que comencé a conocerlo,

Maldigo el momento que me empezó a conocer, como nadie lo ha hecho.

Maldito momento que me permitió, mirarlo con otros ojos.

Oír tu dulce voz, repitiendo una y otra vez, “me estoy enamorando de vos”, patético.

Lo único que pude hacer, fue reírme de la situación, sentir que nada de lo que hacia, alcanzaba, porque me había dado cuenta de todo.

Todo era una absurda mentira.

Y sigues creyendo que tendría la horrible sensación de sentir la soledad apoderándose de mí, te estas equivocando.

Me siento inquietante a cada momento, porque creo sentirlo cerca de mí.

Cuando recordé todo lo que le había confesado,

No tuve otra opción de decirme: Qué estúpida fui.

Aunque nadie sepa “nuestra historia”, por varios motivos. Tarde o temprano, lo volveré a ver, conoce todos mis movimientos. Y no puede creer que no lo quiera volver a ver.

Se acabó.

Hace unos cuantos meses, que no lo veo a los ojos,

Hace unos cuantos meses, que nada de él, puedo saber.

Quisiera ser esa niña, que sólo quería ser feliz.

Que no le importaba nada, desearía no sentir tanto.

Desearía ser más fría que de costumbre.

Desearía, ser lo que una vez fui, la que todos creían que no sentía, que no vivía, a la que no le importaba nada.

La niña sin sentimientos.

Lamento no haber sido fuerte,

Lamento no haber sido, lo que tuve que ser.

Lamento haberme ilusionado, con alguien que no se merecía, ni un mínimo sentimiento.

Lamento estar perdiendo mis palabras en alguien que no tiene concepto alguno.

Lamento haber ocupado mi mente con tus pensamientos.

Lamento, haberte robado sonrisas,

Pero lo acepto. Fui una idiota.

Aunque nada entre nosotros nada concordaba, en mi maleta de recuerdos, aún permaneces en mis recuerdos.


4 comentarios:

  1. No recuerdo que el tiempo viajaba en el mismo vagón que la pesadumbre, cuando... se siente y se respira, se aborda y se consume.
    Mucho aplaca poco queda, te toma por asalto la verdad cuando es la ilusión la que juega...

    __________________________()__________________________

    Así me gusta que obedezcas jajaja
    acaso no lo hace más distinguido?
    Viste! yo tenía razón jaja

    estoy yendo a buscar el flan!!!
    por cierto, ¿a donde anda ud? no la encuentro...

    ResponderEliminar
  2. demasiado lindo el texto,como que en cierta forma me identifica en lo que antes sentia, me encanto tu blog :) un beso cuidate ^^

    ResponderEliminar