13 jul. 2009

Pensamientos recurrentes


Cuando me pregunto que es lo que realmente me llamó la atención...
Me doy cuenta que lo que único que me hizo quedarme a su lado. Fue que sólo él, me dio un poquito del amor que tanto necesito.
Y a pesar de que todos me decían, que el estaba con otra persona, lo dudaba, pero en cierto modo. Mis dudas comenzaron a surgir.
No tenia prueba de que las palabras tendrían al fin... Sentido propio.
Pero sin averiguar absolutamente nada, sin esperar obsesivamente el paso del tiempo, las respuestas comenzaron a surgir de manera improvisada.
¿Mi cara habrá relatado lo que sintió mi corazón? No lo puedo responder, aunque quisiera.
Aunque yo sabía la respuesta, seguí caminando, creyendo que nada más podrían decir.
Se perdió el sentido de cada palabra,
se perdió la razón de vivir,
se perdió aquella pequeña ilusión que me abrigaría.
Se perdió aquel amor, que me había hecho vivir en un simple suspiro.
Mi mirada se perdió en sus ojos. Mi alma quedó perdida en la inmensidad de la razón aunque nadie lo haya notado.
Pude pronunciar, tres veces un te quiero que no significó absolutamente nada.
Pude haberlo esperado, alrededor de unos cuantos meses, que no habrá significado nada para él.
Pude haber tapado mi vacio, con palabras huecas.
Pude haber creado miles de excusas para retrasar el tiempo. Y él seguía esperándome.
Muchas veces me dijo, "no te miento", y otras tantas me mintió.
Y en medio de mis crueles sueños, me desvelaba con algún tonto mensaje de texto. Para desvelarme.
Absurda la hora, que permití que mis palabras se unieran a su corazón.
A
bsurda la sensación de desazón que se apodera de mi.

Absurda la hora, que permití que el me besara de esa manera tan hermosa que lo hizo una y otra vez.

Aunque este aquí escribiendo cada palabra que sale de manera extenuante de mi alma, él no me recuerda ni un solo segundo.

Confesaré que al escuchar todo lo que tenía que escuchar, no pude evitar llorar de una manera inconciente.

Ahora mis sentimientos esperan morir de manera brusca, ahora espero creer que todo lo que soñé por largo tiempo, tenga sentido.

Lo peor de todo es que cada minuto que transcurre, recuerdo cada mirada que me empezó a enamorar, cada palabra que salía de su boca, cada gesto que tenía conmigo.

Trato de no recordarlo, de borrar cada pensamiento que me recurre constantemente a él, y no puedo.

Creí que él sería diferente, que podría calmar mi dolor.

Pero nada de lo que creí ocurrió.

Me arrepiento de haberme hecho conocer por medio de palabras que nunca habría pronunciado. Dentro de mí, siento como nada tiene sentido.

No logro encontrar la fuerza para continuar esta parodia.

Si tuviera la posibilidad de retroceder el tiempo, no hubiera estado en ese preciso momento que me permitió conocerlo.

No hubiera cometido todos los errores que cometí.

Algún día, mis ojos lo volverán a ver. Y él, volverá de una manera hasta un tanto inocente, creyendo que su mentira aún se mantiene con vida.

Yo no podré decir nada, vencí el miedo que sentía, de quedarme sola, como siempre lo estuve.

No hay comentarios:

Publicar un comentario