18 jul. 2009


Desde que lo conocí, desde que sus palabras junto con las mías lograron una conexión un tanto extraña.
Sin darme cuenta él me confesó su "amor", mintió desde el primer momento e ideó frases sin sentido.
A pesar de la diferencia de edad, a pesar de esas pequeñas diferencias, fingió que me amaba con todo su corazón.
Recuerdo exactamente como con cada mirada me conquistaba, me enamoraba y jugaba conmigo.
Cada noche en la que las palabras formaban una sola frase de amor, en la que solo nuestras miradas trasnmitian esa sensación de amor. Todo se derrumbó.
Creí que aquello que tanto deseaba se empezaba a concretar, que los sueños se podrían hacer realidad.
Aquella mañana donde todo cambió , comenzé a sentir la necesidad de verlo constantemente, de escuchar su voz de una manera hasta obsesiva.
No recuerdo muy bien como empezé a dudar de su estúpido amor, y aunque no creía nada. Yo continué con él, porque confiaba en él.
Lo sé, mi vida no ha sido la más linda, pero si la más triste de todas.
Hubiera querido encontrar una sola razón para ser feliz, pero esa pequeña luz de felicidad se ha apagado hace demasiado tiempo. Siempre quise encontrar las palabras para describir mis pensamientos y sentimientos.
Sólo quise ser la razñon de su vida,
solo quise ser inolvidable.
Pero descubrí su juego, y aunque mi corazón haya quedado destrozado.
Lo peor de todo es que tendré que lidir con su presencia y tendré que disimular mi amor por su mentira ignorante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario