22 jun. 2009

Ironia


Cuándo soñé que el se quedaría a mi lado, cuándo creí que él solo sería para mi.
Pero el mientras era "feliz", yo estaba en mi mundo creyendo que el estaba en un lugar alejado de mi.
Y de repente comprendo que... el estaba tan cerca de mí, que no lo creía.
Ubiera preferido no enterarme de nada....
Creer que todo lo que había soñado junto a tí.
Era una estúpida realidad de mis cobardes sueños.
Pero cuando creí que mi vida se desvaneceria un en simple segundo...
El no estuvo junto a mi, me mintio, creyó que yo sería feliz de una manera un tanto incoherente...
Se olvido de amarme por única y primer vez...
Se olvido de que yo existia.
Se olvido de sentir todo lo que "supuestamente" sentía.
Y se olvido de algo muy importante...

De mí


2 comentarios:

  1. si puedo verlo me gusta como se ve tu blog ahora :) muy lindo el post de hoy ^^

    ResponderEliminar
  2. Cuando la realidad se confunde con la verdad, se crea un sueño verosimil. Aprender de él es estar donde no buscamos lo que encontramos. Y sentimos lo que añoramos... creer en él nos hace diferentes, crédulos, ilusos pero aún asi nos hacce sentir vivos y pelear por un próposito.
    nos cambia, nos transforma, y también nos hace creer que podemos alcanzar algo más...

    que lo que vemos.

    besos

    ResponderEliminar