25 feb. 2012

"A veces sentirse cansada del mismo trayecto es algo normal,  eso supongo ahora mismo, pero sé que no es así, estoy cansada de mi misma, de ser tan así, tan distante, poco expresiva, no EXPRESO absolutamente nada, soy un cuerpo con carne y huesos nada más.
Pero siempre detrás de la máscara se esconde algo, ESE algo que te ROMPIÓ, y es así como me siento, rota una vez más. 
¿Cuántas veces tropezas con la misma piedra? ¿Una vez? ¿Dos veces? ¿Tres veces? ¿O las veces que sean necesarias? No se cuántas veces regresó a mi vida, ya perdí la cuenta, pensar por el momento es la única alternativa, o actuar impulsivamente (como lo hice yo) al romper el chip de mi celular en mil pedazos para no saber más nada de él, perdiendo plata, contactos, pudiéndolo bloquear con un simple movimiento, pero soy así, impulsiva, arrogante, mal humorada, mal hablada, débil, fría, observadora, pero ante todo, soy persona con virtudes y defectos, con muchos más defectos que virtudes, pero él no tiene virtudes, tiene cagada el alma en mil pedazos y parece que DISFRUTA viendo sufrir a los demás, y eso es lo que me hizo me lastimó todas las veces que pudo, haciendo estupideces "por mí" y yo por él, pero no va a cambiar, lo lleva en la sangre, es delincuente, le gusta que todo sea rápido, no le gusta esperar, LE GUSTA LO FÁCIL, y vuelve cuándo SE SIENTE SOLO, cuándo no tiene nadie más a su lado, me busca, porque sabe que la pelotuda va a estar mirándolo como la primera vez, mientras en su cabeza lo único que se le cruza es sacarse las ganas conmigo.
¿Pero que mierda es lo qué tiene para que le diga que si? ¿Qué mierda me hace pensar en él las veces que necesito un abrazo? ¿Qué? Porque no lo amo, y de eso estoy completamente segura, pero es esa conexión extraña que sentía al mirarlo a los ojos, esa conexión al abrazarnos por horas, a sentir su respiración, pero me detenía cada vez que podía, cada vez que mi corazón me gritaba y no dejaba de escucharlo, era ahí cuándo me daba cuenta de lo mal que estaba YO, para estar con él, de lo mal que me hace ÉL y su maldita existencia.
Tiré el anillo que me regaló, pero no puedo tirar por la borda todos estos años, aún sabiendo que querer y olvidar van de la misma mano, me resultó más difícil de lo que creía."

No hay comentarios:

Publicar un comentario