18 oct. 2011



"A veces cuándo nos ocultamos tanto nos empezamos a esconder tanto de nosotros mismos que lo que vemos no nos gusta.
Y me preguntaron algo: ¿Ni por mí volverías a ser la maris de antes? Y se me llenaron los ojos de lágrimas, él está lo suficientemente lejos de mí como para saber qué es lo que tiene que decir para desequilibrarme totalmente, para remontarme a aquellos nombres olvidados, a las pequeñas debilidades, a sus ojos y su voz.
Pero... 
Yo vengo de sentir algo tan doloroso que no puedo confiar en él, y supongo que después de todo lo que dijo todos merecemos una segunda oportunidad, pero ya no se que creer.
Lo tengo que aceptar, estas semanas me encuentro en una nube negra, que no sabe a dónde tiene que ir, me miento a mi misma todas las noches cuándo cierro mis ojos, cuándo digo que no soñé nada, cuándo no percibo las señales.
Acepto que ahí, en el fondo del corazón todavía esta escrito con puntas de espinas todo lo que me dijo, todo lo que hicieron, y las palabras que hoy pronuncia no me alcanzan después de todas las mierdas y cagadas que hizo.
No me lo merezco, no lo quiero, y no se que mierda es lo que me provoca querer saber de él todo el día.
O el simple hecho de reconocer que está entre cuatro paredes lo hace débil... pero es todo lo contrario.
Me sigue mintiendo como siempre lo hizo, pero no puedo decirle que lo único que quiero es ayudarlo a salir del mal momento en que está, realmente lo que quiero es que encuentre una buena razón para que deje de hacer lo que hacía antes.
Vamos desde el principio, está ahí encerrado en la cárcel a unas 80 cuadras de mi casa, consiguió mi celular. Me pide perdón porque se dio cuenta que no me merecía todo lo que me dijo, la manera en que me trató.
Pero quién mierda te crees para decir que hay que hacer borrón y cuenta nueva?
A ver... mientras yo estaba con vos, mientras me besabas, estabas con mi hermana, los dos se me reían en la cara,y cuándo por fin los descubrí me trataste de loca. 
Los dos se reían, y supongo que lo tenían planeado... 
Y una semana antes, me dijiste si quería ser tu novia... Y como bien me salió me reí en tu cara, y te dije que NO.
Lo sentí de esa manera, al mirarte a los ojos y responder de la manera en que lo hice, me hizo ver que era una pérdida de tiempo.
A veces somos como la ruleta, cuánto más apostamos más perdemos. Pero ahora, tengo en claro algo.
Es triste reconocer que yo fui sincera con vos, y ahora estas suplicando un poco de amor."

8 comentarios:

  1. Que rabia tengo adentro, y siento que voy a poder soportarlo. Es más fuerte que yo...

    ResponderEliminar
  2. tengo un premio en mi blog para ti:)

    ResponderEliminar
  3. El tiempo es doloroso, pero pasa minuto a minuto...

    Besazos de ánimo

    ResponderEliminar
  4. Me parece muy bien lo que hiciste y que sigas manteniendote en tus treces..Yo no esque este en contra de las segundas oportunidades, ya que a mi me la han dado, pero hay que reconocer que hay daños y daños, personas y personas..y eso hay que tenerlo en cuenta, porque pienso que cuando se pierde la confianza en la otra persona se pierde todo

    ResponderEliminar
  5. que profundo, en serio, yo la verdad jamas he tenido un problema como el tuyo, pero al parecer las situaciones como esas son realmente deprimentes!
    animo corazon!

    besitos Ü

    ResponderEliminar
  6. hey tu blogg me encanto y genial que te guste el metal sinfonico o almenos ese grupo :3

    agradeceriaa mucho que me comentars y si puedes seguirme :D

    un besito




    -------------> http://ceresasalbinas.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  7. Me gusta el post, y la foto es genial.
    Saludillos

    ResponderEliminar
  8. Me gusta tu blog. El diseño es genial.
    Y me encantó este post <3
    Un beso desde http://andwhatcomesnext.blogspot.com/

    ResponderEliminar