28 sept. 2011

Palabras







Siento como sus palabras rondan en mi cabeza, 
los susurros olvidados comienzan a jugar su papel bajo sus debilidades...
La noche es eterna como la luz de sus ojos, 
las yemas de sus manos comienzan a desplazarse por su rostro, y comienza a sentir esa conexión inevitable en todo su cuerpo, 
su piel comienza a erizarse,
sus ojos se inundan de lágrimas, el violín comienza a desplegar sus últimas notas... en una eterna manera de concluir en un te amo.



10 comentarios:

  1. La conjunción perfecta de circunstancias para concluir en un te amo.

    La conexión que establece una caricia y unos ojos cerrados es sublime. Te eleva lo más alto que imagines para luego devolerte a la tierra con un violín besando tu oído...
    (me inspiré!)

    Me encantó!

    Besos amiga!

    ResponderEliminar
  2. Son preciosas tus entrdas cada vez me gusta mucho mas tu blog :)
    P.D:Gracias por dejar tu comentario en mi blog

    ResponderEliminar
  3. hola Marina :) casi no publico porque estoy con el comienzo de curso, y entre preparar las clases y las reuniones se escapan los días :) mejor no pienso tooodo lo que tengo pendiente aún o.o
    creo también que la soledad ha decidido crecer haciéndose un hueco entre las entradas, como los restos de un naufragio en la playa
    tus palabras son tristes y hermosas :)
    un abrazo muy grande :)

    ResponderEliminar
  4. hermosa pero HERMOSA entrada, me encantó

    ResponderEliminar
  5. ¡¡Qué bonito!! Me encanta(:
    Muchas gracias por pasarte y por animarme! se agredecen mucho los comentarios!

    ResponderEliminar
  6. Siento mucho tardar tanto en responder pero no te imaginas la ilusión que me hace que sigas comentándome! últimamente no tengo mucho tiempo :(

    Un beso enooorme

    ResponderEliminar