3 dic. 2010

Contigo...


El sol entró por nuestra ventana aquella noche tan calurosa y extremadamente perdida en el tiempo.
Aquel recuerdo aún permanece intacto en mi memoria, sé que los recuerdos se alimentan y en el momento que otra persona te lo hace recordar recurris a tu inconciente para vivirlo en tu mente y detallar lo que ocurrió...
¿Se puede saber con exactitud si esto es verdadero?

¿Sentiste como el sabor amargo de las palabras cuelan tras los versos olvidados?
¿Apenas sostenes tu cuerpo estáticamente y lloras con un dolor sumamente incontrolable?
¿Por qué?
Todos comentemos errores, y creo que él ha cometido el peor de todos, dejar que yo sienta que soy olvidada por él...
Es fácil decirlo, pero es difícil olvidarlo. ¿Realmente existe el perdón?
En ese preciso momento que empiezo a recordar detalladamente todo lo dijo tras mis espaldas, todas las veces que me hizo llorar y nunca tuvo el simple gesto de rozar sus manos en mi rostro para borrar las huellas de mis lágrimas...
Y recuerdo que no comprende el amor de una madre, que apenas recuerda el amor de un padre que murió hace mucho tiempo.
Cu{ando comienzo a creer que soy igual que él.
¿Cómo demostras realmente que lo querés?
Nunca encontré las palabras adecuadas para empezar a hablar con él, siempre algo ocurre que me hace retroceder como la luz oscura que se oculta tras las sombras de los demás...
Parece que las historias se escribieron para aquellos que tienen el valor de vivirlas sin miedo a demostrar lo que se siente perder el cariño.
Lo que siente caminar sola sin tener la compañía oculta de su amor.

Siento que el tiempo va consumiendo cada vez más su cariño, esa forma delicada de demostrarme que cada vez que le hablo no le parece interesante lo que para mí sí...
Para mi vida tengo mis sueños, para mi noche mis deseos porque al final de los tiempos perder la fé es cometer un crimen...
Este día apenas comienza y siento que sus palabras son cada vez más hondas, y no hay nada que hacer.
Admiro a aquellas personas que veo en las calles caminando con su papá tomados de las manos,
cuándo mis oídos escuchan un te quiero, y siento como mi corazón estalla de tristeza.

Retomar el cariño olvidado,
recordar que el tiempo es pasajero como un tren en pleno viaje,
sentir que esto va más allá de una simple palabra,
esto... es lo que nunca pude decir: contigo en las buenas y en las malas.


"Esto permanece oculto en mi poder, quizás con el transcurso del tiempo lo descubra, pero este no es el momento.
Siento que se me está yendo de las manos, y no sé como manejarlo, es difícil hablarlo de la manera más sincera que existe con palabras.
Mi vida ha sido demasiado dolorasa contengo mis lágrimas para que no me vean llorar, me acuesto temprano para ir a trabajar como cada mañana, pero me pierdo de risas que escucho cuándo mis sueños golpean mi mente.
Me pierdo de cada locura que dicen, y me pierdo del cariño que me puedan dar con un simple gesto de dulzura.
Arrastro fuertemente el bolígrafo en la hoja, y siento el peso de mi alma.
No hay palabras para pedir perdón por todo esto...
Son diferentes, por lo que lo sienten de diferentes maneras.
Apenas me confiesan sus secretos y yo pretendo su perdón. Las conozco más de lo que piensan y sé que cuándo la naturaleza haga su trabajo, lo van a sufrir y ojala ninguno de nosotros deje nada ligado a la imaginación las palabras que nunca nos podremos llegar a decir, porque ese sentimiento se llevará hasta que el dolor te mantenga prisionera de tu soledad.
Lamento no haber sido el mejor de los padres, pero mantengo la respiración esta noche, y sé que mañana podrá cambiar algo de lo que hice e hicimos."

21 comentarios:

  1. Offf me llegó al alma esta entrada, te felicito.

    Muá ♥

    ResponderEliminar
  2. Amores, dejados tras nosotros, sobre los que no tenemos derecho de retrovisor..........
    dado lo que pudimos...nada más nos queda...
    somos y dimos lo que pudimos, el amor...el amor es dificil de empaquetar pero siempre siemore se acaba...desenterrando...y las aguas vuelven a su cauce..
    saludos

    ResponderEliminar
  3. Cada uno es lo que puede y lo hace con lo que tiene al alcance y eso incluye su educación y cultura; a un indígena selvático por ejemplo, no se le va a pedir que guarde compostura en una mesa. A quien no la tiene no se le puede pedir inteligencia. Un gran abrazo Marina. Oye me robaron mi celu en el cual tenía grabado tu número, cuando puedes me lo pasas para ver si sigo intetando comunicarme contigo . Besos

    ResponderEliminar
  4. valla :| tu entrada me llego asta lo mas profundo del corazon U.U hermoso blog :D te sigo :)
    Si te gusta mi blog ¿que puedes seguir en facebook? http://www.facebook.com/pages/WritingsLoves/153579461355055?v=wall

    ResponderEliminar
  5. No voy a citar frases porque sería remarcar absolutamente todo el texto.
    Él,no te olvida, nunca podría hacerlo, solo que no se que es lo que les pasa que no demuestran nada, ni nos hablan, ni nos dicen alguna palabra chiquita. Nos ven como si no vieran nada y sienten que hablamos como si volara una pequeña mosca, pero en el fondo somos mucho más que eso.
    Ahora estoy segura de eso, antes, pensaba lo mismo que vos en este momento.

    El perdón no se si realmente existe, solo se que en algún momento es necesario cambiar de posición y pensamiento ante estas cosas, porque si no llegás al punto de ya no seguir viviendo y cargar con eso toda tu vida.

    Sabes como envidio a quienes caminan o caminaron de la mando de su padre? Sabes cuanto lo envidio a eso?...
    Pero ya no puedo, ya no cambia ni va a ser distinto, ya nunca podré sentirlo ni nunca un pasea de esos será mío. Nunca un momento de esos va a taspasar mis sueños.
    Porque él, ya no está y porque nunca podré vovler a verlo vivo.
    Vos sí, porque está, porque lo ves, porque lo escuchás, porque se enoja, porque lo evitás, porque no se hablan o por lo que sea.
    Y eso, amiga, es demasiado.
    Se que pedirte que dejes de lado lo que el hace, lo que te duele, es imposible, pero si puedo pedirte que te quedes con eso. Con que tu vida aún cuenta con su presencia, lo cual es todo, y no como la mía que ya no tiene nada.
    Yo lo entiendo ahora, luego de tanto tiempo maldiciendo, llorando, culpándome y culpándolo, gritando y enojada por no entender porque era que a mí me pasaba eso...

    Es difícil, pero vale el intento.
    A lo mejor no llegues a él de la forma en que te gustaría, pero al menos, en el momento de la despedida, te va a quedar ese recuerdo.
    "él fue como pudo y yo, contribuí de la forma en que me salía. Pero no tengo rencor ni palabras frías, más bien elijo quedarme con su compañía. Aunque solo retenga de mí, el eco de mis palabras y no, la profundidad de su significado..."

    Ni te imaginás lo que me cuesta decirte esto, escribirlo y leer un texto como este. Pero te quiero, y de ninguna forma me gustaría que te pase algo como lo mío.
    Me deshiciste con el escrito.
    Pero no importa.

    Un beso grande.
    Y conmigo, para lo que necesités.

    ResponderEliminar
  6. recordar todo lo malo pesa demasiado y nos impide caminar, quédate con lo bueno, y andando :) y lo que dice Nada más importa: aún está vivo, y hay muchos momentos en los que podéis compartir todo lo bueno que sois :) un abrazo grande grandísimo :)

    ResponderEliminar
  7. un muásss grandeee! muchas gracias por tu comentario (hoy toca chocolate calentito! tengo frío y me duelen los ovarios...:) jeje besoteeeesssss :)))

    ResponderEliminar
  8. Pues no, no creo recordar tener ningún fotolog, pero ya sabes lo que dicen. Rechaza imitaciones.

    Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  9. huy, eso fue realmente, profundamente, increiblemente intenso y conmovedor, claro con un toque tristemente dulce.
    muy bonito...
    y es que tus palabras son tan sabias....
    aun que claro, es muchoo mas facil leerlo que tratar de hacerlo, de dar lo mejor de uno tomando en cuenta esta entrada
    me gusto
    besitos

    ResponderEliminar
  10. wow
    me llego, siempre tocas mi corazon con tus palabras
    un beso querida marina

    ResponderEliminar
  11. marina...como estas? q relato..sabes yo con mi viejo tengo algo similar..cuando era chico me pasaba algo igual, me dolia ver o escuchar a mis amigos q compartian cosas con su viejo y yo nada..ahora es igual nos cuesta entablar una conversacion
    un besoo grande
    David.V.

    ResponderEliminar
  12. versos olvidados. como me duelen, como los siento cada vez que abro una brecha, entran como un hilo de agua, de poquito y cuando me doy cuenta ya estoy inundada.
    me cuesta un mundo volverlos a olvidar.

    ResponderEliminar
  13. Hola, lo siento pero eh borrado tu comentario de mi blog sin querer y no puedo recordar que era exactamente que me decias del Facebook. Si puedes volverlo a aescribir espero poder ayudarte.
    Igual gracias por pasarte ;) Un beso

    ResponderEliminar
  14. Tristísimo, me llegó al corazón de una manera inimaginable...

    ResponderEliminar
  15. Siempre existe el tiempo...
    Triste! :(

    ResponderEliminar
  16. Ojalá la situación cambie, de veras.
    Un padre no puede estar así con una hija.. =(

    ResponderEliminar
  17. amiga, te respondo a tu pregunta :) lo que púse fue ''etiquetas'' las puedes poner en cualquier parte :) suerte hermosa musica :)

    ResponderEliminar
  18. Una persona que siente tan intensamente debe poder escribir también maravillas ... colmadas de felicidad. Yo se que si y te desafío a que lo hagas en un próximo post.Un abrazo!

    ResponderEliminar