19 nov. 2010

Perdón...


                                                                                        Imagen: by_mobby05

La soledad golpea la puerta de esta habitación vacia, parecen que las paredes son penetrantementes olvidadas,
llenas de palabras que para ella tendrán su sentido... quizás olvidado, o quizás... escrito en cada parte de su cuerpo.
Fue olvidada como una canción sin sentido,
como un amor de verano que no pudo ser...
Como una noche despejada de estrellas... Y su corazón comienza a debilitarse, no tiene fuerzas para continuar...
¿Aprenderá a perdonar a todas las personas que le ocasionaron dolor?
¿Aprenderá a retroceder el tiempo y converserce de su pérdida?
¿Cuándo fue que se perdió de esta manera?
¿Cuándo?

Una vida demasiado sencilla, sin grandes modificaciones... Pero con un fin casi escrito, puedo unir los hilos sueltos que ella no se atreve a unir.
La recuerdo con una sonrisa casi dibujada en su rostro...
Los cimientos de su vida eran indestructibles, hasta que la vida le da un giro de 360 grados.
Pero en que momento uno decide realmente dejarse llevar por el dolor y cambiar radicalmente lo que fuimos... lo que somos.
"A veces he sentido como la vida me daba demasiado, más de lo que quería, y empezaba a acostumbrarme a compartir un café helado con mi abuela en una tarde sofocante de calor, con unas facturas que había comprado a unas 10 cuadras de casa.
El momento era algo que no lo podía olvidar,
cuándo por la mañana colocaba la llave en la cerradura, sábía que llegaba,
cuándo el teléfono sonaba a las 08:00 un 16 de agosto, sabía que era ella. Y sin reconocerlo no disfrutaba el momento en toda su extensión,
apenas cuándo pude dar mis primeros pasos, ella sostenía mis manos para que no caiga. (Inconcientemente soñaba que ella estaría toda mi vida junto a mi, como cuándo pedimos un deseo... que permenezcan a nuestro lado para siempre)
¿Cómo lo hacés sin ella?
¿Cómo?
¿Cómo me perdono por haber perdido tanto tiempo?
¿Cómo comienzo a aceptar que esto no es una fantasía? y comienzo a soltarle la mano.
Supongo que todos tenemos distintas maneras de expresar nuestro dolor, y el mío fue el que me destruyó por dentro...
Hoy ha pasado el tiempo suficiente para disfrutar de los momentos que me regala la vida sin ella.
Aprender a "sobrevivir" sola, a escribir mi camino sin la soledad constante de mis letras, y los renglones en blanco plasmados de sofocantes lágrimas hundidas en la profundidad de mi corazón.
Lamento que me haya tomado tanto tiempo aceptar lo que es parte de nuestra naturaleza, a veces deseaba levantarme de la cama y admirar los amaneceres escondidos detrás de la ventana, pero no tenía fuerza.
Me convertí en una persona sin alma, que buscaba ni sé que cosa.
Pero... hoy puedo pedirme perdón a mi misma, por haber perdido tanto tiempo, por no haberla dejado ir...
Y por no reconocer que siga viva no de la manera que yo quisiera, pero si en mi corazón,
en cada recuerdo que me llena los ojos de lágrimas,
en cada fotografía,
en cada paso que doy,
en cada pequeño triunfo...
Hay heridas abiertas como una lína infinta, pero eso no quiere decir que no se pueda convivir de la mejor manera con ella.
Hay que aprender a PERDONARSE, Y A PERDONAR..."

El perdón es el sentimiento más difícil de concretar, pero cuándo lo logramos se siente que algo de todo lo que tenemos tiene sentido.
Un sentido demasiado olvidado por muchos.


La mañana es tan fría que el sol apenas trasmite pequeños rayos de su calor,
tengo el valor de mirar el cielo y sentir que aún no estoy sola...

9 comentarios:

  1. Como comentarte algo así...

    Primero, la música es tan bella, como vos decís, que dan ganas de escucharla una, otra y otra vez.
    En este caso, junto al texto hacen que sienta aún más, cada sensación con la que le diste vida al escrito.

    No creo que haya sido olvidada, en un principio más bien siento que, por momentos uno cree hacerlo, o por el simple hecho de quizas, pensar menos. Pero en verdad, nunca se logra.
    (estoy convencida de que es más probable que nos olvidemos de nosotros mismos que de quien ya no está)

    Sentir que la vida te da demsasiado...
    sabes como entiendo eso?, como me identifico y como yo también, tantas veces lo siento y lo pienso?

    El momento del té, el instante donde escuchabas correr la llave, no se...lo sentí tan fuerte y me dió muchísima melancolía, porque se, que con el paso del tiempo, en nuestra infinita e ilusa inocencia, albergamos esperanzas de que sean ellos...que vuelven...y a las 08:00 llegan, como siempre lo hacían...
    No soltarás su mano nunca, porque bajo ninguna cicunstancia ella te lo permitiría, y aunque no sientas la suya sobre la tuya, en su sitio, donde se encuentra y desde donde fielmente te acompaña te sostiene siempre.
    Y si pudiste perdonarte a vos misma es señal de que ella era una gran persona. Alguien que, supo hacer de vos, lo maravillosa persona que sos...

    Un escrito hermoso, lleno de toda una vida de sensaciones...

    Te quiero mucho amiga!

    Y no creo necesario decirte que lloré mientras leía...

    ResponderEliminar
  2. no words, me quede fria, total y absolutamente fria y en shock, me quito el sombrero para decirte que me ha encantado como no tienes idea, besooo!

    ResponderEliminar
  3. Me ha llegado eso de "como un amor de verano que no pudo ser..." creo que a todos, o a casi todos nos ha pasado eso.

    ¡muák!

    ResponderEliminar
  4. :O
    Simplemnte me he quedado sin palabras y con unas lagrimillas, recuerdos...recuerdos boniitos pero dolorosos...
    besos

    ResponderEliminar
  5. Sos nada más y nada menos que increíble.
    Esa última frase es fantastica, de verdad.

    Fuera de eso, yo creo que en el perdón también hay parte de un rencor. Depende de toda situación, de como uno esté. No hay que justificar a esa gente que causa tanto vacío, aunque por otra parte, puedo reconocer que yo sí lo hice. Y que yo pedí perdón también.

    Algunas lágrimas se me hicieron pesadas, pero el texto fue increíble y agradezco que hayan salido.

    ResponderEliminar
  6. Me gusta cuando escribe sobre ella :) porque, aunque estés triste, tus palabras nos transmiten esa tristeza, la compartimos contigo, y hacemos que sea más llevadera para ti. Lo que sea por quitarte un poco de ese peso.
    No creo que sea necesario pedir perdón. Nunca hubo nada que perdonar :)

    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  7. A veces la añoranza es tu inseparable compañera, aun sin quererlo.
    Y cada detalle se echa de menos de un modo insoportable...
    Y tú has sabido plasmarlo de un modo tan desgarrador, tan sentido...
    Suerte con ello, de verdad.

    Un beso!


    EMME

    ResponderEliminar
  8. pero si das un giro de 360º, vuelves al mismo punto, y te marearás:)

    ResponderEliminar
  9. Es tan difícil perdonar, ser perdonado y perdonarse a si mismo que a veces duele demasiado,n ¿no? Un abrazo poetisa

    ResponderEliminar