23 sept. 2010

Me voy...



Imagen: by_miqulski
El momento olvidado.
El sentimiento pasajero.
Los pensamientos perdidos en el tiempo...
Los mensajes perdidos.
Una historia pasajera.
Y la soledad de una canción desconocida.


Comienza el día, el sol naciente se hace presente. 
Abre sus ojos lentamente, y denota por los agujeros de la ventana los pequeños rayos del sol pegando directamente en su vista.
Estira las cobijas de su cama, toma su celular, observa el horario. Y sale corriendo tras sus ropas.
Tiene sólo 10 minutos para tomar el colectivo puntual de 09:20 hs. 
Se para frente al espejo... se observa por primera vez en el día, y comienza a darse cuenta que las secuelas de sus lágrimas dejó rastros en su rostro pálido. (El maquillaje corrido, y las ojeras).
Recorre lentamente en su mente, todo lo que sucedido el día anterior... 
¿Es fácil mantener vivo un amor cuándo la distancia es tan corta? 
Cometer un error. (Hacérselo creer).
Le quedaba solamente una oportunidad para demostrar que aquellas palabras que habían llegado a oídos de su novio, fueran demostradas falsas. 
¿Pero quién lo hizo?
¿Qué ganarían?
Lo peor de todo, es que ella... no tenía cabeza para pensar quién podría haber tenido el valor de plantar semejantes pruebas en su contra.
El invierno empezaba a acabar. Comenzaban a crecer las primeras flores. 


Prueba del error.


"Hace tiempo, que la persigo...(No te tiene que importar la razón, si no... la consecuencia).
Hoy... 28 de febrero. 
Tu novia "perfecta", se va a ver con un hombre. 
¿El lugar? En el café de ruta 88 y luro. 
Si no me crees te dejo el número del café: 4106500.(Podés llamar y hacerte pasar por esa persona para cambiar el horario de la reserva ¿No?)"
El nombre de la persona con la que se va a ver es: Aidán Robles."


Luca sin pensarlo ni un sólo minuto más, tomó el teléfono, y marcó... En el primer intento dio ocupado...
Segundo intento... 
Buenos días... Café Renacer. ¿En qué lo puedo ayudar?
- Quiero cambiar una reserva que hice...
Dígame su nombre...
- Aidán Robles.
Señor... La reserva era dentro de 10 minutos. 
- Exacto. La quiero cambiar a una hora más tarde. Miró su reloj, eran las 09:50 hs. ¿Para las 11 podrá ser? 
¿Con los mismos agasajos




Al otro lado del teléfono Luca supo que la nota era verdadera. Y con nudo en la garganta colgó sabiendo lo que tenía que hacer...

12 comentarios:

  1. Ohh, esta historia ...
    esta buenisima marina!
    al fin hablamos!!! eso me pone feliz amiga, te seguiré hablando querida :)

    tendrá un final esto? me dejaste metida con la historia ^^

    ResponderEliminar
  2. Debe de ser un poco duro para Luca (nombre que me encanta por cierto) darse cuenta de lo de su novia de esta manera...
    Besos

    ResponderEliminar
  3. yo tmbien quiero reservas a mi nombre..

    ResponderEliminar
  4. oooooooooo....que pasara despues!!!
    Saludos Marina!
    muy buena historia
    =)

    ResponderEliminar
  5. Marina, muy bello relato, me gustó muchisimo, un besito grande :D

    ResponderEliminar
  6. marina...buena historia...me dejas intrigado...q se hace en esos casos? vas te presentas y la matas? o desapareces por completo? y si te busca despues q le decis?
    me quede pensando...jaja
    un besote buena buena historia...
    David.V.

    ResponderEliminar
  7. no solo pruebo el error, vivo en él.

    :)

    me gustó tu texto
    besos

    ResponderEliminar
  8. Hola Marina, bella e interesante historia, pasa un buen día, gracias, besos.

    ResponderEliminar
  9. wow, que intriga... has de continuarla :)
    buf, pues yo te cambio el invierno con gusto!
    :*!

    ResponderEliminar
  10. Marinaa, descubro aterrorizada que me he perdido alguna entrada :(:(... voy a verlas...

    ResponderEliminar
  11. IMPRESIONANTE!!

    Mar! me encantó!!!

    Ojalá hoy vea la continuación!

    Besos amiga!

    ResponderEliminar
  12. Puede que solamente fuera un buen amigo de su novia, pero está claro que ante esa situación es difícil no pensar en algo feo.

    ResponderEliminar