18 sept. 2010

Diferencias...


Imagen: by_babyjoan

La lucha escondida de sentimientos solitarios...
El prisionero equivocado.
El lugar indicado.
Y la historia escondida detrás de sus ojos...


Hace ya casi 6 años, mis oídos han escuchado sus tristes palabras.
Yo escondida detrás de la pared contigua a su habitación, escuché su relato...

En el año 1930 las cosas eran demasiado distintas a las que hoy en día estamos acostumbrados.
Mis papás se conocieron. ¿Dónde? ¿Cuándo? No lo sé, hay cosas de mi historia que no las conozco, y ya han pasado 58 años y siguen sin ser conocidas.
Lo único que sé de mi mamá, es que a los tres meses de mi nacimiento ella murió.
Mi papá militar que permaneció a mi lado durante 11 años.
Reconstruyó su vida con la hermana de mi madre, y ella fue quién me alejó de todos mis hermanos/as. 
La vida para mí fue muy distinta... fue muy complicada, y sé que es sentir hambre, sed, sueño, frio.
Desde los 11 años, tomé la determinación de dejar mi casa, la que me vio crecer, la que me acobijó en noches de tormenta, en noches de heladas interminables, y el sol durmiente de cada atardecer...
Recorrí casi toda argentina en busca de mi camino, en busca de mis aprendizajes. Porque a pesar de que era muy chico para entender varias cosas  repentinas de la vida. No entendía las fechas especiales, esas que...
viven cada uno de los habitantes de todo el mundo, sin importar las religiones, el horario, el continente.
Lo viven, y yo... Estaba acobijado en algún puente, o... en casa de algún desconocido.
Fue duro, ver como las luces de cada casa se prendían a las 00:00 de cada año nuevo, o de cada navidad...
Lo único que me pertenecía era mi vida, y las pocas cosas que llevaba conmigo mismo... Sólo eso... 
Y sin desear algo más que todo lo que tuve, el tiempo llegó a agotarse tan escasamente en el calendario agónico, que supe que era momento de regresar...
Y fue dónde te conocí...
Hoy sos la madre de mis 5 hijas. 
Lo único que queda en mi memoria, es un dibujo detallado de mi casa. Una fotografía de mi padre, y ni una sola foto de mi mamá, nunca tuve la oportunidad de abrazarla, de conocer su rostro, y mucho menos de escuchar su voz...
Todos cometemos errores, y mucho más nosotros que somos padres, nadie me enseñó a ser padre, nunca tuve una familia como la que tengo hoy, y en cierto modo, alguna vez sentí miedo de no poder contar todo esto, de cumplir mi rol de padre tal como todas ellas lo desean, a veces no es tan fácil, pero tampoco tan complicado. 
A veces cuándo algunas de ellas desperdician tantas cosas, empiezo a recordar lo poco que tuve, y siento que no valoran lo que les damos día a día...
Siento que no se conforman con nada, siento que a veces no tienen sentimientos...
Y me duele, porque todo tiene un fin, 
y ellas van a tener que enfrentar la vida solas, como lo enfrente yo...
Y lo único que quiero, es que sepan que todo lo que hacemos es por ellas, y para cuándo cierren los ojos y miren al pasado, sepan que todo... tiene un porqué.



Apenas la respiración se hacía presente detrás de la pared, empezaron a caer las primeras lágrimas sobre mis mejillas y supe que...
El lugar indicado siempre estuvo, pero nunca supimos qué decir...

11 comentarios:

  1. Jolines! Qué triste! Pero me ha gustado mucho:)) seguro que es muy buen padre:)) biquiñosssss

    ResponderEliminar
  2. Bueno, blogger m acaba de borrar todo lo que te habia escrito T.T
    rsumiendo: me ha gustado lo k has escrito

    una pregunta (perdoan k lo pregunte xd) pero m estas siguiendo?? esk no t veo en seguidores y como blogger a veces va tan mal....
    Bueno contestaa!
    Ah, por ceirto, m encantaria si pudieses participar n mi concursillo! Besitoos!

    ResponderEliminar
  3. es una pena cuando pasa eso.. que el lugar indicado siempre este ahí, pero nunca ocurran las palabras

    ResponderEliminar
  4. Dios!! pero que palabras tan mas grandes!! lei y lei y me parecio todo tan expresivo!! si que tienes talento, en verdad que tus palabras me transmitieron mucho al momento en que leia!!
    me agrada mucho leerte, siempre se que vale la pena!!
    besotes. nunca dejes de escribir

    ResponderEliminar
  5. Una historia triste de algo tan real y cercano, me alegra tanto tu regreso.
    Espero estes de maravilla porque lo mereces.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  6. Qué bonito y triste a la vez. Me ha gustado mucho^^

    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Es muy difícil, cuando la vida te da la espalda de esa manera, sobrevivir a uno mismo.
    Quizás los medios no justifiquen el fin, pero ahora se le ve feliz:]

    Muaaak!

    P.D.: Guau! Pedazo de cambio que ha dado el blog, Marina... ¡Me encanta! *___*

    ResponderEliminar
  8. Me cambio de blog http://losrecuerdosdelbaulolvidado.blogspot.com/ espero verte por alli ;)
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Se me ha encogido el corazón, son palabras tan verdaderas, que perdemos la noción de ello con los años, sobre todo cuando somos adolescentes.
    "El lugar indicado siempre estuvo, pero nunca supimos qué decir" siempre va a estar en el corazón
    muá

    ResponderEliminar
  10. Siente un abrazo INMENSO, bella. Un placer leerte, de verdad.

    ResponderEliminar