12 ago. 2010

Un número desconocido en la pantalla. Cap 3



Imagen: by_ciuky
¿Cómo iba a engañar a mi corazón? 
¿Cómo me iba a mentir? Si lo único que quería hacer era abrir mi cuaderno y encontrar la nota que me había dejado.
Pero no sabía que podría llegar a decir, quizás...
Me estaba precipitando, y no era más que una nota que podría haber hecho cualquier persona.
Pero... Había una parte de mi que tenía miedo, un miedo que no soportaba.
Y corrí hasta mi habitación, abrí el cuaderno y...




" Las ilusiones son pasajeras, 
el amor llega para quedarse grabado en lo más profundo del corazón,
y no tenemos control sobre lo que sentimos.
No trates de entender esta simple carta porque no tiene explicación alguna, y creo que queda demasiado claro.
Lo que viste no es lo que vos pensas, esa chica que me besó, es hoy en día mi ex...
Sé que el camino va a ser arduo y duro, pero quiero correr el riesgo con vos.
¿Aceptas?




22:00 hs:


Acostada en mi cama, sin saber que decir, ni que sentir... Sentía como el corazón se me estaba saliendo por el pecho; con el simple hecho de pensar que en par de horas lo volvería a ver, y no habría forma de esquivarlo, porque seguramente iba a estar esperándome para hablar, y no podría mentirle, pero no sabía como iba a actuar.


22:30 hs:


Ya cuándo empezaba a cerrar mis ojos para dormir, suena mi celular, atiendo sin conocer quién hablaba del otro lado.


- ¡Débora! ¿Cómo andas?¿Sabes quién soy no?
Podría saberlo si tendría el número agendado en mi celular, pero no... no sé quién sos... y si me lo decís va a ser mucho más fácil, no me gustan este tipo de juegos tontos. 
- Soy Aaron. 
A... ¿Cómo conseguiste mi número?
- Cuándo una persona realmente me interesa trato por todos los medios de que lo sientas, porque no es un juego. Y sé que vos sentís algo por mí, y no trates de engañarlo, porque tu mirada lo dice todo, y eso me basta por el momento.
Aaron, te voy a ser sincera en absolutamente todo. La nota es realmente hermosa, y nunca me había sentido tan bien con lo que estás haciendo, pero no es momento de que en mi vida llegue el amor. No estoy preparada, y no creo que vos puedas esperarme. 
Tampoco lo pretendo, solamente soy sincera conmigo misma, y con vos.
- Si... ¿Te digo que me queda poco tiempo de vida? ¿Qué harías?
No digas esas cosas, porque sos muy jovén, y no te podría pasar nada. 
- Simplemente es una pregunta que te quería hacer, me gusta vivir el momento como si fuera el último, porque no me gustaría arrepentirme de nada, y eso es precisamente lo que quiero para vos. Que no te arrepientas de nada.
Respondeme algo. ¿No te pasa nada no? No quisiera enterarme por otra persona que pasa algo, y que no me lo hayas dicho.
- Estoy muy bien. Créeme. 




Hoy apenas recuerdo esa charla que tuvimos en la que las cosas empezaban a cambiar. Siempre me pregunté, porque se enamoró de mí, porque no se enamoró de otra persona, porque a pesar de que todos cometemos errores...
Nunca se sabe cuál puede ser el final.
Y si... todo tiene un principio y un fin, pero no me quiero adelantar. 
Quiero que vivan mi historia como si fuese la suya...


22 de agosto:


-¡Débora!
Aaron. ¿Cómo andas?
- ¿No me vas a dar un beso?
Por el momento así esta bien. Todo a su tiempo.
- Te quería invitar a un lugar... Pero es sorpresa, sólo quiero oír de tus labios, un sí.
Esta bien. Acepto. 
- Te espero en Independencia y la costa. ¿Te parece bien a las 8?
Perfecto.


Esa misma noche:


¿Aaron que te pasa? Se te nota muy cansado, y no me digas que no te pasa nada. Tus ojos me dicen ...
- Me llamaron de casa, mi mamá acaba de morir.
¿Y qué haces acá conmigo?
- Quería que me abrazaras, porque si el tiempo se agota, lo viviría con vos mil veces. 


El tiempo lo cambió todo.

10 comentarios:

  1. A como venían las cosas, ni me imaginaba que seguiriía con algo así. Muy buen giro.
    Por otro lado, metiéndome en la historia, que triste en verdad...
    La belleza de la carta y de los sentimientos que deja traslucir, sin duda se oscurecen con algo tan horrible como lo que le acaba de pasar...
    Y la frase final, solo una pregunta...
    En que momento no lo hace...?

    Me encanta.

    Suerte que volviste!

    Besos amiga!

    ResponderEliminar
  2. Que triste y lindo a la vez, creo que cuando suceden cosas de ese tipo nos provocan realizarnos muchas preguntas acerca de si estamos viviendo como queremos, y sin duda yo tambien desearia pasar mis ultimos momentos con la persona a la que amo.
    Me gusta mucho la historia. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. La ultima frase de Aarón me encanto.

    Aunque es verdad que es triste.

    ResponderEliminar
  4. Hola me encanto tu blog
    me suscribo enseguida
    besiños, nos estamos leyendo

    Bye Fay .·*

    ResponderEliminar
  5. Me ha tocado esto! Las ilusiones si son pasajeras, pero el amor es tan complejo como pocas cosas... el amor no es pasajero, sino como nos quitamos de la noche el amor que sentimos por alguien?

    No se puede, de que se va, se va, pero tiene su tiempo, pues cuando llega, te agarra de sorpresa, te toma y se te mete, te siente y no se puede ir así como así aún y cuando nos deje rotos.

    No es fácil... duele y te rompe, pero tbm sirve para darnos cuenta de que podemos sobrevivir y volver amar!

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Cuando uno se siente mal solo quiere estar con esa persona querida porque siente que de esa forma el dolor se alivia, todo parece detenerse cuando lo tienes entre sus tus brazos.
    me encanto la historia
    beso grande!

    ResponderEliminar
  7. ¿Y el tiempo lo cambio para bien o para mal? OMG esta historia...
    Un besaso.

    ResponderEliminar
  8. ¿Pero lo cambió para qué? ¿para mal o para bien?

    en realidad para bien ¿no? porque ella estará a su lado, a pesar de que la madre de él se murío.

    ResponderEliminar