1 may. 2010

El tiempo perdido...



¿Cuántas veces sentistes que el tiempo no se podía recuperar?

Cuántas veces sentistes que después del final, no quedarían esos ratos de charlas prolongadas en medio de una tormenta de pensamientos que fluyen sin ser forzadas, 
cuántas veces te has preguntado cuándo volverías a tomarle la mano,
cuántas veces has llorado clamando verlo sólo un minuto más...Sólo uno más... 
No me refiero a un amor que nunca fue... No me refiero a algo sin sentido. (Si no... a la partida de un ser querido).
Ese sentimiento que fluye en la sangre sin poder controlarlo, sin poder influenciar sobre ese sentimiento. 
Sólo el dolor domina tu corazón en cuerpo, mente y alma. Hasta que empiezas a darte cuenta, que no podrás verla nunca más...
Que no volverás a reirte nuevamente con ella, porque no se puede.
No me volverá a ver, no volveré a sentir su calor... No volveré a hablar con ella.


Hay personas que tienen algo tan básico, y fundamental como es... Verlo todos los días, y a veces no saben aprovechar esos momentos, pero no sólo por peleas, por maltrato, por no ser escuchados. Y por muchas cosas más. 
Lo más triste de todo, es que se van a dar cuenta del tiempo perdido cuándo no estén, o cuándo simplemente abran los ojos... Y vean más allá de ellos, que los errores no són sólo de nosotros, si no también de ellos... 
Pero por eso, no vamos a pasarnos una vida castigándonos, y mucho menos, mirando el mundo desde el centro de nuestra mirada. 
Suena egoísta, y a la vez contradictorio... Pero no es así... 
Siempre que queramos ser algo más que un manojo de dolor, y recuerdos recurrentes en nuestra mente, es necesario que esos recuerdos que aveces o casi siempre nos atormentaron, serán de un momento a otro... Un aprendizaje, he aprendido a vivir con algunos impedimientos que serán hasta cierto punto, nuestro peor enemigo. Pero sin eso... Sin todo ese dolor... ¿Qué seríamos? Con o sin errores, somos lo que somos.

¿Alguna vez te preguntastes que hubiera sido de tí, sin todo lo que te pasó?
¿Del dolor se aprende? ¿Nunca te lo preguntastes?




Más de una vez, he llegado a creer que se nace con un propósito. Y aunque no tenga hermanas que apoyen mis pensamientos, mis gustos, mi forma de ser, mi carácter, y por perder minuto a minuto relaciones de padre-hija, he llegado a creer que las ilusiones mueren si nosotras mismas no creemos en ellas. Hoy lo tengo... Mañana no sé... 
Es momento de recuperar el tiempo. 




Pd: Mañana prometo subir todos esos premios que me han otorgado y que llenan de alegría mi corazón. Les agradezco por ser merecedora de esos premios:) 

12 comentarios:

  1. Me pregunté muchas veces que hubiera sido de mí sin todo lo que me pasó (o en realidad, de todo lo que me hice o dejé que me pasara). Y llegué a la conclusión que no sería yo. Sería una desconocida. Y aunque a veces quisiera eso, ya estoy demasiado acostumbrada a mi presencia como para querer cambiar. Después de todo, es la única compañía que tengo...
    Me gusta mucho cómo escribís :) Cuidate <3

    ResponderEliminar
  2. Y...yo diría que sin lo que me pasó, hoy, sería otra, y definitivamente estoy segura de que todo, seguiría en el mismo lugar donde ayer estuvo. Pasarían las mismas cosas, cometería los mismos errores, diría que odio las mismas cosas que creía odiar en su momento... y nada hubiera cambiado.
    Porque aunque me duela, aprendía lo que era perdonar cuando fue tarde. Entendí que mi papá me quería cuando lo enterré, o, peor aún, años después de su partida.
    Supe que yo podía llegara a ser distinta solo, cuando sufrí lo suficiente.
    Y dejé de pensar de cierta manera recién cuando me sentí sincera conmigo misma.
    Pero, aunque se que si nada de lo que me pasó hubiera pasado, yo sería totalmente distinta, de ninguna manera puedo decir que gracias a su muerte aprendí todo eso.
    Porque de esa manera sería como decir que era necesario que el se fuera, cuando mataría por tenerlo junto a mi en este momento...

    Excelente texto. Un tema difícil, que te hace pensar en muchisimas cosas y notar que se siente en verdad.
    Me gusto muchisimo.

    Un beso enorme!

    ResponderEliminar
  3. No concebimos la vida de otra manera.
    No existe el destino, ni lo que hubiera pasado, ni lo que pasará.
    Sólo existen el presente y las consecuencias.
    En realidad no estoy segura de nada de eso.

    Un abrazo muy fuerte!

    ResponderEliminar
  4. holas...1) q buena fot elegiste...2) mil veces me hice esas preguntas..cuando mi tio fallecio me di cuenta de lo q habia perdido, de charlas y mas de una ves corri a la puerta pensando q era él el q golpeaba...3) creo q nuestro futuro es consecuencia de lo q hacemos en el presente...lo ideal seria vivir cada dia como si fuera el ultimo y a la ves como si fueramos eternos...
    besos David.V.

    ResponderEliminar
  5. Yo siempre digo que de lo malo se aprende.
    Si no algo en concreto que puedes alzar el vuelo nuevamente, pese a pensar que te caerás y notar el miedo pisándote los talones.
    Ni te digo las veces que me hice esas preguntas, ver partir a alguien a quien quieres, alguien que ocupa un trozo dentro tuya, aparte de ser duro, resulta tan extraño que apenas se puede aceptar.
    Tenemos fecha de caducidad, y eso es algo que nos es difícil saber.
    Es raro pensar que esa persona estuvo hoy y mañana ya no estará.
    Parece absurdo...
    Hasta que te haces a la idea, y o lloras, o lo aceptas sin lágrimas aparentes.

    El dolor nos construye, sin todas esas cosas ahora sería una persona diferente, no habría seguido este camino tal vez y no habría conocido a personas estupendas, o a otras no tan estupendas...

    Recupera tu tiempo, tu fuerza, tus ganas, tus sonrisas, tus recuerdos ^^
    Intenta ser feliz un poquito cada día.
    Una sonrisa para ti y un abrazo para después.

    Gran reflexión.

    ResponderEliminar
  6. Me encanta este blog, es lo unico que puedo decir.
    Un besito

    ResponderEliminar
  7. Muchas veces escuchamos decir a la gente que hay que aprovechar el ahora, que hay que decir "te quiero" cada vez que puedas, cada vez que lo sientas, pero nada... no lo hacemos.

    No me gusta la idea de mañana no encontrarme con lo que tengo hoy... pero no es algo imposible.
    :/


    Saludos ;)

    ResponderEliminar
  8. me gusto tu blog
    :D pasate por el mio
    La Chica Del Caffé

    ResponderEliminar
  9. Lo cierto es que de los errores se aprende. Y sobre todo del dolor, pero una vez que ha dejado de ser dolor. Ahí en cuando puedes decir: "Oh dios, esto me pasó por esto.. o por lo otro..".
    Yo siempre digo que es bueno equivocarse para poder aprender.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  10. me.encanta-me.encanta-me.encanta!!!

    ResponderEliminar
  11. Del dolor es, sin duda, de lo que más aprendemos. Creo que sin dolor la vida no tendría sentido. No sabríamos lo que es estar bien depsués de una mala racha, si ésta no existiera. La vida consiste en ir dando tumbos, arriba y abajo. Difrutar cuando estás arriba, intentar subir cuando estás abajo :)
    De acuerdo contigo en TODO!

    Besos, Marina.

    ResponderEliminar
  12. el tiempo no perdona. el timpo perdido, se perdio para siempre. lo que si podemos hacer, es comenzar desde ahora, a disfrutar y no perderlo mas.
    muy linda la entrada.
    un saludo en la lejania.

    ResponderEliminar