3 abr. 2010

Carta.

 Imagen: by_ iNeedChemicalX


Querida abuela:

Han pasado tres años de tu triste partida. Han pasado miles de cosas en tu ausencia, y creo que las cosas que han pasado fueron las peores que me pueda llegar a imaginar.
Sé que las cosas pasan por algo. Pero no estoy aca escribiendote para hablar de cosas tristes, sé que las lágrimas desgarradoras sólo fueron por tu partida, por sentirme de alguna manera, demasiado sola. Vos sabes a lo que me refiero, vos me entendes.
Pero quiero recordarte feliz, sonriente, llena de vida. Recordar las veces que me sacabas sonrisas con tus chistes. Y olvidar el dolor.
Sé que muchos de nosotros, me refiero a nuestra familia, han comentido errores muy feos, pero el tiempo... vuelve, y quizás, algún día, se den cuenta de las cosas que cometieron, y puedan mirar hacia atrás, y lleguen a pedirte perdón...
Quiero decirte muchas cosas, cosas que no te pude decir, quizás por verguenza, o por no poder pronunciarlo. Vos sabes muy bien, que yo no soy de expresar mis sentimientos en palabras, más bien... Me expreso mejor en palabras escritas, que pronunciadas por mi boca. Y lo lamento en el alma. 
Me hubiera encantado derribar esa barrera que me armé, para demostrarle a todos que era fuerte, y que siempre lo sería, pero... Sabemos que nunca lo fuí, sólo son facetas, o simplemente una máscara.
Ese último día... Que te escuché hablar tiernamente, cuándo me vistes con las lágrimas en mis ojos, y me dijistes que no llore, que todo iba a pasar. Recuerdo perfectamente que había dormido toda la noche a tu lado, te tomé de la mano para que no te sientas sola, y de repente te despertastes, y en ese preciso momento te juro que hubiera dado todo por decirte, te quiero con toda mi alma, nunca lo olvides..
Pero lo que creí es que no sería lo suficientemente fuerte para decirlo, porque sabía que si lo decía, no llegaría a parar de llorar. 
Después lo que viene, ya es lo más triste.
Es la primera vez en mi vida, que escibro una carta para alguien que significó demasiado para mí. Y yo sé que lo sentistes desde el primer día que llegué al mundo, 
lo sentías, cuándo me esperabas en la esquina de tu casa, saludándome de alegría, y hacíendome señas, para que me apure a caminar, porque ya llegaba tarde.
Llegaba a tu casa, y tenías todo preparada, obviamente mi comida preferida. ¿Sabes qué?  Creo que nadie lo sabe, como yo como iba a la escuela a la mañana, lo único que pensaba en esas cuatro horas, era llegar a mi casa, cambiarme y ir caminando a verte a vos... 
Y aveces cuándo llovía me daba pena, saber que no te iba a poder ver...
¿Te acordas de todos nuestros cumpleaños? Creo que lo que más me costó acpetar es que no me volverías a llamar como todos los años a las 8 de la mañana, sé que aveces la rutina se había plantado en toda la familia.
Pero no me importaba. Aveces creía que cada promesa que nos hicimos eran un tanto imposible. Y hoy te puedo decir, que gracias por confiar en mí, por darme esa confianza que necesitaba para seguir adelante.
He caído más de la que me imaginaba, no creí que podría llegar a llorar tanto, y sentir ese dolor que pocos sienten en el pecho, sé que aveces la vida nos planta con muchas barreras que debemos derribar, para no quedar siempre en un mismo lugar... ANTES no sabía quién era, que quería, y a donde iba a ir.
Estaba perdida en mi mundo, empezé a escribir, porque nadie me escuchaba, empezé a leer libros para sacarme el peso de mi alma, creo que me he convertido en una muy buena actriz. Porque nadie se dió cuenta de las cosas que pasaban por mi mente, cambié mucho... Tanto para bien, como para mal.
Pero he aprendido una cosa sumamente importante, aprendí a mirar el pasado sin resignación, sin odio, y por sobre todo con aceptación...
Hoy sé que a pesar de todo lo que tuve que pasar, estos últimos años, puedo decirte sin verguenza. Que te amo con todo mi corazón, y así lo será hasta mi último día.
Sé que algún lugar, me estás cuidando, me estás protegiendo, y estás feliz, de lo que estoy logrando, sé, que algún día, podré curar todas mis heridas.
Pero nunca te olvides, que siempre desde pequeña, cuándo aún no podía caminar, siempre fuistes mi camino. Y lo serás siempre...

Tu nieta. Marina.

19 comentarios:

  1. Qe dulce qe le cuentes todo lo qe sientes a una persona qe es especial para ti. Ella se pone muy contenta qe lo hagas y éso lo sabes.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Viste como escribir cartas asi te hace sentir tantas cosas?
    Cuando lo hice senti tristeza y hasta llore, tambien senti desolacion y hasta tuve frio, pero a la vez tambien senti alegria y me rei de tonterias que recorde al escribirle.

    Hermosas palabras sobre todo sabiendo todo lo que significa esto para vos.
    Un beso enorme!

    ResponderEliminar
  3. Ella vive cerca, en tu corazon.

    besos

    ResponderEliminar
  4. Es muy dulce de tu parte, es hermoso en todos los sentidos habidos y por haber. Pensa que ella esta bien, y seguramente (no te conozco) estaria muy orgullosa de vos. Una de las cualidades que veo por lo menos es uqe no sos ninguna boluda adicta de la tele, por el otro blog. El de los libros. Leer te hace usar la cabeza, pensar.
    Me alegra saber que tengo a alguien quien me recomiende libros aparte de mis amigas. Me gustan los libros fuertes, que te dejan un mensaje, los realistas, los libros que te llegan al alma, los que te hacen llorar y reir. Los que te hacen SENTIR, esos me encantan!

    ResponderEliminar
  5. Ah y el libro que leì antes de abzurdah fue el niño con el pijama a rayas, que tambien lo debes conocer. Increible, super super super recomendable!!

    ResponderEliminar
  6. Al final no me falló :l
    Estaba tan o mas afectado que yo.
    Es sorprendente.
    GRACIAS POR ESTAR AQUI<3

    ResponderEliminar
  7. Honestamente no sé si la pena que sentimoos por la muerte de un familiar lo hacemos porque ya no lo veremos más o por el temor que nos invade de que algún día nos tocará. La muerte es la ÚNICA CERTEZA que tenemos al nacer, nadie sabe si va a hacer rico o pobre, con suerte o sin suerte sólo sabemos que tarde o temprano moriremos, por lo tanto la muerte es parte de la vida. Una vez en que hemos aprendido lo necesario o no aprendimos y gastamnos toda nuestra energía corporal en el tiempo llega la muerte que nos lleva a otro mundo. A los niños suelo decirles que la muerter es como cuando terminamos el año en el colegio y al año siguiente pasamos a otro salón, no debemos temer es sólo algo que aún no conocemos pero que si Dios nos lo ha puesto junto con la vida DEBE ser bueno. Un abrazo. Eso dile a tus niños.

    ResponderEliminar
  8. Sobran mis palabras acá...Abrazo señorita!

    ResponderEliminar
  9. Sinceramente no se que decir.
    Un beso muy grande(:
    Suerte:)

    ResponderEliminar
  10. Que linda carta .. yo sé que aunque tu no se lo dijeras ella sabía que ella era tu persona favorita ..
    Un gran abrazo :3

    ResponderEliminar
  11. Ahh .. nose si te lo habia dicho, me encanta como luce tu blog ahora (:

    ResponderEliminar
  12. Encantador blog el tuyo, un placer haberme pasado por tu espacio.

    Saludos y un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  13. Que linda carta. Seguro que ella lo estará leyendo y se sentirá orgullosa de la nieta que tiene :)

    PD:No, yo soy de España ^^

    ResponderEliminar
  14. gracias por valorar el trabajo de mi amigo. eres un encanto
    un besazo:)

    ResponderEliminar
  15. Hola
    Quieres visitas gratis para tu Blog?
    entra al link de abajo
    Yo ya consegui 700 visitas gratis en 1 semana

    http://vgratis.webcindario.com/?r=hola

    ResponderEliminar
  16. Vaya... que podre decir?...
    por un momento crei que era solo una invencion literaria, disculpame, pero no fue hasta el final, en las ultimas lineas y al leer los dos primeros comentarios, que entendi el amplio y enorme sentimiento que logras proyectar en tus palabras. Veo que muchos somos los que nos refugiamos en el amor y en el calor de los libros y de las letras. Pero el camino continua y el aire no se detiene...
    :)
    Un abrazo enorme y gracias por pasar por mi blog, :)

    Saludos!

    ResponderEliminar
  17. Es preciosa la carta, sin palabras.
    Un beso!

    ResponderEliminar