2 dic. 2009

Se puede decir...



¿Cómo podría empezar a describir todo lo que he sentido estos últimos días?
¿Con verdades o con la mismísima mentira?
Se puede empezar a describir sentimientos enredando palabras coherentes con palabras sin sentido.
Se puede empezar a describir una cosa en particular, y terminar con algo muy distinto (aunque nadie se percate de eso).
Se puede decir que algún día llorastes de la emoción (cuando en realidad lo hicistes por la absurda e incoherente tristeza).
Podría decir miles de cosas, pero solamente me interesa una…
¿Por qué volvió?
Para mí ya se había terminado absolutamente todo. Y creía que para él también (me equivoqué).
Me pregunta constantemente si lo quiero más que antes, y no puedo contestarle con la verdad…
Me reprocha constantemente mi forma de ser, lógicamente algo de mí le molesta, pero no tiene el valor de decirlo… Y ahora no comprendo el porqué o el qué de la molestia.
Lo asfixia constantemente y llegué a entender que la soledad de mis palabras y la falta de verdad y coordinación entre ellas, lo detienen…
No cree que aún lo sigo “queriendo”.
¿Es ilógico no?
¿Incoherente?
¿O real?
¿Cómo se tiene el valor de decirle a alguien que no lo querés como el día de ayer?
Soy una gran contractura de hilos conductores que conllevan un doble sentido en todos los aspectos, trato de llegar al punto máximo, osea, a hacerlo enojar, (aunque sepa que dentro de unos días reciba un mensaje de texto), y trato de entender porque vuelve…
Hay dos alternativas:
Se siente solo, y no puede estar en plena soledad. (Algo muy común de los hombres).
O realmente me quiere… (Cosa que dudo completamente).
Entre tristes palabras que escucho constantemente,
Entre tantos recuerdos que parecen quitarme el aliento
Entre tantas cosas que tendría que haber dicho,
Entre tantas palabras cordialmente mentirosas…
Sólo una es verdadera…
Este minuto que ya pasó mientras mis manos me permiten escribir estas palabras que salen de mi mente, ya es reconocido como pasado…
Este preciso momento… Es presente…
Y mañana no sé que pasará.

¿Es posible entender algo así?
Para mi no lo es…
¿Por qué?
Porque sigo esperando inconcientemente que aparezca por mi puerta, que me abrase, y que me diga que todo lo que pasó sólo fue un mal sueño…

Pero no volverá, no volverá. ¿Y quién mi quita este dolor? Nadie.

3 comentarios:

  1. Sabes Marina, no se que tanto entiendo este escrito, por que parece igual, pero por otro lado no...
    bueno la verdad es que creo que si algun dia llega te puede pasar lo que a Penelope (con su bolso de piel marron y sus zapatitos de tacon...) la cancion de Serrat?
    bueno el hecho es que esos momentos son irrepetibles y desgraciadamente los has vivido sola...
    P.D.
    Me gustaría que salgas de la senda ,vamos regresa a tí

    ResponderEliminar
  2. Me gustó mucho tu blog, tocaya :)
    Escribes muy bien

    ResponderEliminar
  3. espero que ese dolor pase pronto :)
    yo tambien suelo pensar mucho en el tiempo, el pasado, el presente, el futuro :)
    besazos preciosa!

    ResponderEliminar