9 dic. 2009

Escapar




¿Cómo podría empezar a declarar algo que mi corazón negó constantemente?
¿Cómo podría decirle que todo lo que le dije, fue un invento mio?
¿Cómo hago para olvidarme de todo lo que hemos vivido?
Todo se ha resumido en un sencillo y complejo día. El mismo día que lo conocí. Hasta este preciso momento, no entiendo que es lo que me provocó mirarlo con otros ojos, no sé que es lo que me hace escribir estas palabras que demuestran algo...Aún lo sigo extrañando...
Y aunque lo quiera gritar a los 4 vientos...
No podré.
Fuistes mi mejor historia escrita en palabras. 
¿Te parece poco?  
Podría decirte que cada palabra que te entregué con temor, fue la verdad que nunca antes había pronunciado...
Podría decir que cada vez que me abrazabas de esa manera tan tierna, mi mundo se paralizaba en menos de una milésima de segundo...
No recuerdo, no entiendo lo que me provoca esta mezcla de sentimientos: Una tristeza insoportable, y la amargura de recordar todo esto...
De recordar cada detalle estúpido...
De recordar cada palabra que dijistes sin sentirla...
Y aún así, seguía a tu lado...
El color degradante de este viejo papel, divisa unos o varios números y un nombre que me permite traerlo de mi mente a mis palabras.
Siempre me hacen recordar que el pasado siempre va a seguir vivo en mi presente, en mi futuro, y aunque no quiero aceptarlo, es la verdad… No puedo olvidar su dolor, no lo acepto aún.
Antes esta misma chica que escribe estas tristes palabras desconocía el significado impuro de la palabra melancolía.
Reconozco, que hubo algo que me impulso terriblemente a escribir de una manera compulsiva en estados depresivos totalmente legibles a la vista de cualquier persona humana.
Reconozco que antes, nada me afectada, mi vista era demasiado limitada como para ver cosas que tuve que aprender sola. Aprendí a entender que podría estar rodeada de miles de personas pero sólo ser querida por alguien que entre nosotros no está.
Hubo varias cosas, que me llevaron a estados totalmente disimulables.
Hoy, quizás las cosas hayan cambiado, pero no lo creo.
Nadie me la devuelve, y nadie me ha quitado este dolor.  Nadie lo hará.
El sentido de mis palabras lo he perdido, y la capacidad de creer en el mismísimo sentimiento también.
Eso que se hace llamar A-M-O-R.

¿Lo conoces?



9 comentarios:

  1. Lo conozco, pero no lo entiendo... por el momento ;)

    ResponderEliminar
  2. Querida, yo también lo conozco por suerte.. y al igual que tú no lo entiendo, y dudo que algún dia lo entienda. Pero supongo que esa es la magia que tiene esto del amor, ¿no crees? Lanzarte en picado a la aventura, sin saber donde vas a aterrizar... En fín, no me hagas mucho caso, porque tampoco he tenido mucha suerte en esto! jaja!
    Un besazo amiga, espero que todo bien :)

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tu comentario! Tambien me gustó tu blog :) te sigo!

    ResponderEliminar
  4. Lo conozco, pero me la ha jugado así que ahora le doy la espalda, pero sssshh.

    Muchos besos ;)

    C

    ResponderEliminar
  5. Es tan real...
    Creo que he llegado a tu blog en el mejor momento.






    Pasate por mi blog haver que tal. Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Muchas veces lo que el corazon niega es de lo que mas seguros estamos..

    No se, es como que siempre se ensaña en ir encontra de la razon, que tira en sentido contario...

    Y, con respecto a tu pregunta, si, lo conozco... Pero no quiere decir que halla terminado de entenderlo...


    Muchos besos amiga y muchisisimas gracias!!!

    ResponderEliminar
  7. Ah soy yo Vicky!
    Ja! Pero uso esa frase que me encanta!!!

    ResponderEliminar
  8. He llegado en el mejor momento puesto que yo estoy pasando por los efectos secundarios del amor: El Desamor. Y ultimamente, es uno de los únicos temas que soy capaz de tratar...



    Cuidate bella

    ResponderEliminar