25 nov. 2009


Aunque trate de disimular todo lo que sentido en este largo tiempo...
¡Acéptalo!
Seguís pensando en él, recordas exactamente cada "escena de amor", y sus hipócritas palabras (esas mismas que creístes verdaderas), quisieras saber como ha estado todo este tiempo, y si aún... Te extraña... (Nunca lo hizo, aunque siempre dijo lo contrario).
Si te sigue queriendo (como siempre lo dijo), si aún te necesita para robarte tiempo, besos, abrazos, pero lógicamente, no recuerda ni siquiera tu nombre...
Escuchas esos temas que se reproducen en tu mp3 y una canción en particular que le encanta: Evanescense, My inmortal.
¿Qué es lo que más extrañas de él? Los dos juramos no enamorarnos, le conté parte de este sentimiento doloroso, me ayudó, me comprendió, me dio lo que nadie me proporcionó, su tiempo (aunque no lo tenía nunca), hacia cosas de un tonto enamorado, aunque nunca lo reconoció.
Le llegué a escribir textos porque él me lo pidió, SI incomprensivamente, él sabía que la gran mayoría de mi tiempo escribía todo lo que sentía, todo lo que me provocaba dolor (porque nadie hasta ese momento sabía ese gran secreto).
Hasta el día de hoy, no sé que fue lo que me impulso a revelarle algo tan... Mio.
Con él, me sentía yo…
Me iba a ver todos los días de este verano que transcurrió, y aunque no le correspondía, se escapaba para verme aunque sea 10 minutos, nos veíamos a escondidas de todos, y lo emocionante no radicaba en no ser vistos, si no en… Las tonterías que hacia para sacarme una sonrisa, para robarme un beso, para darme un abrazo, y para reírnos hasta que nos doliera la panza…Obviamente nadie sabe sobre esta “historia”.
Obviamente él me ha olvidado, porque ya han pasado 3 largos meses de nuestro adiós…

No hay comentarios:

Publicar un comentario