18 oct. 2009

Héroes del silencio


Escucho esa vieja melodía de dolor que aún seguí reproduciéndose en ese toca discos que aún reproduce viejas canciones del ayer...
Estoy esperando a que por fin mis lágrimas sean las protagonistas de esta cruel situación.
Estoy sentada en mi cama, con un par de hojas de un viejo cuaderno,
una vieja máquina de escribir.
Mis ojos están a punto de empaparse de lágrimas negras.
Escucho los gritos que se vuelven profundos en las calles olvidadas...

He sido débil nuevamente, lo comprendo...

Y aún así, lo tengo asumido, lo sueño constantemente.
Y cuando siento que sólo nos separa un par de metros, el aire comienza a faltar en esta oscura habitación.
Me he vuelto, algo que fui, algo que alguna vez sentí, continuamente escucho aquellas palabras que algún día fueron pronunciadas por otras bocas, que lo único que me provocaron fue la continua soledad de mis escritos...
Puedo mentirme hasta cansarme, puedo llorar nuevamente a escondidas, y nadie me escuchará.
No quiero ser escuchada, he luchado mucho tiempo sola, y lo seguiré haciendo.
Descubrí la miseria de sus palabras, el enorme "amor" que algún día no muy lejano en la historia... Le tuve...
Vuelvo a caminar en la inmensidad de este enorme sentimiento, vuelvo a llorar por su ausencia...
Vuelven a decirme que pierdo el tiempo en escribir "estupideces" como estas...
Vuelven a lastimarme como siempre lo han echo...
Y vuelvo a repetir viejas escenas del ayer... Aunque no lo quisiera... Se ha vuelto parte de la sensación de morir sin ser la protagonista de esta estúpida historia...
Un lápiz rojo encontré entre mis papeles, en una parte decía, exactamente en la parte inferior... Nunca te olvidaré... No recordaba quién lo había escrito...
Obviamente no me pertenecía...

No guardo una sola foto del protagonista de mis escritos, y en mi mente, su rostro se va desdibujando con el correr del tiempo.

Lo que tanto esperaba, llegó, las lágrimas se han hecho protagonistas de esta situación, no porque lo extraño, sino porque el recuerdo de este dolor vuelve a resurgir…

Relato: Historias pasadas.

Protagonista y salvador: Un viejo cuaderno con hojas sueltas.

Detalles: Viejos sentimientos perdidos en el tiempo.

Héroe anónimo: El silencio de mi habitación.


1 comentario:

  1. Siempre consigues emocionarme con tus textos, te lo digo en serio :) Adoro tu blog, está en mi lista de favoritos, así que espero que nunca dejes de escribir, porque a mí me encanta leerte (:

    Un besazo!

    ResponderEliminar