26 sept. 2009

Partida


Hace dos años y 6 meses sucedió.
Ella creyó que no se marcharía para siempre,
creyó que todo sería un absurdo sueño macabro.
El día comenzó a trancurrir, no podía comer nada, no sentía el sabor de la comida en sus labios, no sentía el calor de día...
No podía gritar, su boca estaba cerrada...
Lo único que pudo decir o pronunciar, fueron esos sueños extraños que tenía.
Pero ya no sufría, todo comenzaba a terminar y nadie se daba cuenta.
Estuve a su lado todo el día, ví como la respiración le quitaba el aire, como el dolor empezaba a desminuir, como todo lentamente terminaba...
La tomé de sus manos, me dormí junto a ella, no soportaba llorar, no soportaba el dolor de mis ojos...
Ella nos estaba dejando...
Luego de exactamente 10 minutos, me dieron la noticia más triste...
Ella ya no estaba entre nosotros...
¿Cómo iba a seguir sin ella?
¿Cómo le iba a explicar a mi corazón que nunca más la volvería a ver?
Aunque el dolor se haga presente, volveré a ser lo que fuí.

Hoy siento que el tiempo, ha borrado un poco mi dolor, aunque mis días me demuestren lo contrario, aunque llore sin cesar
, siento que puedo continuar.Sólo recuerdo esos buenos momentos que hemos vivido desde que fui pequeña, desde que puedo recordar todo lo que hicimos, todas esas risas, todas las cosas que te he contado, y todas los momentos que vivimos, gracias por brindarme tu sabiduría día a día, y te doy las gracias por ser lo que soy...Porque es gracias a tí.
Te amo abuela, siempre estarás en mi corazón, y en mis recuerdos por siempre!

2 comentarios:

  1. Duele mucho perder a un ser querido de esa forma, pero es inevitable tener que decir adiós. Ánimos, cielo. Muás :)

    ResponderEliminar
  2. solo puedo decir que desde aca te mando muchas fuerzas...y si, tenes q seguir adelante....ella te va a estar guiando desde donde este!


    ResponderEliminar