5 sept. 2009

Olvido


Llegó el domingo. Son las 01:13 minutos. No me ha recordado.
Los días han pasado... (Suficientes días)
Jugastes con mi amor.
Lloré por tí. Hoy nuevamente. En silencio.
Nadie supo de "nuestro amor". Temo volver a verte, sin planearlo.
Quiero olvidarte... Cuando lo trato de hacer... Algo siempre me lo impide...
Quisiera haberte dicho que nunca me importastes desde de un principio, pero no tuve el valor de hacerlo, y cuando lo hice, mis sentimientos fueron más alla...
Canciones, actitudes, besos robados, mensajes de texto constantes, llamados, y la patética ilusión de su amor.
¿Cuantas veces me habré reido sin parar junto a él?
¿Cuántas tardes me habré quedado mirandólo solamente a él?
¿Cuántas tardes te habré esperado?
¿Cuántas veces me escuchó?
¿Cuántas veces me abrazó? Y me dejó...
Las suficientes como para dejarlo ir...
Las suficientes como para olvidarlo...

4 comentarios:

  1. No basta con cumplir palabras que se ahogan en soledades perdidas, no habrá voces que jamás inciten a la persistencia de un amor.
    Porque no hay dolor que lo asiente sobre el filo, libre serás cuando más enarboles el nombre en tus labios y lo mates con el tiempo...
    pero para eso hace falta la espera y un corazón... valiente.

    Gracias!! ya sabes por que ;)
    beso.

    ResponderEliminar
  2. Y es que querer tanto duele, y olvidar, aún más. Pero todo es tiempo.

    Mucha suerte :)

    ResponderEliminar
  3. Cuele amar y no ser correspondido y mucho mas si alguna ves lo has tenido.
    Te entiendo perfectamente yo estoy pasando por lo mismo, dicen que el tiempo todo lo cura, espero que sea posible porque aun no logro o no quiero olvidar.

    Besitos!

    precioso blog y te sigo!

    ResponderEliminar
  4. Marina cielo. Me identifico tanto contigo. A pesar de todo, nos parecemos mucho. Sé que cuando amamos, somos capaces de darlo todo por esa persona... pero nos hacen hecho muchisimo daño. Sabes que? Me hicieron daño, me crée una armadura pero cuando él apareció dejé que poco a poco entrara en mi corazón. Y ahora, mírame, estoy que quiero adelante sin él y no sé como olvidarlo.

    Cuidate muchismo guapisima;) No podemos hablar mucho porque casi no coincidimos pero si me necesitas hazmelo saber.
    Un beso.

    ResponderEliminar