24 sept. 2009


Después de unos tres meses, lo volví a ver en la oscuridad de la noche.
Me observaba a espaldas, me ignoró, se olvido de mí.
Mientras los minutos iban pasando, recordé lo poco que hemos vivido.
Me engañó de la peor manera, me hizo creer que sus palabras serían verdaderas, cuándo no lo fueron, cayó tan bajo, que sus palabras no tenían conexión.
Y el tiempo lo dejó olvidado, el tiempo borró las heridas. Y no recuerda lo que se ha vivido, sólo aquellas palabras que lastimaron su corazón...
Pronunció sus últimas palabras, pronuncié mis últimas palabras, y sólo quedó el recuerdo del ayer...
¿Cuántas veces me habrás preguntado si te quería?
¿Cuántas veces me jurastes que todo lo que vivimos era verdadero?
¿Cuántas veces me llamastes y escuche cada de una de tus plegarías?
¿Cuántas veces oí tus reclamos?
¿Cuántas veces intenté olvidarte?
Muchas...
Me había perdido por mucho tiempo, y aunque la eternidad no exista, mi amor murió...
Es lo único que quería...



3 comentarios:

  1. Pronuncio sus últimas palabras pero tú no
    Tú lo sigues buscando, reconstruyendo y destruyendo en tu mente
    Quizá con el tiempo el cambio,
    Quizá es ahora una figura de peso
    Un verdugo y a la vez tú salvación
    Como una marioneta articulada por su amo,
    El cual no es parte de la obra, lleva los brazos
    Los pies la mente y juega, juega consigo misma
    Moviendo y creando un escenario,
    No se puede estar solo cuando se concibe tan bien
    Un recuerdo…
    No se puede estar solo cuando dentro de uno viven 2

    ResponderEliminar
  2. Por desgracia suceden esas cosas, y el corazón no puede latir eternamente por una sola persona. Ánimos ;) Muás!

    ResponderEliminar
  3. Solo olvidate de esos momentos feos....es cuestion de seguir adelante....!

    bsos

    ResponderEliminar